Programa Vivir Rodando 93: Sueños eléctricos. Cine y cultura rock « Las de salas de cine clásicas son un patrimonio que debería cuidarse» (Raúl Cornejo, Alicante Plaza) Programa Vivir Rodando 92: El cine Alcázar de Elche. Arquitectura y vida de las salas cinematográficas Programa Vivir Rodando 91: Oscars 2017 (II) Programa Vivir Rodando 90: Oscars 2017 (I)
  • INICIO
  • VIVIR RODANDO ES...
  • ► PODCAST VIVIR RODANDO (2008-2017)
  • LO MEJOR (2007-2016)
  • HISTÓRICO
      2016 

      Película 

      Carol / The Duke of Burgundy

      Interpretaciones

      Adam Driver (Paterson)
      Lorena Iglesias (Esa sensación)

      Encuesta anual

      Los odiosos ocho

      2015 

      Película 

      It Follows

      Interpretaciones

      Ramón Barea (Negociador)
      Essie Davis (Babadook)

      Encuesta anual

      Del revés (Inside Out)

      2014 

      Película 

      Sólo los amantes sobreviven

      Interpretaciones

      Leonardo DiCaprio (El lobo de Wall Street)
      Emmanuelle Seigner(La Venus de las pieles)

      Encuesta anual

      El gran hotel Budapest

      2013 

      Película 

      La cabaña en el bosque

      Interpretaciones

      Philip Seymour Hoffman (The Master)
      Adèle Exarchopoulos (La vida de Adèle)

      Encuesta anual

      Django desencadenado

      2012 

      Película 

      Moonrise Kingdom

      Interpretaciones

      George Clooney (Los descendientes)
      Rooney Mara (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres)

      Encuesta anual

      Moonrise Kingdom

      2011

      Película 

      Drive

      Interpretaciones

      Ryan Gosling (Drive)
      Natalie Portman (Cisne negro)

      Encuesta anual

      Midnight in Paris

      2010

      Película 

      La red social

      Interpretaciones

      Joaquin Phoenix (Two lovers)
      Emma Stone (Rumores y mentiras)

      Encuesta anual

      Origen

      2009

      Película 

      La clase

      Interpretaciones

      Frank Langella (El desafío. Frost contra Nixon)
      Charlotte Gainsbourg (Anticristo)

      Encuesta anual

      El curioso caso de Benjamin Button
      Déjame entrar
      Los mundos de Coraline
      El secreto de sus ojos

      2009

      Película 

      Tropic Thunder

      2008

      Película 

      Zodiac
  • TWITTER | FACEBOOK | RSS | ITUNES
  • CONTACTO
  • LISTAS
  • ► PROGRAMA VIVIR RODANDO 93: SUEÑOS ELÉCTRICOS. CINE Y CULTURA ROCK
  • RESUMEN 2016
  • EVENTO: CICLO JEAN SEBERG (9-19 MAYO / FILMOTECA DE CATALUNYA)
0

Cuestión de clase(s)



El hombre de al lado 
(Mariano Cohn, Gastón Duprant 2009)

El verano siempre ha tenido la (mala) fama de estar lleno de blockbusters que muchas veces son de calidad dudosa. En cambio se habla poco de que el verano es una época donde se estrenan algunas joyas que por su contenido difícil no encuentran acomodo en otros meses del año. Una de estos diamantes en bruto es la argentina El hombre de al lado. Con un estilo frío deudor de un Haneke o unos Dardenne la película le suma un peculiar sentido del humor negro para construir una demoledor retrato sobre la realidad la clase alta burguesa.

La película narra como un triunfador arquitecto ve como su intimidad es invadida cuando su desagradable vecino construye una ventana enfrente de su casa. Como espectador ponemos el chip en clave  trhiller estilo De repente, un extraño para ponernos al lado del supuesto bueno de la película. Pero El hombre de al lado no es un trhiller. En realidad tampoco es una comedia y un drama ya que su inteligencia trasciende a cualquier clasificación. Mariano Cohn y Gastón Duprat retratan con un ojo clínico la hipocresía, mediocridad y (en parte) violencia de una personaje (y una clase) cuya desconfianza y desprecio por los demás ayudan a crear un mundo peligroso para la humanidad. Rafael Spregelburd interpreta magistralmente a un cobarde que utiliza la mentira para sobrevivir y lograr que su mundo artificial siga existiendo sin ninguna invasión del exterior. El retrato se completa con el otro lado del espejo donde un descomunal Daniel Aráoz se come la pantalla con un personaje fascinante que durante toda la cinta no deja de ser amenazador pero cuya honradez y sinceridad acaba triunfando frente a esa clase tan pacifica (¿?) como amenazante que ejemplifica Spregelburd.

Además de un ataque lúcido e inteligente a una clase burguesa, acomodada e inhumana El hombre de al lado nos ofrece uno de los duelos actorales más apasionantes de los últimos años

Aunque a Cohn y Dupraz se les puede acusar de utilizar algún subrayado de más para reflejar la podredumbre del personaje de Rafael Spregelburd generalmente siempre acierta. Además El hombre de al lado nos deja algunos de los mejores duelos actorales vistos en años como son los que nos brindan Spregelburd y Aráoz a través de esas ventanas que reflejan dos mundos distintos. Mundos que nunca se tocan si algunos privilegiados pueden impedirlo haciendo lo que sea necesario.

Lo mejor: cualquiera de los careos entre Rafael Spregelburd y Daniel Aráoz

Lo peor: un par de subrayados prescindibles en el personaje de Spregelburd

. El agujero en la pared y un desencuentro inevitable (Fernando López, La Nación)

El film no ahorra mordacidad (en el fondo, lo más grave es que los dos tienen algo de razón) y es algo ambiguo respecto de sus simpatías, pero deja que los hechos que el guión imaginó, y que hacen progresar la acción más allá de algún titubeo ocasional, intensifiquen la sorda violencia hasta que en el patético giro final cada uno revele su verdadera cara

. Miradas a una intimidad mezquina (Julio R. Chico, La mirada de Ulises)

El guión es preciso en su construcción, con abundantes situaciones cómicas y todo un repertorio de gags que se suceden en el tiempo sin dar la sensación de acumulación ni de artificio -salvo el desenlace, algo forzado en busca de la puntilla crítico-moral–

. La verdad a la vista (José Arce, La Butaca)

La batalla anímica que se desarrolla en torno a la casa se despliega a lo largo de un metraje que aúna de modo peculiar tragedia, comedia y sátira global, un tortazo sarcástico cuyo cierre, a pesar de presentarse de modo un tanto forzado, funciona perfectamente con el resto del conjunto. Qué perra es la vida en ocasiones. Para todos
0

Autopista hacia lo freak



Paul 
(Greg Mottola 2011)

Es complicado no tenerle simpatía a Paul. Ya desde el principio se nota que es una película escrita desde el cariño por parte de sus dos protagonistas , Simon Pegg y Nick Frost. En Paul se nota que hay un guión escrito por un par de colegas que ha llevado algunas tardes (y noches) de recuerdos, cultura popular y risas. Por eso no es difícil ponerte del lado de Paul, especialmente de su historia. Pero luego está la película.

Aunque Paul tiene muchos elementos positivos tiene que lidiar con el hecho de que una estupenda broma cómplice entre dos amigos debe convertirse en una película. Y es más en una película de Hollywood. Por eso se echa en falta que Paul consiga con el espectador una complicidad que nos transforme en un miembro de ese dueto que forman Pegg y Frost. Al final Paul queda como una especie de hermano menor de Zombies Party y se nota que en el espectáculo falta un perfecto maestro de ceremonias como hubiera sido Edgar Wright (aunque Greg Mottola hace un buen trabajo). Los guiños a Spielberg y la ciencia ficción (la aparición de Sigourney Weaver no es casual) están bien dosificados asi como el ritmo de una película que siempre tiene nuestra atención aunque no nuestra pasión incondicional. La razón principal es que Paul a veces cae en el recurso de convertirse en una típica road movie cómica de persecuciones que en una película sólida. Curiosamente la estrella de la película (Paul) acaba palidiciendo ante un estupendo reparto humano destacando una emocionante Blythe Danner en un personaje en el que Pegg, Frost y Mottola han sabido capturar la esencia del creyente. We want to believe. Y aunque a Paul se le eche en falta algo más de morro hay motivos para creer en él. 

Lo mejor: es imposible no tenerle simpatía

Lo peor: en momentos se vuelve rutinaria

. El viaje a EE.UU no sienta bien a Pegg y Frost (Beatriz Maldivia, Blog de cine)

Arranca con brío y se va deshinchado según progresa, en su estructura ya consabida y explotada de road-movie, hacia un final bastante convencional

. Un extraterrestre en el que quiero creer (Luis M. Álvarez, Extracine)

Conocedor de que tiene en sus manos un guión excepcional, Greg Mottola no sólo se limita a buscar el encuadre adecuado para cada uno de los impagables momentos a los que se enfrenta un grupo de terrícolas que protegen a un extraterrestre que, más que perdido, ha estado prisionero en la Tierra, sino que sabe enfatizar con sutileza y acierto todas y cada una de las situaciones en las que se ven envueltos, valiéndose de imágenes contundentes, cuando no dispone de diálogos

. Un alien sin censura (Adrián Pino, Llums de la ciutat)

La historia ha sido construida como una alocada comedia de aventuras que nos engancha de principio a fin. Greg Mottola, el director, se muestra hábil presentando a sus personajes y la misión que les ocupa, de modo que uno entra en la película rápidamente y espera con ganas la llegada del alien. Luego todo es un no parar de huidas, encuentros inesperados, peleas y nuevas huidas; en ningún momento se pierde el ritmo y la película se digiere con facilidad
0

Feedback adelanta Sitges 2011. Entrevista a Mike Hostench subdirector del Festival Internacional de Cinema de Catalunya


La próxima edición del Festival de Sitges promete. Con motivo del décimo aniversario del estreno de la soberbia A.I. Inteligencia Artificial el festival dedicará su 44 edición a la inteligencia artificial. Como muestra tenemos los asombrosos posters creados por la compañía de publicidad China con dos geminoides creados por el Hiroshi Ishiguro en Japón.

Dado que este Sitges tendrá un leitmotiv tan científico, el espacio de ciencia Feedback (creado por Ángeles Gómez) ha hablado con el subdirector del festival Mike Hostench para que nos anticipe cuáles son las novedades de una edición que más nunca mirará al futuro.

0

Caballero sin espada



Convención en Cedar Rapids  
(Miguel Arteta 2011)

Que Convención en Cedar Rapids esté producida por Alexander Payne y Jim Taylor es un detalle que no se debe pasar por alto. Al igual que sus películas esta historia tiene un importante poder humanista donde nos disponemos a conocer las virtudes y miserias de la gente más sencilla posible. Siguiendo a un personaje cercano al de una película de Capra, Convención en Cedar Rapids nos muestra como un honrado agente de seguros (¿?) pueblerino descubre las trampas y mentiras del mundo real en una convención. En vez abordarlo por el lado oscuro Miguel Arteta opta por hacer una comedia sencilla y ligera sin regodearse en la crueldad de ese descenso a los infiernos.

Al final Convención en Cedar Rapids es tan ingenua como el personaje que interpreta Ed Helms. Arteta no aspira a conocer a sus personajes más allá de sus estereotipos y no ahondar en una realidad mucho más cruda quizá porque su objetivo es no perder ese tono de sencillez que tiene la historia. Al final Convención en Cedar Rapids nos deja a un estupendo trio protagonista con Ed Helms realizando su prototipico papel, John C. Reilly sabiendo aportar locura y carisma en una película necesitada de algo de vida y una madura y serena Anne Heche cada vez mejor actriz. Si a todo eso se le suma la elegancia con que está rodada y fotografiada (la escena de la piscina Convencion en Cedar Rapids se convierte en un agradable paseo por una América nada glamourosa ni original pero cercana.

Lo mejor: John C. Reilly

Lo peor: a veces peca de ser demasiado ingenua

. Modo seguro (José Arce, La Butaca)

Su tendencia a la amabilidad melosa no convierte “Convención en Cedar Rapids” en una comedia menos divertida, con un reparto liderado por un estupendo Ed Helms que encuentra el apoyo necesario en imprescindibles como John C. Reilly, Stephen Root, Anne Heche, los icónicos Kurtwood Smith y Sigourney Weaver o el omnipresente Thomas Lennon

. Inocencia burlada (Jordi Costa, El País)

Es importante dejarlo claro: en esta pequeña película hay una gran película; la piel de comedia de la crueldad de última generación protege un poderoso relato sobre la pérdida de la inocencia en un universo donde los valores ideológicos (religiosos, empresariales) no son más que la cortina de humo de una mediocridad corrupta

. Convención en Las Vegas (Ana Sánchez de la Nieta, Fila Siete)

A Arteta además se le notan las ganas de imitar a Capra y hacer un poco de crítica social, pero ésta es tan leve, tan maquillada, que se diluye antes de que lleguen los títulos de crédito
0

Las películas son los nuevos libros



Bad Teacher  
(Jake Kasdan 2011)

Como todo el mundo sabe cuando un profesor pone una película en clase (generalmente) su objetivo es ganar ese tiempo sin ejercer la docencia. Pues Bad Teacher en un gran acierto muestra que esta práctica es la utilizada por el personaje de Cameron Diaz para dar clase. Poner películas a los alumnos para poder dormir o emborracharse en su horario laborar. Su excusa es que "las películas son los nuevos libros". Quizá el primer objetivo de Bad Teacher no es ser una película crítica con el sistema educacional pero bajo su apariencia de comedia de humor grueso acierta con el verdadero estado de la educación de niños / adolescentes en el mundo. En punto muerto. En un acertado diálogo Diaz confiesa a un alumno que el colegio no deja de ser un escalon olvidable hasta llegar al único sitio donde uno puede ser libre en su juventud, la universidad (algo cuestionable)

Como grandísima cómica que es, Cameron Diaz borda un personaje inhumano, insoportable y con un desprecio total por el resto de seres humanos (especialmente sus alumnos). Pero el gran acierto de Jake Kasdan es que el otro extremo, los que podríamos denominar buenos, son retratados como personajes peores que la Elizabeth Hasley de Diaz. La hipocresía y estupidez del personaje de Justin Timberlake o la psicopatía del de Lucy Punch (los dos geniales) enmarcan Bad teacher en un entorno pesimista donde el alumno no deja de ser un ave de paso que espera no salir del todo herido. Kasdan acierta en no bajar el tono de Bad Teacher e intentar salvar al personaje de Díaz que no en ningún momento deja de su bajada a lo más abyecto (y divertido) del ser humano. Sólo es prescindible esa escena final con el decepcionante personaje de Jason Segel donde Kasdan parece bajarse los pantalones. No es una película neorrealista sobre la educación (ni lo pretende) pero bajo sus grandes dosis mala leche quizá encontremos un espejo sobre lo mal que lo estamos haciendo para educar a los futuros dueños del mundo. Hay mucha risa en Bad Teacher pero también bastante miedo.

Lo mejor: Cameron Diaz vs. Lucy Punch

Lo peor: la escena final entre Jason Segel y Cameron Diaz

. Una comedia muy gamberra (José A. Murillo, No es cine todo lo que reluce)

Bad Teacher es una comedia muy divertida, muy gamberra y entretenida, totalmente recomendable, espero que os lo paséis tan bien como lo he hecho yo


La cinta es un no parar de gags en los que la combinación de las palabras soeces de Díaz con el tocapelotismo de la divertida secundaria Lucy Punch, harán las delicias de los amantes de este tipo de comedias. Quédense con su cara. Punch dará que hablar en un futuro

. Profesora huevona busca película vaga (Javier Ruiz de Arcaute, Las horas perdidas)

Una peli de sota, caballo y rey para sobremesa de fin de semana. No da para más
0

Cachondeo referencial



Caballeros, princesas y otras bestias  
(David Gordon Green 2011)

Está claro que David Gordon Green tiene mala suerte en España. Después de que una obra que recibió tan buena criticas como Superfumados pasará sin pena ni gloria le ha tocado otro tanto a Caballeros, princesas y otras bestias. A pesar de ser un proyecto más ambicioso y de contar con Natalie Portman o James Franco en el reparto la película ha sido marginada de forma bastante increíble. Y aunque la serie escrita por Danny McBride y Ben Best, De culo y cuesta abajo (guionistas de Caballeros, princesas y otras bestias) va poco a poco siendo más apreciada sigue viviendo en cierta marginalidad. Y es una pena porque Gordon Green o McBride tienen mucho talento para esta nueva comedia norteamericana que saben utilizar un estilo directo e incluso soez con mucha inteligencia.

Especie de divertimento sobre cuentos medievales Caballeros, princesas y otras bestias acierta en su tono gracias a que sus referentes están realmente bien buscados. No es una película hecha por el gracioso de turno sino que uno puede encontrar ecos de Los caballeros de la mesas cuadrada y sus locos seguidores donde cada broma estaba perfectamente argumentada en su entorno. Minotauros, brujas, amuletos...son utilizadas con gracia y sentido al servicio de una historia que como buena historia medieval cumple con todas sus etapas: viaje por grandes laderas, batallas con monstruo, encuentro con una pieza preciada (la espada), lucha final con mago malvado.... Aunque el rey de la función acaba siendo un estupendo Danny McBride que logra levantar los momentos de bajón del film cuando Caballeros, princesas y otras bestias se vuelve más rutinaria. Aparte de estar bien acompañado por gente como Portman, Franco, Justin Theroux o Toby Jones sabedores de la juerga a la que han sido invitados. Una pena que al final la película se quiera tomar demasiado en serio a si misma y se olvide del sano cachondeo que debería presidir de principio a fin la película. Quizá el mal recibimiento que ha tenido Caballeros, princesas y otras bestias en todo el mundo se dbe que David Gordon Green se queda a medias y no sabe rematar cuando la película pide a gritos más locura, juerga, sexo y sangre. Al final Caballeros, princesas y otras bestias es una comedia entretenida pero demasiado simple.

Lo mejor: Danny McBride

Lo peor: le falta locura

. ¡Por la gesta! (José Arce, La Butaca)

Lo que propone David Gordon Green a partir de un libreto totalmente descerebrado, lisérgico y desmitificador no es sino un encadenamiento de gags chocarreros y picajosos cuyo humor nace de la descontextualización de su cuadrilla central

. El candado de la princesa (Javier Ocaña, El País)

Como si los chicos de Porky's, Desmadre a la americana o American pie se hubiesen perdido en un cuento infantil, pero con infinita menos gracia

. ¿Dónde te has metido, Portman? (Sergi Sánchez, La Razón)

Danny McBride carece por completo de chispa, la aparición de Natalie Portman como amazona vengadora está fuera de lugar y todos los chistes con penes, gays y etcétera parecen salir de un fumadero de mal opio
0

África bajo la piel

- Una mujer en África - (Claire Denis, 2009)


Si el mundo ha humillado desde siempre al continente africano el cine no iba ser distinto describiendo algunas veces África como una vergonzante postal. Por suerte luego hay películas como Una mujer en África que hablan del continente desde dentro, desde la piel de los protagonistas. Teniendo la película de Claire Denis un argumento muy sencillo que se podría contar en un par de líneas, la obra dice muchas cosas a través de las poderosas imágenes que crea la directora magistralmente acompañadas por la música de Tindersticks.

Aunque está envuelta en el contexto de una revuelta en África, la película habla sobre la pertenencia a un lugar. Como Isabelle Huppert cree que su único lugar en el mundo es su plantación pero en cambio África no acepta a ese white material por mucho empeño que ponga ella. Todo bajo un clima de violencia y tensión que Denis firma sin ningún tipo de escabrosidad ayudada por esa serenidad que aporta el personaje de Huppert. Sin diálogos ni explicaciones excesivas Una mujer en África habla sobre el colonialismo y la violencia en el continente simplemente mostrando unos trazos sin apenas subrayados (una mirada, un plano a un arma...) Simplemente mostrándonos y metiendonos en las pieles blancas y negras de los personajes. Por eso sorprende y avergüenza que alguien que rueda de forma tan poderosa haya estrenado por primera vez en España veintiún años después de su opera primera.

Lo mejor: las poderosas imagenes de Denis sumadas a la música de Tindersticks

Lo peor: que sea la primera película de Denis estrenada en España

. Cuando lo blanco no se vuelve negro (Luis M. Álvarez, Extracine)

Isabelle Huppert vuelve a demostrar el motivo por el que es considerada una de las mejores actrices, ya no francesas, sino del mundo mundial. Ella sola, y casi sin diálogos, es capaz de soportar sobre sus hombros toda la película


Melodrama político muy físico y a la vez completamente abstracto, es una historia íntima y pesadillesca acerca de hombres blancos enfrentados al final de su poder económico poscolonial en algún país africano dividido entre un gobierno corrupto y un anárquico movimiento rebelde

. Tenía una granja... (Begoña del Teso, Diario Vasco)

´Una mujer en África' fluye ante nuestros ojos con pasmosa elegancia casi monacal, nos hunde en la butaca con algunos planos que zarandean el alma y su raíz se enreda, salvaje, en nuestro ánimo
0

Tan confortable como el propio hogar

- Win Win (Ganamos todos) - (Thomas McCarthy, 2011)


Tras el cierto eco mediático que tuvo The Visitor uno podia sospechar que Thomas McCarthy querría hacer algo más ambicioso en su próxima película para llamar la atención definitivamente. Pues todo lo contrario. Si una cosa destaca de Win Win (Ganamos todos) es su extraordinaria e insobornable sencillez. McCarthy vuelve a retratar a hombres comunes y buenos alejados de cualquier foco de glamour en donde la sencillez es su principal baza en la dirección.

Win Win (Ganamos todos)
tiene un gran virtud que sólo poseen cierto tipo de películas. Es una película previsible donde sabes los pasos que va a dar cada personaje. Historia de adolescentes perdidos, padres de familia con dudas y con un microcosmos humilde y seguro Win Win (Ganamos todos) tiene su mejor baza en la comodidad con que uno se encuentra dentro de ella. Sabedor que es una historia sencilla y sin sorpresas McCarthy se centra en un reparto magnifico (donde sorprende Alex Shaffer) que sin estridencias te acaba conquistando y que estés atento a la pantalla aunque, paradójicamente, sepas lo que va a ocurrir. Parte de su triunfo es que McCarthy rueda sin ningún tipo de excesos, ni cae en la lagrima fácil con escenas dramáticas muy contenidas (también mérito de los actores) ni en un pastiche de comedia dramática deportiva ya que el deporte de la lucha está perfectamente insertado en la película. No pretende forzarnos a llorar ni reir dejando la historia hable por si misma. Y a pesar de sabertela uno se da cuenta que ha visto Win Win (Ganamos todos) prácticamente sin pestañear. Thomas McCarthy vuelve a estrenar de puntillas otra película pero poco a poco su nombre cada vez es más conocido para mucha gente. Simplemente con el peligroso arma de la sencillez.

Lo mejor: su excepcional reparto

Lo peor: la historia te la sabes

. Escritor de personajes (Javier Ocaña, El País)

Enormes personajes, existencialistas de bolsillo, sabios de la condición humana desde estudios basados casi en la vagancia, como aquel escribiente Bartleby que siempre prefería no hacerlo

. La victoria del plano medio (Sergi Sánchez, La Razón)

El resultado es tan previsible como la vida en esos suburbios americanos que son tan idénticos a sí mismos

. Clichés hiperrealistas (Mª Dolores Clemente Fernández, Cine Maverick)

Impecablemente escrita y trufada de detalles cómicos y de momentos rebosantes de autenticidad, Win Win, ganamos todos da toda una lección de humanidad y de empatía con el prójimo sin caer en la sensiblería barata