Programa Vivir Rodando 95: Selfie Programa Vivir Rodando 94: John Keel / Mothman, la última profecía Programa Vivir Rodando 93: Sueños eléctricos. Cine y cultura rock « Las de salas de cine clásicas son un patrimonio que debería cuidarse» (Raúl Cornejo, Alicante Plaza) Programa Vivir Rodando 92: El cine Alcázar de Elche. Arquitectura y vida de las salas cinematográficas
  • INICIO
  • VIVIR RODANDO ES...
  • ► PODCAST VIVIR RODANDO (2008-2017)
  • LO MEJOR (2007-2016)
  • HISTÓRICO
      2016 

      Película 

      Carol / The Duke of Burgundy

      Interpretaciones

      Adam Driver (Paterson)
      Lorena Iglesias (Esa sensación)

      Encuesta anual

      Los odiosos ocho

      2015 

      Película 

      It Follows

      Interpretaciones

      Ramón Barea (Negociador)
      Essie Davis (Babadook)

      Encuesta anual

      Del revés (Inside Out)

      2014 

      Película 

      Sólo los amantes sobreviven

      Interpretaciones

      Leonardo DiCaprio (El lobo de Wall Street)
      Emmanuelle Seigner(La Venus de las pieles)

      Encuesta anual

      El gran hotel Budapest

      2013 

      Película 

      La cabaña en el bosque

      Interpretaciones

      Philip Seymour Hoffman (The Master)
      Adèle Exarchopoulos (La vida de Adèle)

      Encuesta anual

      Django desencadenado

      2012 

      Película 

      Moonrise Kingdom

      Interpretaciones

      George Clooney (Los descendientes)
      Rooney Mara (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres)

      Encuesta anual

      Moonrise Kingdom

      2011

      Película 

      Drive

      Interpretaciones

      Ryan Gosling (Drive)
      Natalie Portman (Cisne negro)

      Encuesta anual

      Midnight in Paris

      2010

      Película 

      La red social

      Interpretaciones

      Joaquin Phoenix (Two lovers)
      Emma Stone (Rumores y mentiras)

      Encuesta anual

      Origen

      2009

      Película 

      La clase

      Interpretaciones

      Frank Langella (El desafío. Frost contra Nixon)
      Charlotte Gainsbourg (Anticristo)

      Encuesta anual

      El curioso caso de Benjamin Button
      Déjame entrar
      Los mundos de Coraline
      El secreto de sus ojos

      2009

      Película 

      Tropic Thunder

      2008

      Película 

      Zodiac
  • TWITTER | FACEBOOK | RSS | ITUNES
  • CONTACTO
  • LISTAS
  • ► PROGRAMA VIVIR RODANDO 95: SELFIE
  • RESUMEN 2016
  • EVENTO: CICLO MARCO BELLOCCHIO (JUNIO-JULIO / FILMOTECA ESPAÑOLA)
0

23 fotogramas por segundo (Albert Monteys):
¡Para ti, que eres cinéfilo!


©Caramba
Aunque la carrera de Albert Monteys es larga me quiero centrar en la extraordinaria sección semanal ¡Para ti, que eres joven! realizada junto con Manel Fontdevila para la revista El jueves. Cada semana Monteys y Fontdevila se dedican a coger cualquier tema que se les pasa por la cabeza, analizarlo y desmontarlo a través de sus tópicos o exageraciones. Eso convierte a ¡Para ti, que eres joven! no sólo en las páginas más divertidas que uno puede leer sino una en la que cualquiera se puede reconocer. Cuando uno dice cualquier tema es...cualquier tema. ¡Para ti, que eres joven! ha tratado sobre ordenadores, parejas, restaurantes, horóscopos...cualquier cosa que a uno se le pase por la cabeza. Por supuesto el cine también ha pasado por las páginas de Monteys y Fontdevila. Todos recordamos cuando dedicaron esas dos ya clásicas páginas al cine independiente dejando perlas como su definición del cine de culto ese “que no ponen en el autocar Zaragoza-Madrid”.

©TheFunnyPages
Por todas estas razones fue una gran noticia la publicación de un cómic de Albert Monteys que trataría sólo sobre cine. 23 fotogramas por segundo es una recopilación de las páginas que Monteys dibujó para el diario del Festival de Gijón en 2012. editado por ¡Caramba! como si fuera un vistoso calendario horizontal que le da valor añadido al ya por si estupendo cómic. Quien conozca a Albert Monteys o ¡Para ti, que eres joven! se encontrará lo esperado (por fortuna). Los tópicos del mundo del cine exagerados, deformados y dados la vuelta bajo la divertidísima óptica del dibujante catalán. Y prácticamente todo lo relacionado con el mundo del cine aparece allí: desde el director ‘artista’ hasta el tuitero enfurecido. A uno le podría parecer que 23 fotogramas por segundo es un cómic corto. Es cierto que se lee en pocos minutos y que ‘sólo’ son veinticuatro páginas. Pero yo me apunto a la opinión sobre el cómic de Jordi Sánchez Navarro en su blog Los papeles del Club Zorglub. Aunque cada página doble es temática (una va sobre críticos, otra sobre trailers...) cada viñeta es un chiste independiente. Con lo cual le robo la cuenta que hizo Sánchez Navarro en su blog: 23 chistes por 11 once dobles páginas son 253 chistes. Una cantidad nada desdeñable. Eso sin hablar de la calidad de cada chiste. Al final la unión cine y Albert Monteys ha sido tan brillante como se esperaba. 23 fotogramas por segundo se puede comprar en la web de ¡Caramba! por 6 euros
0

Detrás de ti




 A 20 pasos de la fama
(20 feet from stardom)

Una película de Morgan Neville | Estados Unidos | 90 minutos

Intérpretes:  Darlene Love, Merry Clayton, Lisa Fischer, Judith Hill, Mabel John, Claudia Lennear, Táta Vega

Cines: (Madrid) Conde Duque Alberto Aguilera | Conde Duque Santa Engracia 3D | Renoir Plaza de España (V.O.S.) | Yelmo Cines Ideal 3D (V.O.S.) || (Barcelona) Balmes Multicines (V.O.S.) | Renoir Floridablanca (V.O.S.) | Verdi Park HD (V.O.S.) | Yelmo Cines Icaria 3D (V.O.S.)   

©AContracorriente
Cuando el dos de marzo de este año A 20 pasos de la fama cumplió los pronósticos y ganó el premio Oscar a mejor documental a todo el mundo le pareció una justa vencedora. También había una corriente que pensaba que el Hollywood no se había atrevido a premiar la durísima The act of killing optando por una opción más norteamericana y ‘suave’. Aunque hay algo de razón en eso uno no debería menospreciar el documental de Morgan Neville que siendo una película tan vitalista como una buena canción soul no quiere ocultar su regusto amargo. A 20 pasos de la fama narra la historia de coristas musicales (apenas aparecen cantantes masculinos) imprescindibles en  el éxito de muchas canciones pero ocultas y casi borradas en la historia de la música. El primer acierto de A 20 pasos de la fama es no centrarse sólo en las famosas coristas soul de los años sesenta sino en llevarlo hasta la actualidad. Esto sirve para que la película haga una interesante reflexión no sólo sobre el estado de la música actual sino casi de la industria cultural en general. ‘Ya nadie quiere pagar a las coristas porque no lo ve necesario’ dice una de ellas. ¿A qué nos suena esto? Pero aunque la amargura del fracaso, la indiferencia y el maltrato hacia estas cantantes flota en el ambiente Morgan Neville no ha optado por el camino de la derrota. A 20 pasos de la fama es un documental de un ritmo altísimo que busca convertirse principalmente en un homenaje. Y eso acaba siendo lo mejor y lo peor del documental. A 20 pasos de la fama convierte a Darlene Love o Merry Clayton en superestrellas de la música durante hora y media dándoles el reconocimiento negado. También es cierto que al intentar indagar respecto a las razones de este desprecio Neville se muestra algo más ambiguo. Quizá porque tampoco haya respuestas claras. A 20 pasos de la fama sólo muestra un villano con el rostro del mítico Phil Spector cuya figura seguramente sirva para aglutinar a todos esos productores (directivos) ciegos o simplemente sin escrúpulos. Pero Neville no quiere distraerse ya que su opción es que el publico vea a Darlene Love o Lisa Fischer lucirse cantando en un envoltorio luminoso. A 20 pasos de la fama es el show que nunca tuvieron estas coristas siempre tapadas por la estrella de turno. Un documental imprescindible para cualquier amante de la música

1

"La ficción hizo de mí lo que soy"
(Michi Huerta, autor de Libro de cine para regalar )


La educación que uno recibe cuando es sólo un niño es vital para lo que va a ser su vida futura. Y cuando uno habla de educación no se refiero sólo a la dada en la escuela o a la educación sentimental. Hay un tipo de aprendizaje que sólo nos dan los libros, cómics, discos o películas que consumimos. Michi Huerta (@Michihuerta), Profesor de Realización y estética del cine, Guion televisivo y Géneros audiovisuales de ficción en la Facultad de Comunicación de la Universidad Pontificia de Salamanca y Coordinador del Máster de Guion de Ficción para Cine y TV, ha abierto el baúl de su recuerdos para contarnos la importancia de su relación con el cine desde que era un niño hasta el día de hoy. Libro de cine para regalar es un ameno libro publicado en formato ebook sobre la huella imborrable que deja en uno las películas que uno ve. Con prólogo por el director Rodrigo Cortés y a la venta en Amazon (2,68 €), iTunes (2,99 €) y Google Play (2,99 €) es difícil no sentirse identificado con las vivencias que cuenta este apasionado del séptimo arte. El propio Michi Huerta cuenta en Vivir Rodando algunas de las claves de su Libro de cine para regalar.

• En este libro cuenta parte de su vida vinculada a su relación con el cine. ¿Cómo de importante ha sido el cine en su vida?

La verdad es que no soy capaz de separar la vida del cine, los hechos vividos y los vistos forman parte por igual de la experiencia, sobre todo cuando los contemplas en retrospectiva. La ficción hizo de mí lo que soy y ahora, además, me permite pagar la hipoteca haciendo algo que me avergüenza llamar "trabajo" por muchas horas que me lleven la docencia y la investigación. Digamos, por resumir, que mi vida hubiera sido menos vida sin El hombre que mató a Liberty Valance, por citar una.

• ¿Cómo de necesario es que un niño tenga pronto una educación cinéfila? ¿El amante del cine puede serlo empezando tarde?
 
Para mí es imprescindible una alfabetización audiovisual desde la enseñanza primaria. Existe un lenguaje con el que se construyen la mayor parte de los discursos que nos rodean y cuya materia prima son las imágenes. No introducir eso en la escuela es de una irresponsabilidad superlativa, pues nos convierte en peores ciudadanos. Y el cine es la casa madre del lenguaje audiovisual, además de un arte tan legítimo y elevado como los otros que sí tienen su espacio en el sistema educativo. Por otro lado, si para el amor no hay edades cualquiera puede convertirse en un gran amante del cine por mayor que sea.

Libro de cine para regalar también es casi un libro de historia sobre la evolución en la forma de consumir cine (salas grandes, multisalas, Internet...). Y en el libro se nota que usted evoluciona como espectador sin perder la nostalgia por los inicios. ¿El cinéfilo está obligado a seguir el signo de los tiempos sin anclarse en el pasado?
 
Me vuelve loco el enunciado que antecede a la pregunta. Son dos de las frases más halagadoras que he escuchado en mi vida, ya que el objetivo del libro consistía exactamente en intentar lo que comentas. Así que prefiero no emponzoñar la cuestión con mis torpes palabras: la respuesta es "sí".

El cine es la casa madre del lenguaje audiovisual, además de un arte tan legítimo y elevado como los otros que sí tienen su espacio en el sistema educativo

• En el libro hay referentes de todo tipo desde Bud Spencer hasta Errol Flynn pero hay uno que se repite constantemente: John Ford. ¿Es imprescindible ser fordiano para amar totalmente el cine?
 
Ford es sagrado. Hasta los sacrílegos como Tarantino lo saben, por eso afirma que odia sus western, porque sabe que el viejo del parche es la referencia. Digamos que para "amar totalmente el cine" hay que conocer a Ford. Luego se puede renegar, pues hay quien elige equivocarse, pasa en todos los órdenes de la vida. De lo contrario no existirían seguidores del Barça. O no habría gente vegetariana. Pero el jamón de pata negra hay que probarlo. Y Ford es pata negra. Lo siento por divagar.

• Su labor como profesor también es importante en Libro de cine para regalar. ¿Es muy difícil enseñar algo tan extenso y popular como el cine?
 
Me parece una de las actividades más fáciles que he hecho nunca. Quizás la parte más complicada es sintetizar cuando las materias no cunden tanto como el inmenso patrimonio fílmico al que tenemos acceso. Eso y arremeter contra la falsa creencia de que "sobre gustos no hay nada escrito". Como decía un viejo catedrático "hay mucho escrito... lo que pasa es que casi nadie lo ha leído". Por otra parte, cada vez tengo más claro que yo "no enseño cine", como mucho intento contagiar mi pasión por sentir y estudiar el cine. Si lo consigo o no deberían contestarlo mis sufridos alumnos.

Usted tiene contacto con nuevas generaciones de amantes del cine y en el libro le vemos siendo también un joven amante del cine. ¿Qué diferencias ve entre estas nuevas generaciones y la suya?
 
Que yo tuve que ver las películas que echaba Televisión Española sí o sí. Soy hijo audiovisual de un monopolio. Y entonces, cuando no había esa supuesta libertad para elegir entre Belén Esteban o los tronistas no te quedaba otra que ver ciclos de Hitchcock, películas de piratas o alguna comedia de Lubitsch. Aquel monopolio dejó una base cinéfila importante en toda una generación que ni siquiera sabía lo mucho que se estaba llevando consigo. Hoy, en el supuesto paraíso de la elección, abunda el ruido y nada parece realmente importante. Eso sí, también es verdad que ahora tocas dos teclas del ordenador y tienes lo que deseas al momento. Y eso también me parece un fenómeno fascinante y revolucionario.

Una lectura amena y divertida, un precio asequible... Además de por esas virtudes, ¿cómo recomendaría a la gente que comprara un libro tan personal?
 
Gracias por los piropos, no sé si merecidos. En cualquier caso, el prólogo de Rodrigo Cortés ya es suficiente por sí solo… como todo lo que él hace. Casi me dan ganas de decir que yo sumo cien páginas de epílogo a las dos de prólogo que perpetra magistralmente uno de los tipos más brillantes que he conocido jamás. 
0

Vagón a vagón




 Snowpiercer (Rompenieves)
(Snowpiercer)

Una película de Boon Joon-ho | Corea del Sur | 126 minutos

Intérpretes: Chris Evans, Song Kang-ho, Tilda Swinton, Jamie Bell, Octavia Spencer, Ewen Bremmer, Ah-sung Ko, John Hurt, Alison Pill, Luke Pasqualino, Adnan Haskovic, Steve Park 

Cines: (Madrid) Artistic Metropol | Princesa (V.O.S.) | | (Barcelona) Cinemes Girona | Renoir Floridablanca (V.O.S.)  

©GoodFilms
Snowpiercer (Rompenieves) es una superproducción curiosa. Es una película de gran tamaño presupuestario dirigida por uno de los grandes del cine surcoreano (Bong Joon-ho), basada en un popular cómic francés (Le Transperceneige)  y repleta de conocidos actores ingleses y norteamericanos (Chris Evans, Tilda Swinton, John Hurt...) . Un mejunje que en manos de ... se convierte en un productor tan apasionante como debería ser como cualquier buen blockbuster pero sin cortarse en otros asuntos donde esa clase de películas si lo hacen. Snowpiercer (Rompenieves) no se corta en un feísmo bien entendido, su crueldad sin miramientos y un discurso sobre la revolución del pueblo más pesimista que otra cosa. Una película que jamás pierde su tono épico pero que no por ello deja de ser una película adulta. La película de Bong Joon-ho narra la distópica historia de un tren donde conviven los supervivientes a la glaciación de la tierra. El tren es una muestra de la sociedad actual donde las clases más miserables sobreviven como pueden en el vagón de cola mientras que las más pudientes viven como dioses en los vagones delanteros. La rebelión del vagón de cola intentando ‘ascender’ hacia los principales vagones se convierte en una sencilla pero efectiva metáfora más que sobre esa sociedad distopica sobre la nuestra actual. Pero lo que le permite este formato a Bong Joon-ho es poder construir un armazón de hierro para Snowpiercer (Rompenieves). Cada vagón se corresponde con una set piece que el director coregrafia de forma meticulosa haciendo que cada uno sea diferente al resto. Y a pesar de ser diferente la película jamás pierde su sentido de la unidad y la coherencia interna. Coon eso logra que el espectador jamás caiga en la rutina o el sopor a pesar de que el eesquemaa es el mismo: los mismos personajes avanzando por el mismo lugar (tren). Pero Snowpiercer (Rompenieves) sólo ofrece hallazgos: el vagón de la lucha (la alucinante pelea a hachazos), el vagón de la belleza (el acuario), el vagón final filosófico-distópico... Y cada uno aporta una cosa distinta sin perder el estilo visual de Bong Joon-ho  Y sabiendo utilizar y mover la cámara por el poco espacio que le permite el tren. Por poner un pero (que es casi involuntario) es que uno llega tan agotado al final que quizá hubiera agradecido que toda ese colofón (que es extraordinario) no se hubiera dilatado tanto. Da la impresión que la aparición final de un gran actor había que amortizarla. De todas maneras es complicado ponerle un pero a Snowpiercer (Rompenieves) a un gran espectáculo cinematográfico: tan épico en sus imágenes como duro en su mensaje.  Curiosamente el único mensaje de una esperanza futura se mira en el exterior (del tren) justamente en ese mundo del que tanto aborrecemos últimamente.