• INICIO
  • VIVIR RODANDO ES...
  • ► PODCAST VIVIR RODANDO (2008-14)
  • ▲▼ TOP 2014


      1SÓLO LOS AMANTES SOBREVIVEN
      2EL GRAN HOTEL BUDAPEST
      3 HER
      4UPSTREAM COLOR
      5LA LEGO PELÍCULA
      6EL LOBO DE WALL STREET
      7GUARDIANES DE LA GALAXIA
      8A PROPÓSITO DE LLEWYN DAVIS
      9LA VENUS DE LAS PIELES
      10EL DESCONOCIDO DEL LAGO
  • LO MEJOR (2007-2013)
  • HISTÓRICO
      2013 

      Película 

      La cabaña en el bosque

      Interpretaciones

      Philip Seymour Hoffman (The Master)
      Adèle Exarchopoulos (La vida de Adèle)

      Película seguidores

      Django desencadenado

      2012 

      Película 

      Moonrise Kingdom

      Interpretaciones

      George Clooney (Los descendientes)
      Rooney Mara (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres)

      Película seguidores

      Moonrise Kingdom

      2011

      Película 

      Drive

      Interpretaciones

      Ryan Gosling (Drive)
      Natalie Portman (Cisne negro)

      Película seguidores

      Midnight in Paris

      2010

      Película 

      La red social

      Interpretaciones

      Joaquin Phoenix (Two lovers)
      Emma Stone (Rumores y mentiras)

      Película seguidores

      Origen

      2009

      Película 

      La clase

      Interpretaciones

      Frank Langella (El desafío. Frost contra Nixon)
      Charlotte Gainsbourg (Anticristo)

      Película seguidores

      El curioso caso de Benjamin Button
      Déjame entrar
      Los mundos de Coraline
      El secreto de sus ojos

      2009

      Película 

      Tropic Thunder

      2008

      Película 

      Zodiac
  • TWITTER | RSS | ITUNES
  • CONTACTO
  • ÍNDICE
  • ► PROGRAMA VR 66: CINECLUB LUIS BUÑUEL DE ELCHE
  • ESTRENO DE LA SEMANA: BOYHOOD (MOMENTOS DE UNA VIDA)

       

      Boyhood (Momentos de una vida)

      (2014 Estados Unidos 166 min.)
       
      Una película de Richard Linklater

      Cines

       (Alicante)

      Kinépolis Alicante Plaza Mar 2   


       (Madrid)

      Acteón | Cinesa La Gavia 3D | Cinesa Manoteras 3D | Cinesa Méndez Álvaro 3D | Cinesa Principe Pío 3D | Cinesa Proyecciones 3D | Conde Duque Goya | Conde Duque Santa Engracia 3D | Dreams Palacio de Hielo | Palacio de la Prensa | Paz | Princesa (V.O.S.) | Renoir Retiro (V.O.S.) | Renoir Plaza de España (V.O.S.) | Verdi HD (V.O.S.) | Yelmo Cines Ideal 3D (V.O.S.) | Yelmo Cines Islazul 3D | Yelmo Cines Plenilunio 3D   


       (Barcelona)

      Arenas Multicines | Aribau | Balmes Multicines (V.O.S.) | Bosque | Cinesa Diagonal 3D | Cinesa Diagonal Mar 18 3D | Gran Sarrià Multicines | Verdi HD (V.O.S.) | Yelmo Cines Icaria 3D (V.O.S.)   


  • EVENTO: CICLO BILLY WILDER (CBA MADRID / 11-28 SEPTIEMBRE)
2

Basura dorada

- The blind side (Un sueño posible) - (John Lee Hancock, 2009)













The blind side (Un sueño posible) es una película que ha escapado de su destino. Lo más lógico es que este film hubiera sido emitido en una sobremesa de Antena 3, que hubiera contado como protagonista a Melissa Gilbert  y que hubiera pasado sin hacer demasiado daño a nadie. Pero The blind side (Un sueño posible) ha sido una niña mala y ambiciosa. Ha querido más de lo que correspondía aunque con eso tuviera que hacer un daño irreparable a quienes han tenido la desgracia de verla. Gracias a sus ambiciones doradas (nominada al Oscar a la mejor película y obteniendo el premio a la mejor actriz para Sandra Bullock) The blind side (Un sueño posible) ha logrado ser estrenada como una película normal y corriente escapando de destino telefilmero. Todo un triunfo para una película que merecía el mayor de los castigos.

The blind side (Un sueño posible) era puro material de derribo que echaba para atrás. Historia de superación racial con todos los tópicos estadounidenses que puedan caber en una película (la familia y Dios como único refugio de salvación, la clase alta bajando al subsuelo de las clases más desfavorecidas...) que simplemente necesitaba algo de dignidad para hacer un producto, por lo menos, tragable. Pero no, The blind side (Un sueño posible) quería víctimas en su lucha. Por eso da la impresión que todos luchan por hacer que la película sea una experiencia que  nadie olvidará (para mal claro). El director, John Lee Hancock, rueda de manera vulgar y cutre (esos flashbacks) para que no olvidemos que la esencia del film es de un telefilm. Quizá sea lo único honesto que tenga la película. Para qué rodar bien algo de tan poca calidad. El espectador se queda con una película larguísima (¡128 minutos!) con unos peligrosísimos toques racistas y clasistas donde queda claro que la salvación pasa por aceptar a Dios y el nucleo familiar. Y para salvarte  también tienes que ir a una buena universidad, ser un as en los deportes y olvidar tus raíces. Porque The blind side (Un sueño posible) viene a decir que un negro sólo puede ser delincuente o drogadicto...a no ser que una familia samaritana blanca (por supuesto) le pueda salvar. Y el problema no es sólo el mensaje sino lo mal rodado, interpretado y montado que está todo el asunto.

Se supone que si se escribe de The blind side (Un sueño posible) hay que hacerlo de Sandra Bullock y su molesto Oscar. No sé si está bien, regular o mal. Su personaje, supuestamente positivo e ingenioso, se vuelve en irritante, metomentodo y todo un fastidio. Seguramente la culpa la tenga un guión y una historia imposibles ya que Bullock le pone cierto carisma a su trabajo. Pero no basta. Ni basta que aparezca por ahí la siempre estupenda Kathy Bates. El mal ya está hecho. The blind side (Un sueño posible) ha colado como película. Un hecho tan asombroso como su baja calidad.

Lo mejor: la profesionalidad de Kathy Bates

Lo peor: que lo que es un telefilm barato estadounidense haya llegado a las carteleras de medio mundo

. ¿Quién teme a la Sandra Bullock feroz? (Sergi Sánchez, Canal TCM)

"Indignante película que no debería haber salido de los estantes del videoclub y que llega a nuestras pantallas aprovechando el tirón de un Oscar a todas luces absurdo"

. Buenas personas y buenas familias (Julio R. Chico, La mirada de Ulises)

"Estamos ante una película de tantas… pero que no merece tanto desprecio, con personajes que son buenas personas sin necesidad de bajar a los infiernos para después redimirse, y que –de vez en cuando– no está mal que el cine nos recuerde que tales existen en la realidad"

. Pereza (Desirée de Fez, Cine 365)

"Sin parecer más que un telefilme con medios, está filmada con oficio, es menos sensiblera de lo que cabía esperar (no hay ni crestas dramáticas apabullantes ni alardes actorales incómodos) y la interpretación de Bullock no es de Oscar pero tampoco es de juzgado de guardia"
0

Opiniones de cine: Cine e historia en La Misión (I), por Patrick Vidal



La película La Misión funciona como lo que es, una película. Esto sucede como suele suceder en muchos casos por una serie de motivos: una buena historia adaptada a lo que se convierte en un buen guión; una buena interpretación por parte de los actores, indiscutible en La Misión simplemente nombrando a Jeremy Irons y Robert De Niro, dos actores ya maduros en su carrera; obviamente una buena dirección de un buen director que viene de ofrecer en su primera película una obra maestra como Los Gritos del Silencio; y dos factores fundamentales: la fotografía de la mano de Chris Menges y la música de la mano del maestro romano Ennio Morricone. Tanto una como otra parcela artística dentro del filme están sobresalientes y son los verdaderos ensalzadores del largometraje. El proceso evangelizador se da mediante la música (la flauta del padre Gabriel, que se entremezcla de forma no agresiva con la cultura guaraní). Los paisajes de la jungla dentro del contexto natural que suponen las aguas de las cataratas de Iguazú son espectaculares. La naturaleza es testigo directo de lo que acontece allí, y de hecho puede salir seriamente perjudicada por la ocupación de las fuerzas imperiales.



Por consiguiente a todo lo que se acaba de nombrar La Misión posee todos los ingredientes para ser una gran obra majestuosa en cuanto a lo meramente cinematográfico. Si entráramos en detalle en cuanto al guión nos daríamos cuenta de que no es un guión trepidante, no es un guión genial, pero está bien hilado y posee seriedad y elegancia para solventar con creces el papel que le corresponde. Con las interpretaciones ocurre algo muy parecido, son interpretaciones correctas, no excesivamente voluptuosas, y no ejercen un papel derrochador en cuanto a lo que se le presupone que es una grandísima interpretación, pero cumple con su cometido: correctas interpretaciones venidas de grandísimos actores, venidas de, eso sí, genios de la interpretación, por lo que en esta faceta cumplen con su trabajo con creces. Podríamos decir exactamente lo mismo de la dirección por parte de Joffé. Por tanto es en la fotografía y en la música donde no sólo se cumple, sino que se rebasa el cometido de estas elevando a la película a grados más altos de los que en realidad poseería si no hubiese tenido a su servicio Roland Joffé a estas dos personas fundamentales en La Misión, Menges y Morricone.

En cuanto a la complementación entre cine e historia podríamos decir que La Misión es un film válido que proporciona una perspectiva, en consecuencia, válida. Se han podido observar otras películas como La Conquista del Paraíso (The Conquest of Paradise, 1992) o Gladiator (Gladiator, 2000), ambas de un gran director, Ridley Scott, en las que cine e historia no se complementan correctamente, ya que son filmes que si bien pueden funcionar como película, no pueden funcionar proporcionando una perspectiva histórica debido a la deformación clara y manifiesta que se hace de la historia, de los hechos, algo que no es malo que suceda, ya que se declaran descaradamente ellas mismas dejando claro que simplemente son películas, pero que no son válidas desde el punto de vista histórico. Y es que con esto se debe tener excesivo cuidado, y hay que saber diferenciar entre películas que proporcionan mero entretenimiento y películas que son capaces de aportar, además de eso, otras cosas, como es ofrecer desde el punto de vista histórico una perspectiva válida. Y ¿por qué La Misión proporciona una perspectiva válida para la historia? Por lo que se ha comentado antes de forma escueta: porque La Misión, si bien no es rigurosa en cuanto a lo exactamente sucedido en aquellos años en esa zona fronteriza entre el Brasil (del imperio portugués) y el Paraguay (del imperio español), sí que es fiel a muchos de los comportamientos políticos, sociales y económicos de aquellos tiempos. Es fiel a muchos de los comportamientos, por ejemplo, de la diplomacia de la Iglesia, de la de los Imperios coloniales, y fiel a muchos de los comportamientos de los jesuitas y de los indígenas guaraníes. También es fiel a una época en la que se comerciaba con esclavos, se utilizaba la espada y habían asesinatos basados en el los celos o la deshonra, algo que, por otra parte, ha sucedido y sucederá siempre, aunque en la película se plasma de forma muy adherida a una época concreta. La historia y los personajes son veraces, y como la historia y los personajes son veraces y tratan una época del pasado, La Misión sirve a la historia, funciona como perspectiva histórica, es útil históricamente hablando, siempre teniendo en cuenta que el cine es una representación de la realidad que muestra una realidad distinta a la que fue, puesto que el cine siempre es ficción.

* Primer post sobre un monográfico que Patrick Vidal hace sobre la película La Misión, de Roland Joffé. Patrick Vidal es creador y conductor del programa El bueno, el feo y el malo
1

Belleza natural

- Air Doll - (Hirokazu Koreeda, 2009)





Nadie sabe, Still walking y ahora Air Doll. A lo tonto y sin que nadie se de cuenta Hirokazu Koreeda se está convirtiendo en un todo un referente a nivel mundial. Su nuevo proyecto venía con la dificultad de tener detrás el peso de una película que se ganó el respeto de todo el mundo como Still Walking. No sé si Air Doll recibirá todos los aplausos de esa obra suya pero debería. Porque estamos ante una de las películas más hermosas de esta temporada.

Una muñeca hinchable toma vida (o como dice ella, “encuentra un corazón”) y se dedica a aprender que eso de estar viva. Lo que en otro se hubiera convertido en una comedia barata o en un drama sinsentido, Koreeda lo transforma en poesía andante y viviente. Pero poesía de la buena, de la verdad. Con un trasfondo duro y real (la película tiene un final tan hermoso como poco complaciente) a pesar de tratarse de una película surrealista. Los personajes con los que se encuentra Nozomia (sobresaliente Doona Bae) se encuentran tan solos y perdidos como lo está ella. Buscando respuestas sobre la vida sólo puede encontrar más interrogantes ya que tener un corazón no significa encontrar respuestas. A través de unas imágenes pausadas, valientes y hermosas, Koreeda, retrata un Japón contemporáneo pero como si estuviera sacado de otro planeta. Eso refuerza la idea de estar viviendo un especie de fabula moderna mientras visionamos Air Doll. La película de Koreeda nos exige abrir bien los ojos, los sentidos y el corazón para poder viajar junto con esa muñeca hinchable (la Air Doll del título) por la búsqueda del corazón humano. Que, como Koreeda, muchos tienen pero no saben utilizarlo del todo. Aunque Air Doll esté protagonizada por una muñeca hinchable tiene más humanidad que muchos películas que podemos ver en la cartelera. Gracias a un ser con una mirada especial y de sensibilidad extrema como Hirokazu Koreeda.

Lo mejor: la serena belleza de sus imágenes

Lo peor: quizá le sobra algún minuto

. Llenándose de vida (Carles Rull, Cinempatía)

"Y es realmente estupenda la interpretación de su protagonista, la coreana Doona Bae, aplicando a sus movimientos una coordinación mecánica, torpe, artificial. Destilando inocencia y a la vez exhibiendo sin pudor su cándida sensualidad."

. Látex existencialista (Óscar Martínez, E . Cartelera)

"Air Doll, por ello, sobretodo en su primera mitad, posee la fuerza habitual de los anteriores trabajos de su director, atrapando a un espectador que queda literalmente absorbido por la irreprochable conjunción de elementos narrativos, visuales y sonoros"

. Respiración y sentimiento (Jordi Costa, El País)

"El tono conquistado por el japonés es la virtud más aparente de un trabajo que atesora no pocos logros y que muchos espectadores, incluso algunos fieles seguidores del cineasta, han recibido con el inmerecido arqueo de ceja de quien no perdona este aparente desvío excéntrico del territorio clásico, vertiente Ozu, de una obra maestra tan rotunda como fue Still Walking"
0

Interpretaciones de cine: Richard Widmark, Jean Peters y Thelma Ritter (Manos peligrosas). Gente imperfecta en una película perfecta




En los títulos de crédito de la rotunda obra maestra de Samuel Fuller, Manos peligrosas, podemos observar los tres nombres que inundaran la pantalla durante los apenas ochenta minutos que dura el film. Richard Widmark, Jean Peters y Thelma Ritter. Si Manos peligrosas ha pasado a la historia como una joya del cine negro por la dirección de Fuller su porcentaje de recompensa deberían tenerla estos tres actores que transmiten perfectamente los claroscuros de unos personajes marcados por los bajos fondos.

Un carterista que se juega ir a la cárcel para toda la vida (Widmark), una mujer sin oficio ni beneficio que vive de favores a los demás (Peters) y una confidente que se gana la vida vendiendo información para poder ganar su funeral (Ritter) son los protagonistas de la historia. Y no hay más. Porque tanto los policías como los comunistas son meros comparsas e instrumentos necesarios para hacer avanzar la historia. Los “héroes” de Manos peligrosas son gente que, por circunstancias, ha tenido que vivir en el subsuelo de la suciedad, sobreviviendo en un entorno hostil mientras intentan ejercer el menor daño posible. Por eso nadie puede exigirles que hagan “esfuerzos patrióticos” (por el film que es el macguffin de la película) ya que nadie nunca hizo nada por ellos. Widmark, Peters yRitter ponen corazón, cabeza y rostro humanizando a personajes que son demonizados por una clase alta que sólo acepta los delitos que ellos cometen. Delitos de traje y corbata, a veces, los más repugnantes de todos. Estos personajes te llegan a hacer entender que quizá es mejor confiar en alquien que te puede robar la cartera que en otro que te robará todo el dinero desde la mesa de un despacho.



