A la venta 'Un mundo aparte. 50 visiones cinematográficas sobre la creación literaria' Lo mejor de 2018 (I): Momentos Programa Vivir Rodando 104: José Luis Garci Programa Vivir Rodando 103: Sitges 2018 Programa Vivir Rodando 102: Cómo acabar con la contracultura
0

Sobada receta indie

- Sunshine Cleaning - (Christine Jeffs, 2008)

Ya puedo ver y oír a Christine Jeffs mientras preparaba Sunshine Cleaning: “Tengo una idea original  para una película de poco presupuesto, un film indie que hará las delicias de todo Sundance y festival que se presente. Y encima puedo contar con dos actrices que son muy conocidas pero todavía no supestrellas (Amy Adams y Emily Blunt) y el caramelo indie les puede atraer. Por supuesto para que parezca una película extravagante fichamos a Alan Arkin para el papel de abuelo excéntrico aunque esté metido con calzador en la película. Y además así alguien se puede confundir y parecerle que está viendo Pequeña Miss Sunshine y eso que ganamos. Y ya que hemos metido un personaje sin mucho sentido nos inventamos un niño a Amy Adams (madre soltera, of course) que tenga muchos traumas pero más que pena que haga gracia. Ya está, acabo de hacer película indie del año. Un momento... para que parezca indie le daré un papelito a Steve Zahn que nunca parece si va o viene del cine más independiente. Ahora si, a sentarme y a esperar los premios y  las buenas criticas”

Ojalá todo fuera tan fácil. La pena es que Sunshine Cleaning acaba resultando un batiburrillo vulgar y poco trabajado de personajes al limite...de algo que no llegamos a comprender. Jeffs utiliza la táctica de crear unos personajes bastante vacíos e inundarles de problemas absurdos y mal explicados llegando a protagonizar algunas escenas más ridículas que emocionantes (Adams hablando en la furgoneta con su madre) Suicidios, infidelidades, niños inadaptados, inestables relaciones fraternales...pululan por Sunshine Cleaning sobando todos los topicos que utiliza una buena película indie (ahora sólo falta saber que es eso).La originalidad y el estilo no existen en un film que cree que teniendo una interesante idea y un muy buen reparto todo el trabajo está hecho. No hay más que ver los personajes del abuelo (Alan Arkin) y el niño (Jason Spevack) creados artificialmente y que en ningún momento encuentran su sitio en Sunshine Cleaning. No todo es desastroso. Por suerte Amy Adams y Emily Blunt aportan dosis de talento para poder salvar lo que Christine Jeffs y Megan Holley están destrozando. Gracias a ellas y a su corta duración Sunchine Cleaning logra sobrevivir sin hacer mucho ruido. 

Lo mejor: el talento de Adams y Blunt para salvar sus personajes

Lo peor: el calzador con que están metidos los personajes de Alan Arkin y Jason Spevack

. Nosotras limpiamos la sangre (Quim Casas, Cine 365)

Sus peripecias, así como las del hijo de una de ellas, conocido por sus inesperadas reacciones en el colegio, y el padre de las dos (Arkin en su salsa), dan un juego más bien limitado y marcan ese registro considerablemente indolente en el que se ha instalado buena parte del cine independiente norteamericano

. Limpieza sin purificación (Jordi Revert, La Butaca)

En realidad, no hay más limpieza aquí que la de todo signo de personalidad. Salvo en el prólogo, tampoco hay una palabra más alta que otra. Las manchas y charcos de sangre son tan invisibles como esa subtrama que incorpora la siempre interesante Mary Lynn Rajskub o la de un desperdiciado Clifton Collins Jr., sintomáticas ellas de una narración en piloto automático, del todo previsible e incapaz de golpear en cualquiera de sus frentes emocionales

. Un rayo de sol (Óscar Martínez, E. Cartelera)

Con ese habitual tono de comedia dramática recurrente en este tipo de producciones, 'Sunshine cleaning' se erige, pues, como un producto fácilmente disfrutable pero carente de verdadera impronta, en el que las virtudes argumentales e interpretativas mantienen una pugna constante por huir de los convencionalismos genéricos sobre los que se sustenta

0 comentarios: