A la venta 'Un mundo aparte. 50 visiones cinematográficas sobre la creación literaria' Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase Lo mejor de 2017 (IV): Películas Lo mejor de 2017 (III): Interpretaciones
1

Giallo de la Mancha



La piel que habito 
(Pedro Almodóvar 2011)

La piel que habito llega en el mejor momento posible. Con sus sesenta y dos años Pedro Almodóvar vive el momento más creativo y fértil de su carrera. Sus últimas películas siguen siendo tan almodovarianas como siempre pero en ella su sentido del riesgo  está perfectamente acoplado con una buena narración de las historias. Por eso es bueno que esta película, en un principio, tan especial llegue cuando a mí parecer más fuerte se encuentra. La piel que habito no deja de ser una película de terror / horror europea de toda la vida con mad doctor incluido pasada por el tamiz melodramático de Almodóvar. En resumen un cóctel peligroso pero también atractivo.

Lo principal que hay que destacar en La piel que habito es que es una película especialmente bien contada. Esta historia imposible de venganzas y quirófanos está ejemplarmente desarrollada y narrada haciendo que realmente crea toda la locura que ve en la pantalla. Cosa realmente poco común en este tipo de historias. Y como autor que es Almodóvar no deja que su particular giallo se escape de sus manos cogiendo las riendas de la historia y sabiéndolo transforma cuando quiere en un melodrama colorista. Y eso es lo mejor de La piel que habito. Se sitúa siempre en el filo de lo ridículo y de lo absurdo pero nunca se cae en un metraje de dos horas. Es obvio que el director manchego se encuentra en un momento tan especial de se carrera que sabe como controlar cada detalle para hacer un conjunto más sólido de lo que uno se puede esperar.

La piel que habito se sitúa el en filo de lo ridículo o grotesco pero como un genial funambulista Almodóvar nunca llega a caerse  

Antonio Banderas está sorprendentemente convincente en su película más interesante en años. Su mad doctor es alguien contenido y hermético y por ello más ambiguo y peligroso. Del resto no hay dudas. El reparto sabe como no hacer excesos y creerse unos personajes al límite. Elena Anaya, Jan Cornet, Blanca Suárez, Marisa Paredes (otra hubiera hecho un destrozo con su personaje) reconocen que ya hay suficiente locura en la película y componen ejemplarmente desde la sobriedad. Y luego está Roberto Álamo, su tigre, su acento y su historia con Marisa Paredes. Es cierto que chirría pero también lo es que es perfectamente coherente con una película al filo. En otro momento Almodóvar hubiera alargado esa parte de la película y ahora la coloca al principio sin hacerla el leitmotiv del film. Quizá para recordarnos que su cine (y en especial esta película) es como una montaña rusa de subidas y bajadas. Pero una montaña rusa cada vez mejor montada y firme pero sin perder su capacidad de sorprender.

Lo mejor: su poder de fascinación nunca decae  

Lo peor: la poca entidad del personaje de Eduard Fernández  

. La piel que habito es la epidermis (Ana Sánchez de la Nieta, El cine que no cabía en Twitter)

Los sentimientos, las emociones que se supone que tendrían que provocarme el horror que estoy viendo brillaron por su ausencia. Se quedaron en la epidermis. No me creí nada, no conecté, no sufrí con los protagonistas

. Mudando la piel (N.F. Cores, Cine 365)

La proeza del manchego consiste también en rizar el rizo y convertir La piel que habito en un mix bien equilibrado de géneros que se pasea a sus anchas por el thriller psicológico, la ciencia ficción biológica, el melodrama, el gore refinado y el terror al estilo clásico

. El triunfo de las formas superficiales (Julio R. Chico, La Mirada de Ulises)

En su nueva propuesta, Almodóvar arriesga y continúa moviéndose entre las formas esteticistas de unos interiores de exquisita decoración y una temática en que la pasión sexual o la violencia sádica se hacen tan enfermizas como explícitas y excesivas

1 comentarios:

Christina Gainsbourg

Precisamente ayer la vi.

No soy muy seguidora de Almodóvar, de hecho, solamente he visto Todo Sobre Mi Madre, pero tengo que decir que esta película me ha fascinado. Obviamente mucho más la historia y cómo se cuenta, pero habría quitado las escenas grotescas, no sé, creo que sobraban.

Un saludo