Widmark nació con el rostro de quien ha vivido mucho en poco tiempo. Por eso a su carterista Skip McCoy sólo se le necesita mirarle los ojos para comprender porque se dedica a robar carteras siempre dentro de su propio código de honor (“Nunca he llevado un arma”, dice). Peters parece que tiene el personaje más complicada. Una mujer poderosamente atractiva que simplemente “hace lo que le dicen” hasta que decide hacer lo que a ella le parece correcto con fatales consecuencias. Igual que Ritter, actriz que se dedicó a robar escenas a las estrellas principales allá donde fuera (La ventana indiscreta, Confidencias a medianoche...) . Vende información de sus “colegas” delincuentes a la policía o (a quien pueda pagar por ella) sabiendo que ellos se lo perdonaran (“sólo se enfadaría si le vendiera barato”, dice Ritter) Su muerte buscando el descanso definitivo pasará a la historia del cine. Los tres son personajes con defectos que han sobrevivido como han podido pero con una característica: el honor. Cuando llega el momento deciden imponer un código personal e intransferible para protegerse entre ellos. No por hacer el bien sino porque saben que entre personajes desclasados sólo cabe unirse ya que nadie va a ayudarles. El honor que no tiene que ver ni con las banderas ni con los himnos sino con las personas que demuestran su verdadera valía en los momentos más duros. Y para mostrar a estos personajes que mezclan el delito, la dureza,, la valentía y, lo repito, el honor, Sam Fuller no pudo encontrar a tres actores mejores que Richard Widmark, Jean Peters y Thelma Ritter. La victoria de los desclasados.
1

Casi listo para machacar

- Kick-Ass - (Matthew Vaughn, 2010)





Con la película de Kick-Ass está ocurriendo un fenómeno interesante. Los fans del cómic que crearon Mark Millar y John Romita Jr. critican que el film de Matthew Vaughn sea una adaptación cobarde y simple que no saca todo el jugo que se podia haber sacado al cómic. En cambio, los que apenas conocen el cómic, alaban su estilo y la originalidad de la historia. Es más, los no conocedores del cómic destacan de la película su fuerte carga de violencia cuando una de las características del film de Matthew Vaughn es haberle quitado gran parte de la violencia que tenia el cómic. En resumen, se da un interesante fenómeno sobre cómo ver una película (para un conocedor del cómic). Intentando ser independiente y objetivo en términos cinematográficos o dejarse llevar por la fidelidad a algo que parece tan importante como es la historia creada por Mark Millar y John Romita Jr.

Servidor no tuvo ese problema ya que, por desgracia, no había leído el cómic de Kick-Ass. Y, pidiendo perdón a puristas y fans, hay que reconocer que Kick-Ass (la película) engancha desde el primer minuto. Vaughn imprime un estilo veloz y sucio a la historia apoyándose en factores como un muy directo sentido del humor. Da la impresión que Vaughn quiere conectar con el público de una forma inmediata y rápida dejando bien claro que Kick-Ass es una película diferente. O eso pretende ser. Es irremediable no querer algo a un film con un dinámico estilo, una historia más que apetecible y un reparto competente donde están los estupendos, Chloe Moretz y Christopher Mintz-Plasse, los más que correctos Aaron Johnson y Nicolas Cage y a lo suyo, Mark Strong (los villanos quizá sean una pata coja del film). Si a todo esto le sumamos que es un film de dos horas que no aburre en casi ningún momento sólo podemos felicitar a Vaughn y su equipo.

Pero también es justo decir que hay cierto tufillo en Kick-Ass de oportunidad perdida. El lenguaje soez y al límite con que arranca la película va calmándose poco a poco y su parte final no deja de ser el típico de cualquier película de acción. Kick-Ass tenía la oportunidad de ser como su protagonista, algo diferente en un mundo previsible. Obviamente se queda a mitad del trabajo. Incluso hay un par de conatos (como el del amigo policía) de dramatizar una historia que sólo pide ritmo y locura. Quizá ahí es donde, sin llegar a conocer el cómic original, puedes entender las quejas de los fans de la historia de Mark Millar y John Romita Jr. Una historia salvaje que, bien mirado, no lo es tanto seguramente por la siempre maldita sombra y amenaza del mainstream. Aun así no sería justo acabar diciendo algo malo de Kick-Ass. Son dos horas de pura diversión y con mucho más calidad que la mayoría de grandes proyectos made in Hollywood. Si algún día llega a mis manos el cómic de Kick-Ass prometo leerlo y volver a ver la película de Matthew Vaughn con la mente abierta y un buen recuerdo. Se lo ha ganado a pulso.

Lo mejor: la frescura de Chloe Moretz y Christopher Mintz-Plasse y la capacidad de no aburrir durante dos horas

Lo peor: una parte final entretenida pero algo convencional

. Cómica, trepidante, violenta y divertida (Jesús León, Blog de cine)

"Matthew Vaughn ha logrado imponer con inspiración los diálogos, el ritmo, la música y los gags, junto con la suficiente dosis gamberra, convirtiendo a ‘Kick-Ass’ en una cinta divertida de principio a fin"

. Poderes de mentira (Sergi Sánchez, La Razón)

"Es una pena que la factura de la película contradiga sus presupuestos teóricos: su aspecto de «blockbuster» de multisala apacigua su dimensión más subversiva"

. Brutal divertimento (Alberto Santaella, Extracine)

“Kick-Ass es un divertimento gamberro, una película de superhéroes no apta para niños, con un sentido del humor soez pero inteligente a la vez, y una gran fuerza visual"
1

Música de cine: A mighty wind. El imbatible folk según Christopher Guest y compañia



El folk. Con sus guitarras, sus raíces, sus letras inspiradoras que muchas veces tenian un gran componente su social. Woody Guthrie, Karen Dalton o, incluso, Bob Dylan en su vertiente clásica o Devendra Banhart y Joanna Newson en el nuevo y talentoso folk que se hace en estos dias. Un genero sin el cual no se podria comprender ni la música moderna ni el folk ni el rock ni nada. Es algo tan universal y profundamente norteamericano que lo normal era que cayrera en las inteligentes garras de Christopher Guest y su interminable y talentoso sequito de actores (Eugene Levy, Parker Posey, Fred Willard, Catherine O' Hara, Michael McKean, Bob Balaban... imposible decirlos todos)

A mighty wind es una pura comedia Christopher Guest y compañia (Very Importan Perros, For your consideration...) Una especie de falso documental donde se retrata el comportamiento de varios personajes en un contexto determinado. En A mighty wind la excusa es el concierto de homenaje a un productor que van a realizar tres grupos folk. Guest acerca su mirada a los diferentes estilos del folk que había a principios de los sesenta. El folk más amable e indoloro, el más cercano a las raíces USA y el más sensible. Por supuesto todo es una excusa para acercarnos a unos personajes delirantes y surrealistas como lo son los hereos de las películas que firma Christopher Guest. A wighty wind tiene ese tono que alguen podria identificar como una mezcla del humor de The Office o, incluso, Woody Allen. Pero Guest es único.



En A mighty wind comprobamos el tono oscuro que hay dentro de cualquier cantante / grupo de folk, siempre bordeando el ego, la locura o lo absurdo (esa pareja maravillosa que forman los imprescindibles Eugente Levy y Catherine O'Hara) Pero la película también esa una carta de amor a ese estilo musical que nunca muere y es capaz de llevarnos a las emociones más profundas con muy pocos elementos (sólo hay que ver la canción final del concierto-homenaje). El folk, un estilo a contracorriente con estos tiempos que lucha por sobrevivir contra la incomprensión de algunos (“no nos gusta el folk, somos relaciones públicas”, dice uno de los personajes). A mighty wind no es ni más ni menos que otra comedia inteligente, irónica y singular de un genio incomprendido llamado Christopher Guest. Pero además es una reivindicación de un tipo de música como el folk que es tan poderosa que nunca morirá. Igual que los films de Guest. Geniales y dispuestos a ser degustados para quien se pare a escucharlos.