Programa Vivir Rodando 92: El cine Alcázar de Elche. Arquitectura y vida de las salas cinematográficas Programa Vivir Rodando 91: Oscars 2017 (II) Programa Vivir Rodando 90: Oscars 2017 (I) Lo mejor de 2016 (IV): Películas Lo mejor de 2016 (III): Interpretaciones
  • INICIO
  • VIVIR RODANDO ES...
  • ► PODCAST VIVIR RODANDO (2008-2017)
  • LO MEJOR (2007-2016)
  • HISTÓRICO
      2016 

      Película 

      Carol / The Duke of Burgundy

      Interpretaciones

      Adam Driver (Paterson)
      Lorena Iglesias (Esa sensación)

      Encuesta anual

      Los odiosos ocho

      2015 

      Película 

      It Follows

      Interpretaciones

      Ramón Barea (Negociador)
      Essie Davis (Babadook)

      Encuesta anual

      Del revés (Inside Out)

      2014 

      Película 

      Sólo los amantes sobreviven

      Interpretaciones

      Leonardo DiCaprio (El lobo de Wall Street)
      Emmanuelle Seigner(La Venus de las pieles)

      Encuesta anual

      El gran hotel Budapest

      2013 

      Película 

      La cabaña en el bosque

      Interpretaciones

      Philip Seymour Hoffman (The Master)
      Adèle Exarchopoulos (La vida de Adèle)

      Encuesta anual

      Django desencadenado

      2012 

      Película 

      Moonrise Kingdom

      Interpretaciones

      George Clooney (Los descendientes)
      Rooney Mara (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres)

      Encuesta anual

      Moonrise Kingdom

      2011

      Película 

      Drive

      Interpretaciones

      Ryan Gosling (Drive)
      Natalie Portman (Cisne negro)

      Encuesta anual

      Midnight in Paris

      2010

      Película 

      La red social

      Interpretaciones

      Joaquin Phoenix (Two lovers)
      Emma Stone (Rumores y mentiras)

      Encuesta anual

      Origen

      2009

      Película 

      La clase

      Interpretaciones

      Frank Langella (El desafío. Frost contra Nixon)
      Charlotte Gainsbourg (Anticristo)

      Encuesta anual

      El curioso caso de Benjamin Button
      Déjame entrar
      Los mundos de Coraline
      El secreto de sus ojos

      2009

      Película 

      Tropic Thunder

      2008

      Película 

      Zodiac
  • TWITTER | FACEBOOK | RSS | ITUNES
  • CONTACTO
  • LISTAS
  • ► PROGRAMA VR 92: EL CINE ALCÁZAR DE ELCHE. ARQUITECTURA Y VIDA DE LAS SALAS CINEMATOGRÁFICAS
  • RESUMEN 2016
  • EVENTO: CRAFT FILM FESTIVAL (7-9 ABRIL / BARCELONA)
4

Elige las mejores películas de 2010 y llévate el DVD de Kundun de Martin Scorsese

Cuando los escaparates comienzan a ser decorados sin ningún miramientos con los típicos ornamentos navideños significa que podemos empezar a despedir el año...aunque estemos en todavía en noviembre. Por eso en Vivir Rodando se comienza a hacer balance de lo que ha sido 2010. Y la primera mirada quiero que salga de las personas que visitan, leen o escuchan Vivir Rodando. Os pido que me digáis (a quien le apetezca, claro) cuáles han sido las mejores películas de 2010. Las listas no tienen límite alguno ya que pueden haber una, cinco o veinte películas. Las que consideréis que se merecerían aparecer en una lista de lo mejor del año que nos deja.

Con el resultado de vuestras opiniones se hará una entrada en el blog y servirá para el contenido del programa de lo mejor del año que se emitirá el 23 de diciembre. Podéis enviar vuestro dictamen al correo de Vivir Rodando (vivirodando@gmail.com) o dejar vuestra opinión en las páginas de  Facebook o Twitter antes del 25 de diciembre (las listas pueden variar una vez enviadas) . Y para agradeceros vuestra colaboración uno de vosotros se llevará mediante sorteo previo a casa el DVD de la estupenda e infravalorada película de Martin Scorsese, Kundun.  Apúntate a la fiebre de las listas de lo mejor del año.

* Lo mejor de 2009 para los seguidores de Vivir Rodando fue:

. El curioso caso de Benjamin Button / . Déjame entrar / . Los mundos de Coraline / . El secreto de sus ojos
0

Infidelidades forzadas

- Chloe - (Atom Egoyan, 2009)

Chloe habla sobre la falta de confianza. Y viendo el resultado final es algo completamente coherente que la película trate estos temas. Hace unos años hubiéramos confiado en Atom Egoyan como director interesante capaz de llevarnos a los lados más oscuros del ser humano. Pero tras algunas aventuras norteamericanas y estrenos fallidos Chloe para confirmar que el director canadiense parece atravesar un bache creativo. Adaptando la película francesa Nathalie X, Egoyan tenia una oportunidad de oro para poder poner sobre la mesa muchas cuestiones como las crisis matrimoniales o la fidelidad en una pareja... Pero Egoyan ni puede ni sabe sacarle el jugo que podía tener la película.

Realizada con un ritmo cadencioso y anticlimática Chloe es más una película cercana a un telefilm de Antena 3 que un preciso estudio de personajes. El film deja la idea que estamos viendo los problemas de un matrimonio pijo con el cual nunca empatizamos. Da igual lo que les pase a los personajes que interpretan Liam Neeson y Julianne Moore. Ni siquiera dos actores (casi) siempre magnificos pueden salvar la desidia que provoca un matrimonio y sus problemas de confianza mutua. Todo resulta artificial en esa pareja (especialmente un Neeson bastante desafortunado) . Es curioso que lo que se salva en un film con nombres como los de Egoyan, Neeson o Moore sea la más joven y “desconocida” del proyecto. Amanda Seyfried se merece ser la titular protagonista de este film porque es lo más interesante de el mismo. Seyfried utliza mente y cuerpo para crear un personaje turbio, ambiguo y fascinante que logra ser el único factor de interés del film. Cuando aparece ella es cuando Chloe logra ofrecer algo distinto al plúmbeo material que ofrece Egoyan.

Al final Egoyan no sabe a que atenerse. Si quiere crear un drama familiar (el absurdo personaje del hijo), una película de alto contenido sexual, una especie de thriller... Y como no se aclara la película sufre demasiados altibajos desperdiciando todos los buenos ingredientes que parecía tener. Al final sólo Chloe (el personaje) sabe lo que hace. Chloe (la película) no se aclara.

Lo mejor: Amanda Seyfried

Lo peor: el poco interés que despierta el matrimonio formado por Julianne Moore y Liam Neeson

. Enigmas y atracciones del corazón (Carles Rull, Cinempatía)

El director armenio-canadiense prefiere en lugar de seguir indagando en los sentimientos más ocultos y secretos de sus personajes dar un giro hacia el thriller con psicópata (o casi), tipo “Atracción fatal”, y haciéndonos temer que la historia decaiga (aunque afortunadamente no llegue a ser así del todo) hacia el lado más facilón y trillado

. Invisibles (Mónica Jordan, Miradas de cine)

Superado el trauma de que por primera vez el director no firme el guión de uno de sus largos, Chloe consigue retratar un ambiente malsano y agobiante gracias a la dirección de arte, en la que los espejos y los elementos translúcidos permiten un visionado exhaustivo del escenario por parte del espectador y, sobre todo, de las dos protagonistas

. La insoportable levedad de Chloe (Luis M. Álvarez, Extracine)

Si Amanda Seyfried sí proporciona el adecuado misterio a su personaje, así como un espontáneo y natural comportamiento obsesivo, no sucede lo mismo con Liam Neeson, que no parece haber invertido mucho tiempo en la preparación de su personaje —-no es excusa que la mayoría de sus apariciones formen parte de los mencionados flashbacks. Pero la que decepciona sobre manera es Julianne Moore, una actriz tan esforzada y empeñada en parecer espontánea y lesbiana, que acaba estando totalmente sobreactuada
1

VR29.4x02 Programa Vivir Rodando 25 Noviembre 10 (Quentin Tarantino)


Icono pop. Director con un talento fuera de lo común. Actor mediocre. Ególatra insoportable. Famoso vocacional. Genio. Genio. Genio. Pocos directores en la historia del cine han logrado que se hable de ellos con tanta pasión (para bien o para mal). Quentin Tarantino ha logrado sobrevivir a si mismo y a ser “el director de Pulp Fiction”. Sin perder su marca personal el director ha logrado superar todas las barreras que había entorno a él y construir una filmografía tan sólida como personal. Para hablar de su figura y, especialmente, de las sensaciones que dejan sus películas estarán en Vivir Rodando los imprescindibles, José Carlos Lledó y Patricio Vidal (creadores del mítico espacio El bueno, el feo y el malo). El genio y la furia de Tarantino en el programa 29 de Vivir Rodando.



Si quieres escuchar o descargar el programa pincha en:

0

Sara Montiel repasa su vida en El Espacio





Poca broma con Sara Montiel. Olvidaros de DEC, Patiños y cubanos cutres. Esta señora en sólo tres años trabajó a las ordenes de Robert Aldrich (Veracruz) y Samuel Fuller (Yuma). Y en esa lista podemos sumar a grandes como Anthony Mann (del que fue esposa) o Ladislao Vadja. Pudo ser estrella mundial pero no quiso.

Y poca broma con El Espacio. La gran Ángeles Gómez (otro mito) inaugura este programa donde cabe todo. Musical, cultura, actualidad... Y además acompañada con el más brillante escudero, Roberto Pascual. Pues Sara y Ángeles se han unido para estrenar El Espacio como debía ser. A lo grande. Durante treinta minutos Sara Montiel se confesará en El Espacio para hablar de su carrera, el cine, la música...En resumen, de su apasionante vida. Difícil imaginar un comienzo mejor. 

1

Música de cine: Scott Walker: 30 Century Man. El artista buscándose (y encontrándose) a si mismo

Hay un momento que no debe pasar desapercibido del documental Scott Walker: 30 Century Man. Se ve como en un reportaje televisivo de los 60 los Walker Brothers responden a las típicas preguntas que se les suele hacer a los grupos de música de moda. Dos de los miembros del grupo (Gary Leeds y John Maus) responden tonterias vagas o superficiales sobre lo que para ellos es la musica. Luego llega el momento de hablar a un joven Scott Walker que se sincera explicando que no le interesan ni el éxito ni la fama sino “hacer buena música”. A otro personaje podriamos ponerle la etiqueta de falso o pedante. Pero no a Scott Walker. Hablamos del hombre que paso de la efímera fama adolescente y dejo de ser un beatle para convertirse en uno de los mayores artistas musicales del siglo XX.

El documental de Stephen Kijak , Scott Walker: 30 Century Man (que coge el titulo de la que puede ser la canción más popular del músico) no intenta descubrir quien es Scott Walker. Es más, el principio de la cinta asume que ese reto es imposible. David Bowie (productor del film) se encarga de dejarlo bien claro: “nadie sabe quien es Scott Walker”. Scott Walker: 30 Century Man sirve como una brillante y excelente guia de lo que ha sido la carrera de un artista que lucho por encontrarse a si mismo en todo lo que hacia. A si mismo aunque fuera por medio de otros. Tras descubrir a Jacques Brel gracias a ligarse a una conejita de Playboy hizo que el artista francés fuera una continuación de si mismo. Las adaptaciones de las canciones de Brel eran tan perfectas que lograron superar, en algunos casos, a las originales. Oyendo la profunda voz de Walker podemos sentir que canta como si fuera la última vez que iba a hacerlo.



Stephen Kijak no quiere respuestas. Constata lo increíble del fracaso de un disco tan espectacular como el Scott 4. Antes Walker habia parido en apenas tres años obras magnas como Scott, Scott 2 y Scott 3. Luego llegó Scott 4 y la desaparición. No hay respuestas. Porque lo que viene después es tan grande que no hay que pararse en misterios paranormales. Tras diversos intentos de reaparición .... le dedica una buena parte del metraje al último Scott Walker. El que tarda años en poder parir una nueva obra (recordemos, en tres años había realizado los cuatro Scott). Eso si unos discos distintos, más cercanos a la opera que a la cultura pop. Obras definitivas y rompedoras como son Tilt o The drift (y en medio la banda sonora para la película Pola X de Leos Carax). Kijak tiene el lujo de meterse en el estudio de grabación de Walker para ver como funciona un artista que ya no tiene que rendir cuentas con nadie. Durante la última parte del documental vemos a Walker (un tipo bastante normal, alejado del topicazo de artista torturado) haciendo todo lo posible por sacar el sonido que quiere. Ya sea haciendo que el percusionista Alasdair Malloy golpee un costillar de cerdo de una manera determinada para sacar el sonido que quiere o bien rasgando su voz hasta los más profundo de su alma. Lejos quedan los Walker Brothers. Incluso Scott 3 o Scott 4. Sólo está Scott Walker. Por fortuna el documental Scott Walker: 30 Century Man se aleja de retratos psicológicos banales. Es una oda a la libertad del artista para hacer lo que siente en cada momento. Y si ese artista es Scott Walker todos nos beneficiamos.

0

Frenético corazón generacional

- Scott Pilgrim contra el mundo - (Edgar Wright, 2010)

“Esta generación esta perdida y no sabe adónde va” Mil y una veces miembros de una generación suelen despreciar a la siguiente con sentencias que dejan claro que “los jóvenes no saben lo que es la vida”. Esas frases (a veces acertadas) en realidad frivolizan sobre las claves que marcan una generación. Ya que cada una tiene sus grandezas y miserias que son generalmente incomprendidas por los que no pertenecen a ella. Bajo la apariencia de videojuego frívolo Scott Pilgrim contra el mundo es una película que puede llegar a marcar en diversas mentes y corazones. Puede ser que Michael Cera estuviera frustrado por perder su papel de Mark Zuckerberg en una película tan generacional como La red social. Y esa frustración le llevara a rodar una película radicalmente distinta (del clasicismo moderno de Fincher pasamos al brillante exceso de Wright) pero con un corazón cuyos jóvenes latidos se sienten en todo el metraje. Scott Pilgrim contra el mundo cuyo frenesí y exceso pueden llegar a desorientar al espectador. Tan desorientado como se siente Scott Pilgrim o se puede sentir cualquier joven en cualquier lugar del mundo.

Scott Pilgrim contra el mundo nunca agota en casi sus dos horas de metraje. Y ahí se ve el excelente trabajo de Edgar Wright que logra una narración frenética que nunca da un descanso al espectador y que además logra crear unos personajes de carne y hueso donde parecía imposible que los hubiera. Scott Pilgrim, Ramona Flowers, Knives Chau…son personajes que no se convierten en arquetipos adolescentes sino que gracias al trabajo actoral y la sensibilidad de Wright crean una historia argumental, sorprendentemente, creíble. Es imposible enumerar las mil y una referencias de Scott Pilgrim contra el mundo. Los videojuegos, la (mal) llamada música indie (parodiando a los grupos tristes), el (extraño) mundo sentimental de los jóvenes, la sexualidad, la cultura popular (ojo al estupendo homenaje a las sitcoms con la aparición de la música de ...Seinfeld)...Todo ese batiburrillo (pos) moderno es manejado por Wright con una soltura y gracia envidiables logrando que un conjunto que debería caerse a la media hora se mantenga con una solidez de hierro. Muy divertida y con más sustancia de lo que se podría esperar Scott Pilgrim contra el mundo no es la película que cualquier joven querría ver. Es la película que cualquier joven querría protagonizar. 

Lo mejor: su ritmo frenético

Lo peor: sus excesos pueden dejar a gente fuera

. La grandeza de ser hija de su tiempo (John Tones, Cine 365)

Edgar Wright consigue con esta sensacional aventura de romance adolescente reflejar con precisión la acelerada cultura pop actual, pero también reflexionar sobre ella

. Un cómic, un videojuego, una película (Alberto Abuín, Blog de cine)
Personalmente me quedo con el sano humor con el que el director se enfrenta a todas las posibilidades del relato, y que en cierto momento parecen infinitas


Un festín visual que, unido a las estruendosas melodías de los sex-bob-omb, hacen de Scott Pilgrim contra el mundo la rara avis de la temporada que ha tardado más de lo debido en llegar a nuestros cines
1

Programa Vivir Rodando 11 Noviembre 10 (Cinemad '10 / Sitges 2010) (VR28 / 4x01)




Paul Naschy, Alan Rudolph, Julien Temple, Alain Resnais, maratón de cortometrajes, películas con luchadores mexicanos, animación experimental polaca... Suena bien, ¿no? Pues todo esto (y bastante más) lo podéis encontrar desde el próximo 19 de noviembre hasta el 27 del mismo mes en Madrid, en el Cinemad ’10. Para contarnos más cosas de este certamen siempre original estuvo en Vivir Rodando su director, Santi Camuñas.

Y después Vivir Rodando vivirá algo tan cinematográfico como un flashback. Un recuerdo al paso por el mítico espacio Fuera de Series (con la triple Navas, CJ, Jorge y Don Carlos) para comentar cómo fue el último Festival de Sitges. Programa festivalero para comenzar la cuarta temporada de Vivir Rodando.

Si quieres escuchar o descargar el programa pincha en:

0

Oscuro romanticismo español

- Agnosia - (Eugenio Mira, 2010)

Hay películas a las que el paso por un festival les puede cambiar la vida. A Agnosia su estancia en el 43º Festival de Sitges ha sido bastante negativa y podría afectar a su carrera comercial tras su estreno mañana viernes. Mi teoría es que esta corriente fue fruto de su estreno tras la decepcionante (y de esta se esperaba bastante) Los ojos de Julia. El enfado que produjo la cinta interpretada por Belén Rueda fue trasladado al día siguiente al estreno de Agnosia. Pero debo reconocer que no estoy en el grupo al que la cinta aburrió o disgustó.

La película tiene una lacra que es inherente a ella y de la que no se puede librar. Ambientada en la Cataluña del siglo XIX tiene un cierto estilo cartón piedra que suele acompañar a casi todas las producciones que se ubican en esa época. Con eso hay que contar y saber vivir con ello por su más de hora y media de metraje. Todo esto y una sobria pero elegante dirección de Eugenio Mira pueden hacer que Agnosia sea una película con demasiado peso y a la que le cueste encontrarle el ritmo. Pero la realidad es que el director confía en lo que está rodando y logra que nos introdujamos en una historia cogida con pinzas. Aunque a Agnosia se le puede achacar poca credibilidad a la historia o cierta falta de pasión (Eduardo Noriega está justificablemente hierático) es verdad que tiene un halo romántico, fatalista y pesimista que generalmente las películas españolas de la época no suelen captar. A todo el romanticismo fatalista de la película se le une un continuo tono oscuro, casi de terror gótico (soft eso si), que confiere al film un sólido empaque. Esperemos que los espectadores no sufran la deficiente visión que tiene Bárbara Goneaga en la película y puedan disfrutar de las virtudes de Agnosia. Que las tiene.

Lo mejor: su halo fatalista

Lo peor: su ritmo puede hacerse pesado

. Agnosia, intriga y romance (Carles Rull, 20 minutos)

En la parte negativa, su ritmo no cuaja, al igual que la historia y los personajes. Una película de factura más que correcta pero carente de la pasión e intriga que debería transmitir. En lo positivo, visualmente es impecable, especialmente con los estupendos decorados recreando los interiores y exteriores de esa Barcelona a caballo entre el siglo XIX y XX, desde la lujosa mansión de los Prats, a los prostíbulos y fumaderos de opio más marginales

. El guión no da la talla (José López Pérez, El blog del cine español)

El film es pretencioso, los personajes están poco construidos y la escena final en la que se pretende homenajear al Acorazado Potemkim, es cuanto menos grotesca

. Eugenio Mira sorprende con un arrebatado "thriller" romántico (Julián García, El Periódico)

Un filme con algo de fascinante y mucho de inclasificable, en la medida en que abarca géneros con tanto descaro y facilidad como dificultades tiene su atribulada protagonista en distinguir todo cuanto le rodea