Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase Lo mejor de 2017 (IV): Películas Lo mejor de 2017 (III): Interpretaciones Lo mejor de 2017 (II): Encuesta anual Vivir Rodando
0

Frenético corazón generacional

- Scott Pilgrim contra el mundo - (Edgar Wright, 2010)

“Esta generación esta perdida y no sabe adónde va” Mil y una veces miembros de una generación suelen despreciar a la siguiente con sentencias que dejan claro que “los jóvenes no saben lo que es la vida”. Esas frases (a veces acertadas) en realidad frivolizan sobre las claves que marcan una generación. Ya que cada una tiene sus grandezas y miserias que son generalmente incomprendidas por los que no pertenecen a ella. Bajo la apariencia de videojuego frívolo Scott Pilgrim contra el mundo es una película que puede llegar a marcar en diversas mentes y corazones. Puede ser que Michael Cera estuviera frustrado por perder su papel de Mark Zuckerberg en una película tan generacional como La red social. Y esa frustración le llevara a rodar una película radicalmente distinta (del clasicismo moderno de Fincher pasamos al brillante exceso de Wright) pero con un corazón cuyos jóvenes latidos se sienten en todo el metraje. Scott Pilgrim contra el mundo cuyo frenesí y exceso pueden llegar a desorientar al espectador. Tan desorientado como se siente Scott Pilgrim o se puede sentir cualquier joven en cualquier lugar del mundo.

Scott Pilgrim contra el mundo nunca agota en casi sus dos horas de metraje. Y ahí se ve el excelente trabajo de Edgar Wright que logra una narración frenética que nunca da un descanso al espectador y que además logra crear unos personajes de carne y hueso donde parecía imposible que los hubiera. Scott Pilgrim, Ramona Flowers, Knives Chau…son personajes que no se convierten en arquetipos adolescentes sino que gracias al trabajo actoral y la sensibilidad de Wright crean una historia argumental, sorprendentemente, creíble. Es imposible enumerar las mil y una referencias de Scott Pilgrim contra el mundo. Los videojuegos, la (mal) llamada música indie (parodiando a los grupos tristes), el (extraño) mundo sentimental de los jóvenes, la sexualidad, la cultura popular (ojo al estupendo homenaje a las sitcoms con la aparición de la música de ...Seinfeld)...Todo ese batiburrillo (pos) moderno es manejado por Wright con una soltura y gracia envidiables logrando que un conjunto que debería caerse a la media hora se mantenga con una solidez de hierro. Muy divertida y con más sustancia de lo que se podría esperar Scott Pilgrim contra el mundo no es la película que cualquier joven querría ver. Es la película que cualquier joven querría protagonizar. 

Lo mejor: su ritmo frenético

Lo peor: sus excesos pueden dejar a gente fuera

. La grandeza de ser hija de su tiempo (John Tones, Cine 365)

Edgar Wright consigue con esta sensacional aventura de romance adolescente reflejar con precisión la acelerada cultura pop actual, pero también reflexionar sobre ella

. Un cómic, un videojuego, una película (Alberto Abuín, Blog de cine)
Personalmente me quedo con el sano humor con el que el director se enfrenta a todas las posibilidades del relato, y que en cierto momento parecen infinitas


Un festín visual que, unido a las estruendosas melodías de los sex-bob-omb, hacen de Scott Pilgrim contra el mundo la rara avis de la temporada que ha tardado más de lo debido en llegar a nuestros cines

0 comentarios: