Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase Lo mejor de 2017 (IV): Películas Lo mejor de 2017 (III): Interpretaciones Lo mejor de 2017 (II): Encuesta anual Vivir Rodando
0

Sin identidad



La cosa (The thing) 
(Matthijs van Heijningen Jr. 2011)

Cuando acaba La cosa (The thing) uno puede optar por dos caminos. a) Pensar que lo que ha visto no le va a cambiar la vida y no era necesaria su realización o b) admitir que tras su inutilidad a uno no le deja una sensación de enfado por sus méritos (que los tiene). En mi caso la segunda opción fue la correcta. En esta precuela (que en realidad es un remake) Matthijs van Heijningen Jr.se admite incapaz de llegar a toda la profundidad (magnifico estudio sobre el ser humano) que tenía la obra maestra de John  Carpenter y decide crear una película espectacular pero sin salirse de la raya. The Thing no deja de ser una película sobre y con un sano espíritu de serie b que suele ser la condición más honrada que puede haber para una película de estas características.

La cosa (The thing) gana en sus excelentes y bien utilizados efectos especiales y de maquillaje que resultan tan apabullantes que uno se olvida que todo esto ya lo habíamos visto y mejor contado hace unos años. Aun así Van Heijningen Jr. tiene el mérito de lograr una película que nunca pierde su interés y no se da a absurdas excentricidades (chistes fáciles, ritmo exagerado...) propias de es tipo de películas. Sus estallidos en las partes de acción están muy bien medidos quizá porque es la principal baza con la que juega la película para ganarse al espectador. La cosa (The thing) tiene más caricatura que estudio de personajes y carece de la claustrofobia que está pidiendo a gritos pero todo ello es compensado con una realización no original pero si directa y a veces incluso apabullante. Parece claro que Matthijs van Heijningen Jr. era un fan de la obra de Carpenter por el respeto que le impone a La cosa (The thing). Quizá demasiado.

* La cosa (The thing) se pudo ver en el 44 Festival Internacional de Cinema de Catalunya

Lo mejor: unos FX soberbios

Lo peor: la parte final en la nave es prescindible

. Crisis de la mediana edad (Bob Rock, Almas oscuras)

De hecho, es curioso analizar en que aspectos funciona la cinta de Heijningen Justamente en aquellos en que funcionaba la cinta de Carpenter: el horror de verse atrapado junto a compañeros que pudiesen ser monstruos (¡paranoia! ¡paranoia!), el diseño alienígena de las mutaciones y un pesimismo muy de los ochenta – reinado de la música punk y siniestra –

. El enigma de otra industria (José Arce, La Butaca)

Técnicamente la propuesta se sostiene de modo ajustado, filmada, fotografiada y editada sin ningún tipo de alarde, buscando que el respetable no trate de encontrar la lógica a algo que no lo tiene ─la forma de contagio carece totalmente de interés, así como la profundidad o la capacidad de los personajes para empatizar con el palco─, con un puñado de puntuales sustos a golpe de surround pensados para que las palomitas y las emociones de los chavales vuelen por los aires

. Una horrible película de horror (Fernando Gil-Delgado, Fila siete)

Sustos tópicos, escenas previsibles, copias serviles de tomas de Carpenter, a menudo peor rodadas, y también secuencias nuevas completamente absurdas. El nuevo equipo cree que por incorporar efectos digitales mejoran la producción, y es un burdo error

0 comentarios: