• INICIO
  • VIVIR RODANDO ES...
  • ► PODCAST VIVIR RODANDO (2008-14)
  • ▲▼ TOP 2014


      1SÓLO LOS AMANTES SOBREVIVEN
      2MAGICAL GIRL
      3 EL GRAN HOTEL BUDAPEST
      4HER
      5UPSTREAM COLOR
      6PERDIDA
      7LA LEGO PELÍCULA
      8EL LOBO DE WALL STREET
      9GUARDIANES DE LA GALAXIA
      10A PROPÓSITO DE LLEWYN DAVIS
  • LO MEJOR (2007-2013)
  • HISTÓRICO
      2013 

      Película 

      La cabaña en el bosque

      Interpretaciones

      Philip Seymour Hoffman (The Master)
      Adèle Exarchopoulos (La vida de Adèle)

      Película seguidores

      Django desencadenado

      2012 

      Película 

      Moonrise Kingdom

      Interpretaciones

      George Clooney (Los descendientes)
      Rooney Mara (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres)

      Película seguidores

      Moonrise Kingdom

      2011

      Película 

      Drive

      Interpretaciones

      Ryan Gosling (Drive)
      Natalie Portman (Cisne negro)

      Película seguidores

      Midnight in Paris

      2010

      Película 

      La red social

      Interpretaciones

      Joaquin Phoenix (Two lovers)
      Emma Stone (Rumores y mentiras)

      Película seguidores

      Origen

      2009

      Película 

      La clase

      Interpretaciones

      Frank Langella (El desafío. Frost contra Nixon)
      Charlotte Gainsbourg (Anticristo)

      Película seguidores

      El curioso caso de Benjamin Button
      Déjame entrar
      Los mundos de Coraline
      El secreto de sus ojos

      2009

      Película 

      Tropic Thunder

      2008

      Película 

      Zodiac
  • TWITTER | RSS | ITUNES
  • CONTACTO
  • ÍNDICE
  • ► PROGRAMA VIVIR RODANDO 67: SITGES 2014
  • ESTRENO DE LA SEMANA: DOS DÍAS, UNA NOCHE

       

      Dos días, una noche

      (2014 Bélgica 95 min.)
       
      Una película de Jean-Pierre Dardenne y Luc Dardenne

      Cines

      (Madrid)   

      Conde Duque Santa Engracia 3D | Dreams Palacio de Hielo | Paz | Renoir Plaza de España (V.O.S.) | Renoir Retiro (V.O.S.) | Verdi HD (V.O.S.) | Yelmo Cines Ideal 3D (V.O.S.)

      (Barcelona)   

      Balmes Multicines (V.O.S.) | Renoir Floridablanca (V.O.S.) | Renoir Floridablanca (V.O.S.) | Verdi HD (V.O.S.) | Yelmo Cines Icaria 3D (V.O.S.)

  • EVENTO:'ABYCINE' FESTIVAL INTERNACIONAL DE CINE DE ALBACETE (24 OCTUBRE - 1 NOVIEMBRE)
3

Series de cine: Perdidos. El último (y brillante) truco de feria



Mis verdades sobre Perdidos. Desde que hace años la encontré de casualidad un domingo por la tarde en TVE no me he perdido ni un capítulo. Y mi agradecimiento será eterno porque a pesar de los bandazos que daba jamás me he aburrido viéndola. Sabía que esos cuarenta y algo minutos que duraba cada capítulo me lo iba a pasar bien. Y jamás me han interesado ni osos polares, ni números extraños, ni teorías surrealistas... Y, precisamente por eso, pienso que ha disfrutado Perdidos. Nos encontramos con un prodigio de cómo utilizar la técnica a favor de una narración. Y no tiene nada que ver su holgado presupuesto sino cómo utilizarlo a favor de la serie. Su ambientación, fotografía, montaje, la asombrosa música de Michael Giacchino... todo está predestinado para montar un inteligente espectáculo con un objetivo muy difícil. Entretener. Este año una serie intentó hacer algo parecido. Se llamaba FlashForward y salió una auténtica cutrez. Ese es el gran triunfo de Perdidos y aunque J.J.Abrams dejará la serie pronto su sello permaneció en todas las temporadas (sólo hay que echarle un vistazo a Star Trek y luego a la serie para ver las coincidencias)

Pero apareció un bendito problema para la serie. De repente legiones de nuevos fans se fueron enganchando a ella. ¡Y se la tomaron en serio! En vez de disfrutar de las piruetas visuales o dejarse manipular por un argumento delirante, nuevos fans creyeron que resolviendo las preguntas (obviamente sin respuesta) su vida cobraría un nuevo sentido, que les diría como pagar la hipoteca o les revelaría la fórmula secreta de la Coca Cola (portada en Rockdelux incluida) . Era obvio que esas preguntas y dudas eran cebos para engañar y manipular al personal. Y hubo gente que se los tomó como algo personal en vez de, simplemente, disfrutar. Porque ese estupendo final (quitándole el tono cristiano) es completamente coherente con los que simplemente vimos y una aventura de personajes en Perdidos y todo lo que se ha montado con él (retransmisiones a la seis de la mañana, subtítulos que no iban...) me ha abrumado y, debo reconocer, que me ha resultado incomprensible (respetando mucho a la gente que lo a vivido así, entre los que hay muchos amigos)

Losties que estéis leyendo esto taparos los ojos por lo que vais a leer. Perdidos no es un clásico. Un clásico debe ir un poco más allá y sentirte un afortunado al saber que lo que ves es único y te va a cambiar la vida aunque sea un poquito. Perdidos se ha dedicado a otra cosa que, a veces, es más difícil. En montar un buen espectáculo donde el espectador se sumergiera en una historia incomprensible pero con una gran capacidad de fascinación. Como he dicho los méritos son incontables, la creación de dos fascinantes y grandes personajes (John Locke y Benjamin Linus) por encima de los demás, su perfecto y cuidado trato de todo lo que se hacía sin bajar nunca la guardia (en cuanto a gran show me refiero) y su gran capacidad de fidelización y empatía con el seguidor (algo que se echa en falta en otras series). Son los puntos positivos de un sano espectáculo, manipulador, mentiroso pero siempre divertido y entretenido. ¿Qué ha sido Perdidos? Una serie de aventuras donde un avión tiene un accidente y los pasajeros supervivientes acaban en una isla donde suceden cosas extrañas. Ni más...ni menos

PD. De Perdidos se recordarán muchas cosas pero una de ellas será el final de su (excelente) primera temporada. Uno de los mejores de la historia. Ese plano final con Jack Shepard (Matthew Fox) y John Locke (Terry O’Quinn) será recordado para siempre.

1

Rabia poco contenida

- Rabia - (Sebastián Cordero, 2009)





Rabia cuenta con muchísimos puntos de interés. El argumento que, aunque no exactamente original, sí que es realmente atractivo, un reparto repleto de buenos o excelentes actores y un realizador al que se le nota que sabe lo que hace. O mejor dicho que intuimos lo que quiere hacer. Rabia es una película que pretende ser angustiante y claustrofóbica y, en parte, Cordero lo logra. Porque Rabia es una película realmente incómoda pero quizá esa incomodidad no era lo que buscaba Sebastián Cordero. El principal defecto de la película es que está escrita con demasiados subrayados y un exceso de trazo grueso. El guión no es ágil y las escenas discurren de forma pesada. Cordero confunde, a veces, ser claustrofóbico y provocar tensión en la gente que mira la película con provocar incomodidad. Un estado que hace que, en alguna ocasión del metraje, pierdas interés en Rabia.

El guión es poco sutil y cuando pretende serlo es incompleto. Ahí el excelente reparto se lleva gran parte del mérito. Concha Velasco está brillante y por encima de un personaje, a veces, un poco acartonado. Martina García, Gustavo Sánchez Parra y Àlex Brendhemül cumplen con talento la labor de defensa de los personajes. Con otros personajes la película hubiera estado en peligro. Eso sí el talento de Cordero está fuera de duda. En muchas ocasiones su forma de tratar el cautiverio del protagonista en contraposición de la vida en la casa es brillante. Momentos como la vida del personaje de Sánchez Parra para sobrevivir a la fumigación está tratado con muco talento. Otra cosa son los subrayados antes mencionados. La metáfora de la situación del inmigrante en España, los superficiales intentos de narrar la vida de esa familia de clase alta y sus traumas y algún personaje prescindible (¿Fernando Tielve era necesario?) Muchos subrayados en una película que sólo requería un ejercicio de estilo. Realizado por un director al que se le nota talento como Sebastián Cordero.

Lo mejor: Concha Velasco y algunos momentos con una atmósfera opresiva bien conseguida

Lo peor: algunos momentos de trazo grueso

. El fantasma del caserón (Julio R. Chico, La mirada de Úlises)

"Aunque la trama romántica es asfixiada por el trabajo de ambientación, funciona como drama de un amor entre inmigrantes que vienen a ser polos opuestos ante la discriminación, él agresivo y lleno de rabia, ella delicada y paciente"

. Historia de fantasmas de carne y hueso (Julio Vallejo, Pasión por el cine)

"Sebastián Cordero consigue en todo momento ganarse la atención del espectador, gracias a la captación del ambiente enrarecido y una excelente dirección de actores"

. Rabia, el decorat abans que els personatges
(Quim Casas, El Periódico)

"És un film de plantejament interessant que s’estira més del que convindria anul·lant, precisament, allò que més prometia, un clima asfixiant conformat per una sèrie de personatges que es mouen en els diferents nivells de l’enorme casa, una construcció gairebé anacrònica en el paisatge urbà dels nostres dies"
4

Agradecimientos y despedidas de la temporada 2009 / 10



Perdidos me gusta. Me parece técnicamente un prodigio además la he visto desde sus comienzos en TVE, que no me he perdido ni un capítulo pero sin compartir la pasión ultra que circula por radios, redes y otros círculos. Por una cuestión que me ha puesto nervioso siempre. Se lleva hablando del final de Perdidos desde la tercera temporada dándole poca (o ninguna) importancia a lo que pasaba por la mitad del trayecto. Y esto me recuerda a que lo importante es el camino no la llegada. Pues el final de la serie norteamericana me evoca al final de Vivir Rodando. El programa ha ido caminando con los pasos de quien sabe que su vida puede estar llegando a su fin (aunque parece que no será asi) . Una tercera temporada llena de clásicos y novedades que con el tiempo serán clásicos.

Begoña Ivars nos llevó a un mundo lleno de intrigas y sospechas. Al mundo de Alfred Hitchcock. Después de ese programa podremos desentrañar toda la complejidad de la obra del maestro británico.

Daniel Diaz y Elizabeth Aribau son unos suicidas...unos suicidas maravillosos. A estas alturas de la película quisieron crear una revista / agenda (en digital y en papel) sobre la vida cultural en Alicante. La aventura se llama La Kuriosa y la cosa pinta muy bien. Un trabajo sólo para románticos que saben saltar sin red. Para los mejores.

No puedo negar que Jordi Costa es una debilidad. Me encantaba cuando empezaba a leerle en fotogramas y veía como le ponía la máxima nota a películas denostadas por la critica. Y luego descubrí la inteligencia, humor y el doble sentido que tenían sus textos. Por eso tenerle hablando sobre su cómic (realizado junto a Dario Adanti) Mis problemas con Amenábar con su habitual inteligencia fue algo realmente especial.

Eduard Aguilar utiliza la inteligencia y talento en su programa Tinta Sonora. Vivir Rodando la “robó” para hablar de Joseph L. Mankiewicz. Nadie mejor que él para hablar de uno de los mayores genios literarios / cinematográficos de la historia del cine. Pero lo mejor de Eduard es que bajo su paciencia de gran lector intelectual se esconde una de las personas más divertidas y vitalistas que he conocido en mi vida. Todo el mundo necesitaría un Eduard Aguilar en su vida para alejar nubarrones futuros. Una de las grandes revelaciones.

A José Carlos Lledó y Patricio Vidal también se les puede etiquetar de “gran revelación” Con ellos he compartido entre comida y cervezas conversaciones (fuera de micro) sobre temas como Pasolini, The Velvet Underground o Tarantino. Lógico ficharles para Vivir Rodando es más en un tema tan apasionante (y propio de ellos) como La Trilogía del Dólar. Análisis pasional sobre un oeste distinto. Tan distinto y necesario como son José Carlos y Patricio.

Miguel Carvajal debe andar ahora por las aceras neoyorquinas. Podemos pensar que es algo tan norteamericano como los son las películas de John Ford. ¿O no? En realidad son universales. Algo que puedes comprobar si escuchas el programa donde Miguel habla sobre el genial director. Miguel Carvajal nos llevo a imágenes míticas y horizontes lejanos a unos films que nos pertenecen a todos y no sólo a amantes del oeste más clásico. Lo hizo con una mezcla de pasión y rigor periodístico. Como se debería informar en estos tiempos.

Nacho Gonzalo y Antonio Sempere son mis “sospechosos habituales”. Saben que cuando llegue una fecha iré a molestarles para que colaboren en Vivir Rodando. Uno con los Oscars y otro con lo mejor del año. Me aprovechó de su labia ordenada y brillante y su capacidad para el análisis. Y no fallan nunca. Unos clásicos entre los clásicos. Clásicos imprescindibles, claro.

Fernando Miró es un tipo extremo y pasional. Como son los amantes de la creación. Defiende sus posturas como si le fuera la vida con ello. Porque nuestro estimado Miró es como el cine. Lleva dentro toda la pasión que puede tener la vida y el arte. En Vivir Rodando pudo hablar de dos de sus pasiones, el cómic y el cine y como confluyen entre si. Entendimos que son dos artes necesarios para cualquier amante del arte. Y si llegamos a poner una canción de The Velvet Underground en el programa su pasional locura hubiera sido mítica. Otro punto a favor suyo fue que trajo de la mano a un inteligente cubano llamado Pavel Quincoces para hablar de cine negro.

Ángeles Gómez analizó un no-clásico como La iniciación. Con humor, locura y surrealismo. Obvio. Si traes a alguien tan especial a tu programa sólo puedes tener un programa especial. Ella es el fin de la obviedad. Diversión, ternura, locura, radio... Si no existiera sería imprescindible inventarla para que este mundo tuviera algo de sentido.

Como siempre Vivir Rodando ha tenido la compañía de auténticos genios de los cuales aprender. Mención especial merece Y si no, nos enfadamos que finaliza / muere este año. Un abrazo para Ángeles Gómez, Roberto Pascual, Gema Osuna, Mónica García-Abad, Estefanía Carrasco, Lourdes Rocamora, Clotilde Ferrándiz, Lucia Gregorio y Aarón Navarro. Son los mejores y no es una frase hecha. Y si no, nos enfadamos no tiene cabida en ninguna radio. Lo cual me hace pensar que mal está la radio. Y luego está la llamada clase alta: José Carlos Lledó y Patricio Vidal (El bueno, el feo y el malo), Cristóbal Osete (Austramática), Ángel Blasco y Luis Fernández Bonilla (El quinto cuarto), Eduard Aguilar (Tinta Sonora), Antonio Chaves, Fran Martinez, Pablo Alcolea y Diana Navarro (UMH Inside), C.J. Navas, Jorge Navas y Don Carlos Navas (Fuera de Series), Fernando Miró y Rafa Simons (QPH?), Silvia Muñoz, Chuse Congost y Marco Martínez (Premiere), Susi Niñoles, Pablo Peris y Cecilia Scianca (Ilicitanos por el mundo), Virginia Mendoza y Silvia López (Blacksheep), Pablo Poveda (Rompepistas), Ángeles Gómez y Sonia Montins (El turismo es un gran invento), Ximo Matarredona (Mestizaje UMH), Maria Amparo Calabuig y Ferran Perelló (Derribando muros), Gregorio Fernández (Clave de Do en Tercera), Manuel Sánchez (Tú, yo y los microbios)... Un lujo.

Pero el verdadero lujo estaba en el personal de la radio. Encabezado por mis míticos compañeros / amigos Rosana Bas, Unai Álvarez (mi némesis favorito) y Antonio Chaves. Con mención especial para mi querida Marta Saiz que buscará otras aventuras en tierras andaluzas; una persona con una sonrisa constante en su rostro que te hacía la vida un poco mejor. Y por último para la persona que es la Radio UMH. Dicen que nadie es imprescindible. Mentira. Sin Eva Corbalán no hay Radio UMH. Y debería ser como los grandes futbolistas y tener miles de millones en una necesaria cláusula de rescisión. Una gigante.

Pedir perdón a los que no pudieron (por falta de tiempo que no de ganas) entrar esta temporada en Vivir Rodando. Habrá más oportunidades. Seguimos hablando, pensando y viviendo el cine en el blog. Porque la tercera temporada radiofónica de Vivir Rodando ha llegado a su fin. Chan-Chan.
0

Buenos, feos, malos, talentosos y ganadores. El bueno, el feo y el malo gana en los III Premios Micrófono UMH



Cuando me dijeron que dos personas iban a hacer un programa semanal sobre el grupo Pink Floyd pensé en que con ese programa podian pasar dos cosas. O era un suicidio con visos de desastre o un espacio de culto. Por suerte para todos el programa El bueno, el feo y el malo se convirtió en lo segundo.

José Carlos Lledó y Patricio Vidal han transformado el programa en algo más que un espacio sobre Pink Floyd. El bueno, el feo y el malo es un espacio lleno de música, misterio y vida donde en una hora se nos lleva a otros sitios y lugares. Y este programa ha vencido justamente en la edición de los III Premios Micrófono UMH en las categorías de mejor programa y mejor cuña. Victoria merecida para un programa que parece de otros tiempos.



Los nominados han estado a la altura del programa de Lledó y Vidal. Y si no, nos enfadamos, programa vencedor el año pasado, han elevado el nivel del humor más surrealista y genial que ya tenían. Y siguen siendo mejores personas todavía. Mis admirados, Marco Martínez, Silvia Muñoz y Chuse Congost, han hecho un trabajo titánico para llevar la actualidad de los estudios Ciudad de la Luz a los oyentes con su programa Premiere. Y además de forma creativa y profesional (en realidad, mejor que muchos llamados profesionales). En el apartado de cuña tuvimos las referencias televisivas y cinéfilas del divertido programa The Gatekeepers. Y por allí también ando la cuña de Vivir Rodando. En resumen, unos premios creativos y justos con títulos cinéfilos y sabores musicales.

Mejor programa

El bueno, el feo y el malo
Premiere
Y si no, nos enfadamos

Mejor cuña

El bueno, el feo y el malo
The Gatekeepers
Vivir Rodando


Escucha El bueno, el feo y el malo

. Programa El bueno, el feo y el malo (19 Mayo 05)

. Cuña El bueno, el feo y el malo
1

Una perfecta y hermosa anomalía

- Two lovers - (James Gray, 2008)





Disfruté de Two lovers tras la visión unas horas antes de un capítulo de la serie Mad Men. No ha podida haber una mejor y más feliz coincidencia. Ni la película de James Gray ni la serie creada por Matthew Weiner aspiran a ser las obras más originales del mundo. Y ellas dos son unas auténticas obras maestras cada uno en su genero y especie. Porque son dos obras extrañas, sensibles y especiales que para ser degustadas necesitan que el espectador esté en un estado reposado y que sepa mirar. Mucho y bien. Por esas razones Two lovers ha tardado dos años en ser estrenada. Todo el mundo sabe que los gerifantes y mandamases (sea de la empresa que sea) destacan por su falta de sensibilidad, tacto y ceguera. Porque para captar la tristeza bella, inmensa y eterna, que tiene Two lovers se necesita quitarse las careta antes de entrar al cine. Ir a corazón abierto.

Un hombre (el mejor Joaquin Phoenix de su carrera) tiene que optar entre la coherencia y la razón (gran descubrimiento de Vinessa Shaw) y la obsesión y la pasión (excelente también Gwyneth Paltrow). Hasta aquí nada nuevo. Lo grandioso de Two lovers es como James Gray narra toda esta historia. Su principal objetivo es que empatizar con un personaje torturado y destrozado por dentro como es Leonard a pesar de sus acciones que, a veces, pueden ser contrarias con lo que haríamos nosotros. Pero Two lovers no va de sentimientos forzados, James Gray rueda la sensibilidad en su grado máximo. En resumen, Gray se acerca al amor puro como pocos creadores lo han hecho. El prodigioso estilo visual que James Gray utilizaba antes para rodar la violencia aquí lo emplea para definir el amor que es una cosa que no se sabe muy bien que es. Y todo sin subrayados ni emociones artificiales de más. La locura emocional de Leonard es algo con lo que cualquier persona nos podemos identificar.

Para hablar de la película Two lovers necesitaríamos crear otro blog aparte. Esas planos sinuosos y elegantes, esos primeros planos que se hacen cuando hay que hacerlos (algo que pocos saben hacer) y algunos momentos para nuestra memoria colectiva (los guantes en la playa, la despedida de Leonard y su madre...) ¿Two lovers es gran película? Decir que sí es muy simplista. La película de James Gray es otra cosa, juega en otra liga. Simplemente, Two lovers no es de este mundo.

Lo mejor: la mezcla de belleza y tristeza que inunda toda la película. Además de un soberbio Joaquin Phoenix

Lo peor: que una obra maestra tarde en estrenarse dos años significa que el mundo no va bien

. Two lovers, esto es la melancolía (Sergi Sánchez, Canal TCM)

"Es muy hermosa la manera en que Gray retrata el universo familiar del protagonista, tan acogedor como peligroso, hermético en sus códigos de protección y compromiso"

. El gran James Gray (Javier Ocaña, El País)

"Una visión del amor tan poco convencional que abre la posibilidad de que el conformismo del segundo plato no sea en realidad una visión fatalista de la existencia, sino una muestra de que se puede amar a dos personas a un tiempo"

. Vértigos (y desamores) persecutorios (José David Cáceres Tapia, Miradas de cine)

"Superados los miedos con esta premisa argumental (cada cual los suyos) y las dudas respecto al abandono del thriller como base genérica, Two Lovers se erige como una vuelta de tuerca (o puede que dos) a los temas y figuras de Gray, resuelto con la riqueza expositiva conocida y una gama de matices amplificada"


0

Programa Vivir Rodando 20 Mayo 10



El crimen en todas sus formas es uno de los actos más terribles que puede realizar el ser humano. Asesinatos, secuestros, robos... al ser un acto tan humano es normal que el cine lo haya expuesto tanto de mil y una manera distintas. En este último Vivir Rodando analizaremos el llamado cine negro. Nos preguntáremos si ha desaparecido o simplemente si existió. Intentáramos salir de dudas con la ayuda de Pavel Quincoces, Fernando Miró y José Carlos Lledó. Para el último programa. Vivir Rodando se convierte a la vez en detective y criminal. Cine negro en forma de despedida.

Para escuchar o descargar el programa pinchad en:

. Programa Vivir Rodando 20 Mayo 2010 (Especial Cine Negro)
1

Opiniones de cine: Amos Gitai. El cine como resistencia, de Raúl Travé



Corría el año 2004 cuando conocí el cine de Amos Gitai, fue en la SEMINCI de Valladolid, donde fue homenajeado. En aquel entonces conservaba cierto optimismo ingenuo, hoy algo desgastado, pero que se enciende ante figuras de tanta lucidez como Gitai. Seis años después, su obra, aún en crecimiento, sigue siendo, probablemente, la mirada más certera sobre los conflictos de Oriente Medio.

Amos Gitai nacido en Haifa en 1950, pertenece a la primera generación de Israelíes nacidos en el estado creado en 1948.Estudiante de arquitectura, al principio de los setenta rueda unos veinte cortometrajes en Súper 8 con una cámara regalo de su madre.En 1973 Israel hace estallar la guerra del Yon Kippur y Gitai es alistado en un equipo de socorro que se desplaza en helicóptero. El día que cumplía 23 años un obús derribaba su aparato. Salva la vida, pero el hecho lo marcará irremediablemente para el resto de su vida y su obra.En 1976 inicia una relación con la única cadena de televisión que, por entonces, existía en Israel. Rueda, con gran espíritu crítico, unas quince cintas en 16 mm que giran en torno a cuestiones de espacio, territorio, política o imagen mediática, temas que se mantienen constantes en su obra.Esta relación acaba en 1980 cuando la televisión israelí censura el documental Casa, dónde relata la construcción de una vivienda en Jerusalén, sus protagonistas son el propietario israelí, los dueños árabes anteriores, los obreros palestinos y los vecinos. Una amarga muestra de la dolorosa y contradictoria realidad de su país.



De la observación de esta realidad surgirá la trilogía del Wadi: Devarim, Yom Yom y Kadosh, los nombres de las tres ciudades donde se desarrollan sus historias de tintes casi etnográficos.De las guerras de conquista y defensa de los territorios palestinos ocupados por Israel surgirán Diario de campaña y Kippur. Incluso analizará las desigualdades Norte-Sur en cintas como Ananas o Bangkok-Bahrein. Zona libre, Disengagement, Algún día comprenderás, Carmel, La guerre des fils de la lumière contre les fils des ténèbres, son sus últimos trabajos, poco conocidos y desgraciadamente difíciles de encontrar en nuestro país.

Su cine marcado formalmente por el uso del plano secuencia tanto en la ficción como en el documental profundiza y cuestiona constantemente la identidad judía.Acierta la crítico francesa Sylvie Pras, cuando afirma que Gitai consigue situar de forma natural el espacio, la Historia, la emigración y el exilio en el corazón de su cine. Amos Gitai es un director extremadamente fecundo, con sesenta años ha dirigido cerca de cincuenta películas. Su ritmo es tan sorprendente que llega incluso a rodar varias obras en un mismo año.Esta capacidad surge del sistema de producción que ha sabido organizar y que le permite pasar de un género a otro, asegurando su independencia y libertad. Rueda muy deprisa y con muy bajos presupuestos, para lo que cuenta con un equipo artístico y técnico fiel que se mantiene en lo fundamental trabajo tras trabajo.

Unos versos suyos pueden servir como tarjeta de presentación de su extensísima filmografía:

El interminable conflicto agotador de Oriente Medio
Ese tenaz enfrentamiento empapado en sudor
Que con su fuerza cegadora acabará arrasando la tierra
Las grandes ilusiones y su destino
Y la belleza también
Que acabará borrando la Historia y a la gente
A cambio de un trozo de terreno de valor incalculable
Para construir centros comerciales

* Raúl Travé es antropólogo, periodista y conductor del programa Contaminaciones
1

Finales de cine: Los pájaros. Apocalypse now



El ruido es una de las cosas que más tensión produce en Los pájaros de Alfred Hitchcock. Los ataques de estos animales están perfectamente orquestados y resultan, a día de hoy, de una precisión técnica envidiable. Pero lo que da miedo es cuando los animales no están y sólo se les oye. En la parte final de Los pájaros hay un ataque a la casa donde se resguardan Tippi Hedren, Rod Taylor, Jessica Tandy y Veronica Cartwright. Prácticamente no se ve ningún pájaro y sólo se oyen el desagradable sonido de sus graznidos. Espeluznante. Y detrás de todo eso sólo podía estar la brillante mente de Bernard Hermann. Pero todo cambia en el final de la película. No hay ni ruido, no hay graznidos... con lo cual podríamos entender que el terror ha pasado. Y no es asi. Porque Hitchcock rueda simple y llanamente el fin del mundo. Porque en el fin del mundo no habrá ni gritos ni violencia, eso lo dejamos para los prolegómenos. El fin será un espeluznante desierto de silencio y soledad.

En el final de esta obra maestra brutal y metafórica ni se atrapa al villano ni el bueno se lleva la chica. El mal gana pero sin obviedades ni subrayados. Todo con tranquilidad y, como he dicho antes, silencio. La perversión de Hitchcock en el final es modélica. Los cuatro protagonistas pasean con movimientos pausados por un camino lleno de pájaros inmóviles pero con sed de sangre. Logran su primer objetivo, llegar al coche sanos y salvos. Después logran el segundo objetivo, lograr arrancar el coche e huir de la casa. Y ya no hay más información. Sólo un detalle, los graznidos vuelven a sonar. ¿Final feliz? Claro que sí, los protagonistas han logrado salvar la vida. Repetimos, ¿final feliz? Claro que no, porque Hedren, Taylor, Tandy y Cartwright sólo pueden estar felices de sobrevivir un día pero su final (como el de toda la humanidad) puede llegar cualquier día. Y el de todos. Porque Hitchcock no nos cuenta la historia en Los pájaros de unas personas que sobreviven al ataque de unas aves. Nos cuenta la historia de unos personajes que sobreviven unos días al fin del mundo. La esperanza se deja para otra película u otra historia .Aquí no tiene cabida.
0

Programa Vivir Rodando 6 Mayo 10



El cine no lo hace grande ni los clásicos eternos ni los momentos mágicos que se pueden vivir en una sala. Lo mejor del cine es su polivalencia. Poder ver un día un clásico norteamericano del cine negro, otro una película de culto de Pedro Almodóvar y el último una película de serie B sin pies ni cabeza. Y todas son disfrutables...a su manera. Por eso en el programa de hoy de Vivir Rodando analizaremos, con la ayuda de la gran Ángeles Gómez, la película La iniciación. Película de terror de serie B, C o Z que mezcla en un batiburrillo surrealistas temas como la venganza, los asesinatos y los grandes almacenes. La iniciación, un no-clásico en el programa de hoy de Vivir Rodando.

Para escuchar o descargar el programa pincha en:

. Programa Vivir Rodando 6 Mayo 10 (Clásicos prescindibles de ayer y hoy: La iniciación)