Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase Lo mejor de 2017 (IV): Películas Lo mejor de 2017 (III): Interpretaciones Lo mejor de 2017 (II): Encuesta anual Vivir Rodando
3

Una vida mejor

 - La red social - (David Fincher, 2010)

Una de las razones del fracaso comercial de esa obra maestra que es Zodiac es que el público entendió que era una película sobre un asesino. La realidad es que el asesino era una excusa para hablar del vacío del ser humano, de la sobreinformación como tortura para el ciudadano de a pie... Y en La red social, David Fincher vuelve a hacer lo mismo. Facebook supone la excusa para volver a hacer una afilada radiografía del lado más oscuro del individuo. Y nunca mejor dicho porque la película es un retrato de la individualidad, de la lucha contra lo impuesto, la sociedad...y, a veces, contra uno mismo.

La red social podía haber sido una película barato sobre buenos (Eduardo Saverin, Cameron Winklevoss, Tyler Winklevoss, Divya Narendra...) contra malos (Mark Zuckerberg, Sean Parker... ) Pero si se analiza el cine de David Fincher y la obra de Aaron Sorkin podemos ver que sus personajes siempre son retratados en el filo de la ambigüedad. En la película se podria definir a Mark Zuckerberg como un antihéroe nihilista. Pero heroe al fin al cabo. Individuo que lucha contra los ricos, cachas, triunfadores por herencia... que cree que tiene derecho a aspirar a una vida mejor. Un Robin Hood que roba a los ricos...para darselo a él mismo. Ahí es donde radica la fuerza de La red social. En la velocidad de sus dialogos, los encuadres perfectos, el montaje maestro...hay un contenido donde nada se da por supuesto y deja al espectador la sensación de que el ser humano puede ser cruel en sus errores como perdonable por ellos mismos. La red social no va exactamente (como se podía suponer) de sexo, drogas, dinero (el vil metal es irónicamente despreciado en el film) o ambición desmedida. Ni siquiera creo que sea el retrato de una generación. La red social podría ser exportable a cualquier época o estado del ser humano. Con un estilo cercano al Bret Easton Ellis (pero nunca llegando a su autismo emocional) la película llega con brillantez y sin exceso al fondo del ser humano. El que no se resiste a andar por el camino que le han marcado. Aunque deba dejar la poca alma que uno tiene.

La red social es el retrato de un antihéroe nihilista que aspira a ser mejor aunque para ello tenga que vender su (casi nula) alma

Es verdad que La red social es Fincher en estado puro. Pero el maestro es tan bueno como listo. Porque La red social es una especie de All Star donde cada elemento se ha juntado con el otro para lograr un conjunto sin fisuras. En la película tenemos los eternos diálogos de Sorkin, el talento visual de Fincher (una competición de remo que podría pasar a la historia del audiovisual), la música acertadamente ensordecedora de Trent Reznor y Atticus Ross y la interpretación magistral de Jesse Eisenberg. Todos aportan su grano de arena para crear una obra tan descomunal como sutil. Sólo hay que ver los breves pero certeros retratos femeninos de los personajes interpretados de Rashida Jones y Rooney Mara (aquí hay futuro). Por eso La red social termina con una excelente secuencia que deja abiertas muchas preguntas (y da bastantes respuestas) sobre la naturaleza del individuo. Y donde el espectador debe dar su solución sobre lo que es esta maravillosa experiencia que es La red social.

Lo mejor: la perfecta unión de los talentos de Fincher, Sorkin, Reznor, Ross y Eisenberg 

Lo peor: su escasa duración

. El reflejo de una generación (Daniel Lobato, La noche americana)

Al igual que hiciera con Zodiac, Fincher otorga a La red social un estilo sobrio y muy analítico, se limita a enseñar sin entrar a juzgar las acciones de los personajes

. La paradoja de Zuckerberg (Jordi Costa, El País)

Fascinante estudio de personaje y preciso retrato de una época -el estricto presente-, La red social se abre como una novela de campus y culmina en una secuencia final perturbadora, que quizá lanza un guiño inconsciente al Samuel Beckett de Film (1965)

 . A universal story that's hard not to like (Ann Hornaday, The Washington Post)

"The Social Network" can't be taken as the literal record of events -- which ultimately involved Zuckerberg being sued by his partners and competitors. Clearly Sorkin and Fincher had higher aspirations for their film. With surgical precision, exhilarating insight and considerable storytelling flair, they make Zuckerberg both a metaphor and a lens through which to understand contemporary culture

3 comentarios:

''Kane Lynch''

Acertada crítica, pero al fin y al cabo el mérito de Fincher es el ritmo que imprime a un film con una historia que es difícil que aguante ese ritmo. El guión, brillantísimo (bajo mi punto de vista lo mejor de esta obra). Lo del retrato del individuo en la sociedad es cierto, e incluso con otra trama podría extrapolarse a otros tiempos (esa lucha de la que hablas de Zuckerberg consigo mismo...), aunque existen muchas obras que tratan este problema con más brillantez aunque siendo radicalmente diferentes (véase Match Point, de Woody Allen, Nuestra Música de J.L. Godard...) No obstante, gran película que supera de largo esa obra que podría haber llegado a ser maestra que es El Curioso Caso de Benjamin Button.

Silvia

Estoy deseando ver esta película. Cuando lo haga, te daré mi opinión.

Por cierto, a mí 'Zodiac' me encantó.. gracias por recordarla! Creo que la volveré a ver con más tranquilidad...

email_galicia

Es una película muy recomendable, pero por el estilo de Fincher habrá gente a la que no le guste. A mi, me gusta, pero se me hizo un poco pesada la parte de las demandas al principio. Por justicia, el guión tiene que ganar el Oscar, y aunque a mi no me gustó tanto como Inception, la veo con más posibilidades para la categoría más importante. Habrá que esperar a que lleguen las últimas apuestas de los estudios para saber si hay otra película que le haga sombra, como podría ser, según dicen, la de "El discurso del rey".
En cuanto a la duración, yo también le daría más metraje, pero hay que entender que Fincher está un poco atado aquí. Su exitosa "el curioso caso de Benjamin Button" terminó recortada por la Paramount, que la consideraba demasiado larga, mientras que "Zodiac", que el tiempo hará que sea más reconocida, es la película con peor recaudación de toda la filmografía del director, y esto se debe en gran parte a su larga duración.