A la venta 'Un mundo aparte. 50 visiones cinematográficas sobre la creación literaria' Lo mejor de 2018 (I): Momentos Programa Vivir Rodando 104: José Luis Garci Programa Vivir Rodando 103: Sitges 2018 Programa Vivir Rodando 102: Cómo acabar con la contracultura
0

Sesiones nocturnas






Sinister
(Scott Derrickson 2012)

Tras El exorcismo de Emily Rose y Ultimátum a la tierra la llegada de la próxima película de Scott Derrickson no es que hubiera creado una grandísima expectación. Con una estrella en el reparto como Ethan Hawke y un argumento que parecía llevarnos a una “casa encantada” uno podía esperarse otro producto manufacturado al estilo hollywoodiense con grandes posibilidades de llegar al olvido enseguida. Pero el film de Derrickson juega fuerte desde su primer segundo sabiendo que debe superar ese esceptismo. Vemos en una cinta de Super 8 como una familia muere ahorcada de forma seca e impactante y después de ese momento en la pantalla se posa el título del film, Sinister. Venga lo que venga después uno ya sabe que esa película merece que uno le ponga toda la atención disponible. Sinister juega con ese subgénero tan agradecido del escritor de bestsellers de terror (Ethan Hawke) que en esta ocasión se traslada con su mujer e hijos a una  casa donde hace unos años se produjo el asesinato de una familia. Sinister tiene el aderezo esperado del conflicto del escritor por lograr “su gran novela” (con referencia al A sangre fría de Capote incluida) y los conflictos familiares esperados. Estos argumentos previsibles y comprensibles no alejan la sensación malsana que desprende Sinister en casi todo su metraje. Ese malestar se produce gracias al gran trabajo de Derrickson en los momentos álgidos de la película que es cuando el personaje de Hawke se encuentra con sus demonios en formas de cinta Super 8.


Sinister alcanza sus cotas más altas de terror curiosamente cuando hay una economía de elementos en la película. Ellison Oswalt / Ethan Hawke encuentra en su nueva casa unas cintas de Super 8 que contienen una serie de macabros asesinatos. A partir de ese momento acompañermos a Hawke en las visiones nocturnas de esas películas y en el horror y fascinación que siente por ellas. Ahí es donde Sinister se torna una película especial y por encima de la media. El traqueteo del proyector, el empleo de la música (atención al empleo del sonido de Boards of Canada), las sugerentes y aterradoras imágenes de las películas y el rostro de Hawke crean en el espectador una sensación profunda de malestar y malrrollismo que impide que uno aparte la mirada de la pantalla. Sinister logra una sensación perturbadora de violencia insoportable a pesar de que en las famosas cintas que ve Hawke no son explicitas sino sugerentes y generalmente la violencia queda en off. Simplimente por eso Sinister cumple con creces. ¿El resto de la película? Bien, gracias. Una poderosa figura asustante (Boogey Man), una investigación poco interesante, un personaje semigracioso (el sheriff que interpreta James Ramsone), niños que ven a otros niños muertos y un final correcto pero no a la aultura del resto del film. Sinister cumple sobradamente con el genero y nos deja para nuestras pesadillas la visión enfermiza de las películas “familiares” de Super 8.

Lo mejor: su inicio y Ethan Hawke ante el proyector

Lo peor: demasiado niño al final de la película

OPINIONES

> Metraje encontrado (Jordi Costa, El País)

 El hallazgo en el desván de unas filmaciones en súper 8 que registran ese asesinato colectivo, junto a otras sofisticadas ejecuciones de familias (casi) enteras, abre la puerta a una reelaboración para multisalas de la tradición de Blow up (1966), que recorre, amplía y aísla un eficaz repertorio de imágenes perturbadoras


 > Duplicidad (Marina Yuszczuk, Otros Cines)

Sinister es una película tremendamente oscura que sabe generar tensión a partir de ese enceguecimiento del espectador, al punto de que algunas secuencias parecen desprenderse del relato para constituirse en un experimento sobre lo visible (y también por supuesto, sobre el cine), sobre ese parpadeo intolerable que genera el deseo de ver y el de hundirse en la oscuridad más completa, con tal de salvarse los ojos

> La escena del crimen (José Arce, La Butaca)

El descenso a los infiernos del protagonista se acopla perfectamente a la fisionomía y las ligeras tendencias a la exageración del tantas veces atormentado Ethan Hawke, que aporta esa sensación, necesaria en este caso, de que las cosas no van a terminar bien en absoluto ─luego puede ser así, o no; pero el desasosiego que aporta le viene muy bien a la trama─






 -------------------
Sinister
2012 Estados Unidos 110 min.
Director : Scott Derrickson
Guión: Scott Derrickson y C. Robert Cargill
Interprétes: Ethan Hawke, Vincent D'Onofrio, James Ransone, Fred Dalton Thompson, Clare Foley, Victoria Leigh
Música: Christopher Young
Cines: (Alicante) Yelmo Cines 3D Puerta de Alicante, Cinebox Plaza mar 2, Aana San Juan, Ábaco San Vicente

0 comentarios: