• INICIO
  • VIVIR RODANDO ES...
  • ► PODCAST VIVIR RODANDO (2008-14)
  • ▲▼ TOP 2014


      1SÓLO LOS AMANTES SOBREVIVEN
      2EL GRAN HOTEL BUDAPEST
      3 HER
      4UPSTREAM COLOR
      5LA LEGO PELÍCULA
      6EL LOBO DE WALL STREET
      7GUARDIANES DE LA GALAXIA
      8A PROPÓSITO DE LLEWYN DAVIS
      9LA VENUS DE LAS PIELES
      10EL DESCONOCIDO DEL LAGO
  • LO MEJOR (2007-2013)
  • HISTÓRICO
      2013 

      Película 

      La cabaña en el bosque

      Interpretaciones

      Philip Seymour Hoffman (The Master)
      Adèle Exarchopoulos (La vida de Adèle)

      Película seguidores

      Django desencadenado

      2012 

      Película 

      Moonrise Kingdom

      Interpretaciones

      George Clooney (Los descendientes)
      Rooney Mara (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres)

      Película seguidores

      Moonrise Kingdom

      2011

      Película 

      Drive

      Interpretaciones

      Ryan Gosling (Drive)
      Natalie Portman (Cisne negro)

      Película seguidores

      Midnight in Paris

      2010

      Película 

      La red social

      Interpretaciones

      Joaquin Phoenix (Two lovers)
      Emma Stone (Rumores y mentiras)

      Película seguidores

      Origen

      2009

      Película 

      La clase

      Interpretaciones

      Frank Langella (El desafío. Frost contra Nixon)
      Charlotte Gainsbourg (Anticristo)

      Película seguidores

      El curioso caso de Benjamin Button
      Déjame entrar
      Los mundos de Coraline
      El secreto de sus ojos

      2009

      Película 

      Tropic Thunder

      2008

      Película 

      Zodiac
  • TWITTER | RSS | ITUNES
  • CONTACTO
  • ÍNDICE
  • ► PROGRAMA VR 66: CINECLUB LUIS BUÑUEL DE ELCHE
  • ESTRENO DE LA SEMANA: INFILTRADOS EN LA UNIVERSIDAD

       

      Infiltrados en la universidad

      (2014 Estados Unidos 120 min.)
       
      Una película de Phil Lord y Chris Miller

      Cines

       (Alicante)

      (Alicante) Panoramis | Kinépolis Alicante Plaza Mar 2 | Yelmo Cines 3D Puerta de Alicante | Aana San Juan | Megarama   


       (Madrid)

      Artesiete Alcalá Full HD | Callao | Cinesa La Gavia 3D | Cinesa Las Rosas 3D | Cinesa Manoteras 3D | Cinesa Méndez Álvaro 3D | Cinesa Principe Pío 3D | Cinesa Proyecciones 3D | Dreams Palacio de Hielo | La Vaguada | Yelmo Cines Islazul 3D | Yelmo Cines Plenilunio 3D   


       (Barcelona)

      Arenas Multicines | Bosque | Cinesa Diagonal 3D | Cinesa Diagonal Mar 18 3D | Cinesa Heron City 3D | Cinesa La Maquinista 3D | Cinesa Maremagnum | Glòries Multicines | Palacio Balañá   



  • EVENTO: II MUESTRA LO + PROHIBIDO (ARTISTIC METROPOL / 22-23 AGOSTO)
1

Clásicos prescindibles de ayer y hoy: La iniciación, con Ángeles Gómez (Programa Vivir Rodando 6 Mayo 2010)



La crisis nos azota. Ya no podemos gastar dinero en lo que nos gusta, viajes, música, libros...y cine. Por eso Vivir Rodando inicia en esta tercera temporada una labor social. Encontrar clásicos fascinantes a precios módicos (un euro) y analizarlos para así poder promocionar la cultura a todo a cien. Comienza Clásicos prescindibles de ayer y hoy. Para este programa Vivir Rodando contará con la inestimable y surrealista ayuda de Ángeles Gómez que nos recomendará un clásico (¿?) llamado La iniciación. Película de terror dirigida por Larry Stewart, escrita por Charles Pratt Jr. y protagonizada por Daphne Zúñiga (sí, la de Melrose Place), Vera Miles (sí, la de Psicosis) y Clu Culager (¿no os parece uno de los mejores nombres que hayáis leído nunca?). Una película que mezcla con caos y desconcierto, asesinatos, universitarias, hermandades, traumas y grandes almacenes. Vivir Rodando siempre con el mejor cine en el programa del 6 de mayo de 2010.

PD. Cualquier parecido de este programa con la sección Carne de videoclub del programa La Transversal de RNE no es coincidencia sino fruto de la admiración y respeto.



3

Humildad, autoría y genialidad

- Fantástico Sr. Fox - (Wes Anderson, 2009)





Seguro que muchos detractores de Wes Anderson se frotaron las manos al ver que la próxima película del director sería animada. Las oportunidades de masacrar al marciano y extravagante Anderson se multiplicarían con un proyecto que seguro que era extraño y sin sentido. Los fans de Anderson, en cambio, dudar de que el director perdiera algo de su toque personal y que no supiera adaptar su mundo al de Roald Dahl. Pues que nadie se preocupe. Fantástico Sr. Fox es puro Wes Anderson y a la vez es accesible, luminosa y optimista. Humildad, autoría y genialidad son los culpables de que esta obra vaya a ser una de las mejores de la cosecha de 2010.

Humildad. Eres Wes Anderson, respetado director con un mundo propio y se te presenta un problema. Vas a adaptar la obra de un genio como Roald Dahl y puede ser que sientas la tentación de tapar el personal mundo de Dahl por mostrar tus ideas. La realidad es que Anderson ha sabido ser humilde y saber que lo primero es mostrar el mundo de Dahl. Tramas engañosas que bajo la imagen de historias con universos fascinantes e infantiles esconden personajes con terribles dramas humanos. No en vano, el Sr. Fox es un cabrón, ladrón y mentiroso que antepone su ego personal al bienestar de su familia. Anderson ha sabido encontrar un paralelismo perfecto entre su forma de ver la realidad y la de Dahl y ha realizado una película que gustara tanto a niños como a mayores. Una de las mejores adaptaciones gracias a que Anderson ha pensado antes en Dahl que en si mismo.

Autoría. Que nadie se lleva a engaño esta es una película de Wes Anderson. Familias disfuncionales, adultos que no quieren crecer, humor marciano... Fantástico Sr. Fox es tan Anderson como Los Tenembaums. Una familia de genios o Academia Rushmore. El mérito de este film es que es un film con varias capas. Un niño puede gozar con las aventuras de unos simpáticos animales, un adulto entendera las dobles lecturas y el humor negro de la historia y un amante del cine podrá ver un film de Anderson. Buena y acertada música rock y pop, ritmo vertiginoso, diálogos entre absurdos y geniales y, para rematar, color mucho color. En este caso un color ocre que nos remite a las ilustraciones de cualquier libro infantil. Como he escrito antes, Wes Anderson ha sabido dejar su mundo personal utilizando otro fascinante mundo personal. Y encima en una película tan deliciosa que puede encandilar a cualquier espectador. Hay que ser muy bueno para hacer eso.

Genialidad. La utilización de la stop-motion para Fantástico Sr. Fox podía generar dudas que , afortunadamente, desaparecen en el primer minuto. Esa técnica le da un sabor clásico a todo el film que crea una unión perfecta con el mundo de Anderson. Los movimientos de los animales, algunas escenas soberbiamente resueltas (la pelea de la rata con el Sr. Fox en las alcantarillas)...hace que cada momento de la película te deje con la boca abierta. Porque Fantástico Sr. Fox es en si misma una obra genial, personal y lucida que hace que creas que el cine todavía te puede maravillar. Wes Anderson, Roald Dahl, Alexandre Desplat, stop-motion... tantas palabras y nombres geniales juntos sólo podían crear una obra única.

Lo mejor: su inagotable imaginación visual y sonora

Lo peor: que el nombre de Wes Anderson espante a gente que podría disfrutar con la película

. Zorruno "savoir faire" (Javier Cortijo, ABC)

"Un precioso y preciosista troquelado artesanal basado en una fábula de Roald Dahl donde, sorpresa, encontramos en fila india casi todas las claves, guiños, estiramientos de meñique y dulces extravagancias que presiden su cine desde siempre y, sorpresa doble, comprobamos que a sus tradicionales detractores les encanta."

. Artesanía e imaginación (Sergio Román, Cinebulosa)

"Emoción, aventura, acción, y un cuidadísimo humor inteligentemente posicionado se mueven al son de una familia de zorros que luchan por marcar su territorio huyendo de las pautas dictadas por el destino en busca de un hábitat más saludable."

. Fantasias animadas de subsuelo (Noel Ceballos, Cine 365)

"Brillante y conmovedora, Fantástico Sr. Fox es una de esas obras a las que uno les gustaría irse a vivir."
0

Programa Vivir Rodando 22 Abril 10



A su manera Sergio Leone cambió la historia del cine. Cogió el género más clásico de todos (el westen) y le dio la vuelta convirtiéndolo es una sucesión fascinante de imágenes de violencia, humor y mucho cine. La Trilogía del Dólar y el spaghetti western supone una parada indispensable en la historia del cine y para explicarnos lo importante que fue Vivir Rodando recluta a dos grandes, José Carlos Lledo y Patricio Vidal (creadores del programa de culto “El bueno, el feo y el malo”). Un western diferente en Vivir Rodando.

Para escuchar o descargar el programa pinchad en:

. Programa Vivir Rodando 22 Abril 10 (Especial La Trilogía del Dolar / Spaghetti Western)
2

Tim Burton a la sombra de Lewis Carroll

- Alicia en el País de las Maravillas - (Tim Burton, 2010)





Si a un niño no se le castiga cuando hace algo malo acaba creyendo que lo que ha hecho está bien y habrá posibilidades de que repita esa acción. Cuando Tim Burton dirigió la insípida (y única mala película del director) El planeta de los simios el problema fue su gran éxito de taquilla. Tanto dinero junto legitimó en cierta manera el hacer del director y quizá algo cambió en Burton. Porque hace unos años si nos hubiéramos enterado que Tim Burton iba a idrgir las adaptaciones al cine de las obras emblemáticas de Roald Dahl (Charlie y la fábrica de chocolate) y Lewis Carroll (Alicia en el País de las Maravillas) medio mundo hubiera dado palmas con las orejas. Pero los tiempos cambiaron con el éxito de El planeta de los simios.

Porque de que de la adaptación de Tim Burton del universo Carroll saliera una mala película es algo imposible. Alicia en el País de las Maravillas tiene los ambientes, la fauna y los personajes. Están allí son reconocibles y fascinan tanto como con la lectura de los libros o con la visión de la película de Disney. Burton sabe a que juega y lo hace con gran precisión. Ver el cuento de Alicia en pantalla grande con alguien con buen gusto para las narraciones extraordinarias es algo que no se puede desdeñar. El único problema es que da la sensación que a Lewis Carroll se lo ha comido Tim Burton ya que podemos ver la obra del escritor pero cuesta más descubrir la del director. Cuanto más avanza la película cuesta más ver la diferencia entre una gran película de autor y un telefilm de lujo de una gran cadena (de lujo si pero telefilm al fin y al cabo). Porque no puede haber ninguna queja con el gato de Chesire, el Conejo Blanco, el Sombrero Loco (aunque, a veces, puede ser algo cansino)...que no decepcionan y están tal y como hemos podido imaginarlo. El único problema es más de fondo que de forma. Da la impresión que Burton nunca le encuentra el punto a la historia para lograr realizar una película completamente suya a pesar de tener todos los medios del mundo. Y eso repercuta en que tengamos vivir más de hora y media de la fascinación de unas imágenes preciosas y, a veces, fascinantes pero sin ningún golpe especial que creamos que estamos viendo “algo distinto”.

Porque quizá esta película llega demasiado tarde. El Burton más cercano a Eduardo Manostijeras con menos presupuesto y medios hubiera podido cazar mejor lo que quería él y lo que quería Carroll para hacer una gran película. Pero estos no son tiempos de magia. Burton ha accionado el piloto automático para hacer una película más que correcta, entretenida y disfrutable. Pero no para dejarnos con la boca abierta y simplemente con una media sonrisa. Un obra para disfrutar pero no para permanecer.

Lo mejor: los personajes de el País de las Maravillas, en especial mi querido gato de Chesire

Lo peor: que la personalidad de Tim Burton no sobresalga más

. Videojuego barroco y anodino (Desirée de Fez, El Periódico)

. Alicia grande, Alicia pequeña (Scotty, El blog de Scotty)

. Un relativo País de las Maravillas (Carlos Boyero, El País)
10

Series de cine: El ala oeste de la Casa Blanca. La métrica del poder



Al revés que en el cine en la series el termino autor es poco utilizado. Aunque esa tendencia está cambiando, el menudo de la televisión siempre ha dado la imagen de ir pasos atrás que otros artes como el cine y la pintura. Y en realidad es algo bastante injusto porque, por poner un ejemplo, Valerio Lazarov podía ser considerado un autor independientemente que gustara más o menos lo que hacia. Pero si alguien puede ser considerado un verdadero autor dentro de la televisión es Aaron Sorkin. El guionista y dramaturgo creo y elaboro una de las obras cumbres de la historia de la televisión, El ala oeste de la Casablanca. Y el termino crear nunca tuvo tanto sentido ya que escribió desde la primera a la última letra de los guiones de la serie, controlando cada coma y el ritmo de cada frase. Lo hizo hasta que el estrés y las drogas tuvieron que dejar la serie en otras (y sabias manos) en sus últimas temporadas. Y la verdad es que aunque ese control no iría bien para su salud sí lo hizo para El ala oeste de la Casablanca ya que estamos antes una de las ficciones más apasionantes y mejor escritas jamás vistas en televisión o en cine

Porque El ala oeste de la Casablanca es lo que indica el título ni más ni menos. La vida diaria en el lugar de trabajo del hombre más poderoso del mundo. Pero la gracia de todo esto es que no se centraba en la vida y milagros del presidente de Estados Unidos. Es más, aquí este personaje (interpretado por Martin Sheen) es un secundario de lujo. Sorkin se centra en los personas que realmente dominan el mundo (aparte de los grandes empresarios), los que rodean al presidente, sus consejeros, los trabajadores de este ala oeste. Y la serie no pretende ni magnificar ni empequeñecer la historia, aquí lo que importa es el día a día de estos trabajadores, y si la trama es la aprobación de una ley sobre impuestos en el Congreso, ese es el argumento. Pero la clave está en cómo contar las cosas y en eso Sorkin es un maestro. Unos diálogos largos y de ritmo infernal (esos duelos Janel Moloney contra Bradley Whitford de las primeras temporadas) hacían que hasta el más mínimo detalle de la serie resultara apasionante. Es más, el peligro de sentirte acomplejado ante tal nivel de inteligencia que ves en pantalla es alto.



Los diálogos de Shakespeare necesitaban grandes actores para recitarlos. Lo mismo sucede en El ala oeste de la Casablanca. El gran nivel dialéctico sólo podía contar con un reparto de altura. Y estamos ante una de las mayores exhibiciones actorales que se hayan podido ver. De la serie, que no tenia un protagonista claro, destacaba ese quinteto de la muerte formado por Allison Janney (¿alguien me va a vender que Meryl Streep es mejor actriz que ella? Entonces, ¿por qué no es una superestrella con veinte nominaciones al Oscar?), Richard Schiff (cuantas cosas podía decir con apenas un par de gestos), John Spencer (descanse en paz, maestro), Bradley Whitford y Rob Lowe. Aunque la serie contó con grandísimos actores ese quinteto estableció una química que sintieras cercanos a esos hombres tan poderosos.

Con la baja de Sorkin siempre se ha dicho que la serie bajo de calidad cuando quedo en manos de John Wells. Lo siento pero no es mi opinión. Las cinco temporadas de la serie son de matricula de honor dejando un cum laude para la séptima. Va de un joven congresista hispano (Jimmy Smits, soberbio) que intenta convertirse en presidente de los Estados Unidos venciendo a un veterano republicano (Alan Alda, más soberbio todavía) y con un programa electoral arriesgado con un plan de educación revolucionario. ¿Suena de algo? A lo mejor si cambiamos las palabras negro por hispano, al veterano republicano le ponemos el rostro de John McCain y en vez de plan de educación sea de sanidad obtengamos algo que nos resulte familiar. Otro de los motivos de la grandeza de El ala oeste de la Casablanca. No sólo hacer de la realidad algo apasionante sino ejercer de pitoniso del futuro. Otro motivo más aunque sí hubiera que escribirlos todos acabaría siendo un documento tan largo como la constitución estadounidense. Sólo hay que decir, gracias señor Sorkin. Autor Sorkin, mejor dicho.

2

Es el corazón, imbécil

- El escritor - (Roman Polanski, 2010)





Si un mismo director es capaz de realizar algo tan, tan grande, terrorifico y estimulante como La semilla del diablo y veinte años después ponerme de los nervios con esa cosa horrorosa llamada Frenético es para tenerlo en cuenta. Porque eso significa que Roman Polanski es un personaje extraño, con mucho talento pero al que a veces cuesta encontrarle un estilo propio. Y con estas llega la buena nueva de El escritor que mucha gente señala como el mejor Polanski en años. Pero entonces recuerdo que me gustó bastante La novena puerta mientras bastante gente la ponía de vuelta y media con lo cual decido tomar con calma la visión del nuevo film de Polanski.

Y la verdad es que Polanski le da una interesante atmósfera opresiva a una historia realmente apetitosa. Esa isla y ese apartamento de lujo se convierten en unos infiernos cercanos a La muerte y la doncella y es ahí donde Polanski se siente más cómodo y nosotros disfrutamos más. Curiosamente el problema viene por una de las supuestas virtudes de El escritor. Su argumento justifica a Polanski a hacer cosas que suenan a estirar el chicle por el camino que toma la película, el del thriller europeo, seco, duro pero también frío. Porque tenemos que aguantar polvos absurdos con ex – primeras damas británicas, un GPS mágico y esclarecedor y la típica aparición del anciano diciendo la mágica frase “esa muerte fue muy extraña” (te queremos Eli Wallach pero no cuela). Aunque la sensación de estiramiento esta ahí por lo menos tenemos una saludable atmósfera turbia que lo acompaña.

Las virtudes de El escritor son mucha. Su recta final e inicial son magnificas y te meten en una historia muy interesante aunque quizá de menos de lo que promete. Pero sin duda una de las cosas que más se disfrutan del film es su magnifico reparto. Aunque Ewan McGregor está más que correcto en su papel de guía por los mundos turbios del poder los aplausos se los lleva su compañía. Las apariciones de Kim Cattrall, Olivia Williams (una agradable sorpresa) o Tom Wilkinson elevan el nivel e interes de la película dándonos a entender que son personajes oscuros con mucho que ocultar. Y ahí llegamos a Adam Lang / Pierce Brosnan, que está realmente en su aparición como ex – primer ministro británico. Tanto cuando está como cuando no está tiene una presencia magnética que hace que creamos que El escritor tenga más carne de la que realmente tenga. El problema es que sus duelos con McGregor son tan apasionantes que se echan de menos durante la parte central del film y hace que uno se pregunte que hubiera pasado si Polanski y sus guionistas hubieran optado por otra camino. En resumen, lo que hubiera hecho Oliver Stone si hubiera sido el director. Porque aunque es realmente disfrutable este último Polanski se echa en falta que el polaco escuche más los consejos de sus propios personajes. James Belushi le dice al personaje de McGregor que para escribir el libro sobre Adam Lang vaya directo al corazón. Pues al final será eso lo que chirrié en El escritor. Simple y llanamente algo más de corazón.

Lo mejor: una conseguida atmosfera turbia

Lo peor: Brosnan debería aparecer más

. ¿Polanski a la altura de Hitchcock? (Mr. Beldevere, El blog de Mr. Beldevere)

. Malditos suizos (Rubén Lardín, Cine 365)

. El suspense como tesis política (Nacho Cabana, Kane 3)