Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase Lo mejor de 2017 (IV): Películas Lo mejor de 2017 (III): Interpretaciones Lo mejor de 2017 (II): Encuesta anual Vivir Rodando
0

Armas imaginativas y encalladas

- Micmacs - (Jean Pierre Jeunet, 2009)


Tras el fenómeno social Amélie y el intento de gran producción de Largo domingo de noviazgo hacia tiempo que no sabíamos nada de Jean Pierre Jeunet. Algo completamente normal ya que dos proyectos tan grandes y ambiciosos hicieron mella en una especie de sello Jeunet que pudieron rozar su agotamiento. Casi siete años después de Largo domingo de noviazgo (estrenada con dos años de retraso en España) llega un Jeunet con ganas de reencontrarse a si mismo y quizá bajando el listón. Con Micmacs nos encontramos con el genio gótico afrancesado de Jeunet regalándonos unas imágenes que en Europa (quizá) sólo el puede lograr. Hay tenemos los inventos del personaje de Michel Crémadés, esos tejados parisinos nocturnos o la casa reciclada de los protagonistas para comprobar que el Jeunet de Delicatessen todavía sigue vivo y merece la pena ver sus trabajos. El problema es que Micmacs coge algunos vicios del Jeunet más previsible.

Esta historia de tráfico de armas, minas antipersonas y venganzas es contada como una especie de cuento ameliniano donde el tono no es siempre acertado (las minas antipersona en el partido de fútbol). Al final la narración de la historia se vuelve atropellada y previsible impidiendo que ni empaticemos del todo con el chapliniano Danny Boon ni odiemos a unos maniqueos André Dussollier Nicolas Marié. Micmacs permite a Jeunet ejercitar su arte sin pensar mucho en lograr un conjunto que realmente encandile al espectador aunque uno pueda alucinar con gran parte de la inventiva del director francés. Por eso Micmacs da que pensar sobre el posible encallamiento de Jeunet. 

Lo mejor: el talento creativo de Jeunet

Lo peor: lo previsible que se convierte la historia en manos de Jeunet

. Otra delicatessen de Jean Pierre Jeunet (Beatriz Maldivia, Blog de cine)

Jeunet, como habitualmente, hace triunfar el encanto del diferente. Para ello, les otorga el protagonismo a los perdedores y va más allá, hasta permiterles ganar. Sabemos que no es más que ficción, pero nos estimula y libera

. El cortometrajista Jeunet (Javier Ocaña, El País)

Una obra en la que continúan esos socavones narrativos en los que suele caer su cine, y en la que el carácter inaudito ha perdido impacto. Quedan, eso sí, sus maravillosas píldoras, lo que hace que de nuevo nos preguntemos si Jeunet no es más que un maravilloso cortometrajista al que las distancias largas se le atragantan

. Una bala en la frente (Xavier Vidal, Cinoscar & Rarities)

Jeunet demuestra una vez más su condición de niño prodigio con una película que entra por la vista y en sus adentros es una crítica a todos los señores de la guerra que se enriquecen a costa de la muerte de inocentes

0 comentarios: