A la venta 'Un mundo aparte. 50 visiones cinematográficas sobre la creación literaria' Lo mejor de 2018 (I): Momentos Programa Vivir Rodando 104: José Luis Garci Programa Vivir Rodando 103: Sitges 2018 Programa Vivir Rodando 102: Cómo acabar con la contracultura
0

Los mayores no eran ellos

- RED - (Robert Schewentke, 2010)

Bruce Willis, Helen Mirren o Morgan Freeman comparten la característica que el paso del tiempo no ha hecho mella en su carrera. E incluso para algunos (Freeman) han sido los mejores años en la profesión. Por eso la premisa de RED es tan interesante. Que esos asesinos retirados de la circulación por su avanzada edad tengan los rostros de John Malkovich o  Helen Mirren hacia que miraras Red con esperanza de no ser más de lo mismo. Y al principio nos engaña bastante bien. Con un excelente inicio (a pesar de lo desganado que está Bruce Willis durante toda la cinta) lleno de ritmo te crees que RED va intentarte venderte lo de siempre (acción, humor, tramas absurdas...) con ciertas dosis de dignidad y originalidad. Y eso existe cuando aparece un magnifico chiflado como John Malkovich en escena o cuando RED se pausa para que estos magníficos actores puedan lucirse reflexionando (sabiendo siempre la película donde estamos) sobre el paso del tiempo.

El problema es que en esta ocasión los aburridos no son esos asesinos de la tercera edad sino los que supuestamente quieren entretenernos y están detrás de las cámaras. Robert Schewentke y sus guionistas (John y Eric Hoeber) se olvidan por completo de la gran premisa y las posibilidades que tienen en RED. Al final el director opta por el camino fácil y construye la típica película de conspiraciones estadounidense con una solución  final del todo brusca. Y todo ello perdiendo el sentido del humor y centrándose en asuntos tan poco interesantes como la historia de amor (trillada hasta el máximo) de Bruce Willis y Mary-Louise Parker. Y detrás han quedado cosas tan interesantes como esa historia de amor otoñal entre Brian Cox y Helen Mirren, la conspiranoia de John Malkovich, lo bonito que es siempre ver a Ernest Borgnine y el saber estar de Morgan Freeman. Una pena que al frente de todo esto no hubiera alguien con un espíritu más joven. 

Lo mejor: John Malkovich en plan conspiranoico

Lo peor: que no sepa aprovechar completamente sus buenos ingredientes


. Divertida...pero no tanto (Carlos Boyero, El País)

El director Robert Schwenke dispone de este lujoso conjunto histriónico y consigue una moderada gracia

. ¿Viejos?, viejos de qué. Cuando se pone, Bruce Willis no falla (Jorge Rubio, Tu blog de cine)

Diálogos rápidos y sin pararse en memeces, personajes que enganchan desde su primera aparición en escena y un montaje de secuencias de acción que nos recuerdan que es un comic…pero hecho carne sangrante

. Los viejos matones nunca mueren (Quim Casas, La Crónica de Badajoz)

Por el camino de la adaptación del cómic a la pantalla se pierden las posibilidades de haber realizado una película de espías más seca y crepuscular, más reflexiva sin dejar de lado los aspectos más lúdicos que la propia condición y edad de los personajes comporta

0 comentarios: