Programa Vivir Rodando 97: Verónica Programa Vivir Rodando 96: 40 aniversario del Festival Internacional de Cine Independiente de Elche Programa Vivir Rodando 95: Selfie Programa Vivir Rodando 94: John Keel / Mothman, la última profecía Programa Vivir Rodando 93: Sueños eléctricos. Cine y cultura rock
  • INICIO
  • VIVIR RODANDO ES...
  • ► PODCAST VIVIR RODANDO (2008-2017)
  • LO MEJOR (2007-2016)
  • HISTÓRICO
      2016 

      Película 

      Carol / The Duke of Burgundy

      Interpretaciones

      Adam Driver (Paterson)
      Lorena Iglesias (Esa sensación)

      Encuesta anual

      Los odiosos ocho

      2015 

      Película 

      It Follows

      Interpretaciones

      Ramón Barea (Negociador)
      Essie Davis (Babadook)

      Encuesta anual

      Del revés (Inside Out)

      2014 

      Película 

      Sólo los amantes sobreviven

      Interpretaciones

      Leonardo DiCaprio (El lobo de Wall Street)
      Emmanuelle Seigner(La Venus de las pieles)

      Encuesta anual

      El gran hotel Budapest

      2013 

      Película 

      La cabaña en el bosque

      Interpretaciones

      Philip Seymour Hoffman (The Master)
      Adèle Exarchopoulos (La vida de Adèle)

      Encuesta anual

      Django desencadenado

      2012 

      Película 

      Moonrise Kingdom

      Interpretaciones

      George Clooney (Los descendientes)
      Rooney Mara (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres)

      Encuesta anual

      Moonrise Kingdom

      2011

      Película 

      Drive

      Interpretaciones

      Ryan Gosling (Drive)
      Natalie Portman (Cisne negro)

      Encuesta anual

      Midnight in Paris

      2010

      Película 

      La red social

      Interpretaciones

      Joaquin Phoenix (Two lovers)
      Emma Stone (Rumores y mentiras)

      Encuesta anual

      Origen

      2009

      Película 

      La clase

      Interpretaciones

      Frank Langella (El desafío. Frost contra Nixon)
      Charlotte Gainsbourg (Anticristo)

      Encuesta anual

      El curioso caso de Benjamin Button
      Déjame entrar
      Los mundos de Coraline
      El secreto de sus ojos

      2009

      Película 

      Tropic Thunder

      2008

      Película 

      Zodiac
  • TWITTER | FACEBOOK | RSS | ITUNES
  • CONTACTO
  • LISTAS
  • ► PROGRAMA VIVIR RODANDO 97: VERÓNICA
  • RESUMEN 2016
  • EVENTO: SHE MAKES NOISE (19-22 OCTUBRE / LA CASA ENCENDIDA)
2

Lo mejor de 2010 (V): Las mejores películas de 2010












1. LA RED SOCIAL (David Fincher)
2. TWO LOVERS (James Gray)
3. TOY STORY 3 (Lee Unkrich)
4. ANVIL. EL SUEÑO DE UNA BANDA DE ROCK (Sacha Gervasi)
5. FANTÁSTICO SR. FOX (Wes Anderson)
6. ORIGEN (Christopher Nolan)
7. UN PROFETA (Jacques Audiard)
8. EN TIERRA HOSTIL (Kathryn Bigelow)
9. SCOTT PILGRIM CONTRA EL MUNDO (Edgar Wright)
10. SHUTTER ISLAND (Martin Scorsese)

Fin o principio de una generación. No se sabe si eso lo marca La red social. Pero no por ello es la película del año 2010. Lo es porque pocas veces gente tan distinta (David Fincher, Aaron Sorkin, Trent Reznor, Atticus Ross, Jesse Eisenberg...) unieron fuerzas para crear un conjunto solido como una roca. Dos horas que pasan como un suspiro en un film que no sólo habla de ambición y poder (que también) sino que hace un retrato perfecto de la soledad. Amor y tortura o el amor como tortura. Sin existir una obra magna como la de Fincher, Two lovers deberia ser la película del año. Simplemente por ser un clásico complejo y con una sensibilidad difícil de ver en el cine norteamericano. Para todos los que no hayan visto esta obra maestra de James Gray simplemente animarles porque verán algo distinto.

Hacer algo distinto haciendo lo mismo. Toy Story 3 cerraba con una perfección asombrosa una saga para la historia. Humor, acción y sensibilidad que no sensiblería. Y la película más “bonita” del año la ha protagonizado un grupo ¡de heavy metal! Sufrir, reírse y emocionarse con los altibajos del grupo Anvil en Anvil. El sueño de una banda de rock ha sido uno de los grandes momentos de esta año que nos deja. ¡Godzilla! Y también es genial sentirse inteligente con ese torrente de creatividad e ironía que ha sido la incursión de Wes Anderson en el mundo animado con Fantástico Sr. Fox.

La carrera de Origen ha sufrido de todo desde su estreno. Ovaciones al principio, luego recelos, más adelante división de opiniones...  Lo que es obvio es que es una película magnética que atrae (para bien o para mal) dirigida por un grande como es Christopher Nolan. Quizá la película del año por los ríos de tinta que trajo consigo. Un profeta fue la confirmación de Jacques Audiard como uno de los grandes narradores europeos. La historia de un superviviente en una cárcel era mezclada con maestría con elementos de cine negro y social. Y una maestra es Kathryn Bigelow. Los oscars han debido premiar a su soberbia En tierra hostil para que muchos volvieran la mirada a esta mujer. Simplemente ha hecho lo que sabe rodar como nadie como es la guerra de verdad sin coartadas de ningún tipo. Y si con La red social podíamos hablar de película generacional es imposible no hacer con Scott Pilgrim contra el mundo. Con un ritmo frenético de videojuego la película se convierte en un documento (casi) histórico. Una película para tomarse más en serio de lo que parece. Y para el final está Shutter Island. Martin Scorsese se suelta la melena y arriesga como hace mucho que no lo hacía. Y ya por eso se merece el aplauso. Shutter Island es tan excesiva como genial. Esperemos que siga por ese camino en proyectos venideros.

También fueron grandes películas: Air Doll, Al límite, An education, Balada triste de trompeta, Exit through the gift shop, Gainsbourg (Vida de un héroe), El gran Vázquez, I'm not there, Rumores y mentiras, Un tipo serioUp in the air y Las vidas posibles de Mr. Nobody

En años anteriores...
2009 - La clase (Laurent Cantet)
2008 - Tropic Thunder (Ben Stiller)
2007 - Zodiac (David Fincher)
0

Lo mejor de 2010 (IV): Interpretaciones de cine en 2010














1. Joaquin Phoenix (Two lovers)
2. Jesse Eisenberg (La red social)
3. Tahar Rahim (Un profeta)
4. Eric Elmosnino (Gainsbourg (Vida de un héroe))
5. Santiago Segura (El gran Vázquez)

También fueron grandes interpretaciones: Álex Angulo (El gran Vázquez), Alfred Molina (An education), Andrew Garfield (La red social), Anthony Mackie (En tierra hostil), Antonio de la Torre (Balada triste de trompeta), Carlos Areces (Balada triste de trompeta), Chris Cooper (The town. Ciudad de ladrones), Christopher Mintz-Plasse (Kick-Ass. Listo para machacar), Danny Trejo (Machete), Enrique Villen (El gran Vázquez), Frank Langella (Wall Street 2: El dinero nunca duerme), George Clooney (Up in the air), Jeff Bridges (Los hombres que miraban fijamente a las cabras), Jeremy Renner (En tierra hostil), John Travolta (Desde París con amor), Josh Brolin (Conocerás al hombre de tus sueños), Jude Law (Sherlock Holmes), Justin Timberlake (La red social), Leonardo DiCaprio (Origen / Shutter Island), Mel Gibson (Al límite), Michael Cera (Scott Pilgrim contra el mundo), Michael Stuhlbarg (Un tipo serio),  Morgan Freeman (Invictus),  Niels Arestrup (Un profeta), Peter Sarsgaard (An education), Pierce Brosnan (El escritor), Ray Winstone (Al límite), Robert Downey Jr. (Sherlock Holmes), Santiago Segura (Balada triste de trompeta) y Steve Carell (Noche loca)










1. Emma Stone (Rumores y mentiras)
2. Donna Bae (Air Doll)
3. Olivia Williams (El escritor)
4. Carey Mulligan (An education)
5. Tina Fey (Noche loca)

También fueron grandes interpretaciones: Anna Kendrick (Up in the air), Amanda Seyfried (Chloe), Cate Blanchett (I'm not there), Chloe Moretz (Kick-Ass. Listo para machacar), Concha Velasco (Rabia), Gwyneth Paltrow (Two lovers), Isabella Rossellini (Two lovers), Ivana Baquero (La otra hija),  Kim Cattrall (El escritor), Marion Cotillard (Origen), Naomi Watts (Conocerás al hombre de tus sueños), Rashida Jones (La red social), Rooney Mara (La red social), Vera Farmiga (Up in the air) y Vinessa Shaw (Two lovers)

En años anteriores...

2009 - Frank Langella (El desafío. Frost contra Nixon) / Charlotte Gainsbourg (Anticristo)
1

Lo mejor de 2010 (III): Origen , mejor película del año según la encuesta anual de Vivir Rodando

En este resumen de 2010 llegamos a un momento importante. Preguntarle a los seguidores, amigos, enemigos de Vivir Rodando y gente en general cuales han sido las películas que más les han gustado este año que nos deja. Y como hace un año han dejado una lista variada, interesante...y generacional. Los Scorsese o Coppola han dejado paso a una serie de cineastas que han cogido el testigo para convertirse en los nuevos clásicos modernos. Uno de estos máximos exponentes es Christopher Nolan cuya exitosa película Origen (14 votos) ha sido la mejor película de 2010 según el público que ha participado en esta votación. Nolan ha sabido combinar acción e inteligencia en una película que (obviamente) ha calado y fascinado a la mayor parte del público. Y también ha sabido sobrevivir a los detractores de la cinta que durante meses han puesto en duda la maestría de Origen. Lo que está claro es que Nolan no deja indiferente. Y que ha sido una votación generacional se muestra en la película que ha quedado en segundo lugar. Tras una reñidísima votación (sólo un voto de diferencia) La red social (13 votos) ha claudicado ante Origen. También ha calado entre el público una historia y unos personajes que a pesar de hablar de un hecho pasado nos muestra como es nuestra sociedad presente y futura. Nolan y Fincher, suyo es el mundo.

Si hablábamos de clásicos modernos en un segundo grupo nos encontramos a un clásico de los siempre. Martin Scorsese ha vuelto a encontrarse con el favor de público y critica con Shutter Island (10 votos). Igualado con ella esta una de las despedidas más redondas y emocionantes de la historia del cine, Toy Story 3 (10 votos). Haber poder disfrutado de un Scorsese y un Pixar en plenitud es un lujo.

Comandando con autoridad el siguiente grupo nos encontramos con otro clásico de siempre como Roman Polanski y su El escritor (5 votos). Todos sus problemas judiciales no le han hecho perder su pulso y ha realizado una de sus mejores películas de los últimos años. La conspiración te hará fuerte. Un poco más alejadas (3 votos) se encuentran tres obras distintas como Alicia en el país de las maravillas, El gran Vázquez y Up in the air.

Nos acercamos al siempre interesante grupo donde hay muchas películas. Films distinto que han calado a algunas personas pero que a otras por mil razones nos les han “llegado”. En este grupo se encuentran (2 votos): Anvil. El sueño de una banda de rock, Gainsbourg (Vida de héroe), En tierra hostil, Entre nosotros, Fantástico Sr. Fox, Harry Potter y las reliquias de la muerte: Parte I, Invictus, Kick-Ass: Listo para machacar, Nausicaä del valle del viento, Two lovers y Las vidas posibles de Mr. Nobody.

Y cerrando la lista de las mejores películas de 2010 según los amigos de Vivir Rodando está el grupo más variopinto (1 voto): Adele y el misterio de la momia, Al límite, An education, Buried (Enterrado), La cinta blanca, El concierto, Cómo entrenar a tu dragón, Conocerás al hombre de tus sueños, Desde París con amor, Ga´Hoole: La leyenda de los guardianes, The good heart, Green Zone: Distrito protegido, Entrelobos, Un hombre soltero, I’m not there, Iron Man 2, Machete, Los mercenarios, Nadie sabe nada de gatos persas, Océanos, Los ojos de Julia, Pájaros de papel, Un profeta, Precious, Robin Hood, Scott Pilgrim contra el mundo, Sexo en Nueva York 2, Sherlock Holmes, Soul kitchen, Submarino, The town. Ciudad de ladrones, Vivir para siempre y Wall Street 2: El dinero nunca muere.

Han participado en esta votación, Tania Baeza, Carlos, Sandra Van Leeuwen, Hugo Rodrigo, Silvia López, José Carlos Lledó, Santiago Segurola, Sandra Murcia, Ángeles Gómez, Gregorio Fernández, Nacho Gonzalo, Marcos Gómez, Ximo Matarredona, Fran Martínez, Eva Corbalán, Antonio Chaves, Alejandro Ferri, César Cornejo, Jorge Roche, Fernando Miró, Paula, Daniel Bermeo, Patricio Vidal y Emilio Pazo. El ganador del DVD de la película Kundun ha sido Marcos Gómez.

Mil gracias a todos por vuestra sabia colaboración.

En años anteriores...

2009 El curioso caso de Benjamín Button (David Fincher) / Déjame entrar (Tomas Alfredson) / Los mundos de Coraline (Henry Selick) / El secreto de sus ojos (Juan José Campanella)
0

Lo mejor de 2010 (II): / VR31.4X04 / Programa Vivir Rodando 23 Diciembre 10 (Resumen 2010)



Hacer balance de los años que finalizan puede parecer algo tan absurdo y fácil como celebrar la Navidad. Pero también es una buena manera de ver si nuestro mundo marcha bien o es hora de pegar un volantazo para enderezar las cosas. En este último Vivir Rodando hacemos un repaso a las películas que más nos han calado que van desde La red social a Planes para mañana. Pero además constatamos con preocupación que la cultura (cinéfila) no está llegando a todos lados como debería. Falta de estrenos en ciudades importantes, poca o nula promoción de la cultura cinéfila...2010 abre muchas puertas pero también está cerrando unas cuantas. Para ello contamos con el hombre que lo ve y lo sabe todo de cine, el gran escritor Antonio Sempere. Seguimos cerrando el 2010 con programa 31 de Vivir Rodando.


Para escuchar o descargar el programa pincha en:

. VR31.4x04 Programa Vivir Rodando 23 Diciembre 10 (Resumen 2010)
2

Lo mejor de 2010 (I): 2010, momentos de cine para el recuerdo




. Competitividad, juventud, música atronadora, David Fincher. La carrera de remos de La red social, una joya del mundo audiovisual

. Kathryn Bigelow en lo alto por En tierra hostil. No por ser mujer sino por ser una magnífica directora (siempre lo fue)

. No mucha gente supo que se había estrenado un clásico con dos años de retraso, mucha maestría y un final que te rompía el corazón, Two lovers

. El encuentro en la cárcel entre los personajes de Ben Affleck y Chris Cooper en The Town. Ciudad de ladrones

. Leonardo DiCaprio repitiendo personaje depresivo / bipolar en Origen y Shutter Island

. Películas incomodas, personales y libres de auténticos genios como son Un tipo serio (Joel y Ethan Coen) y Balada triste de trompeta (Álex de la Iglesia)

. La peonza que nunca se detiene (¿o si?) de Origen










. Comienza la brillante dictadura del compositor Alexandre Desplat. Un profeta, El escritor, Fantástico Sr. Fox... Fue una delicia para los oidos escuchar Origen (Hans Zimmer), Toy Story 3 (Randy Newman), La red social (Trent Reznor y Atticus Ross)... Se podría incluir una banda sonora ya editada pero cuya película se estrenó en 2010, I’m not there

. Adiós a una de las grandes sagas de la historia del cine con Toy Story 3

. La sequedad y dureza de otros tiempos de Al límite

. La muerte de la rata en Fantástico Sr. Fox










. El rostro de Carlos Areces al final de Balada triste de trompeta

. Documentales contemporáneos con ironía e inteligencia como son Anvil. El sueño de una banda de rock y    Exit through the gift shop

. La irresistible química de dos grandes cómicos como Steve Carell y Tina Fey en Noche loca

. ¿Hay que volver a insistir en que Santiago Segura es un buen actor? Vistazo a El gran Vázquez y Balada triste de trompeta

. John Travolta en plan divertido y chuleta en Desde Paris con amor

. ¿Puede estar una actriz soberbia y odiosa el mismo año? Sí, Carey Mulligan en An education y Wall Street 2: El dinero nunca muere

. Nuevos rostros y miradas que cogen fuerza en este año como Chloe Moretz (Kick-Ass. Listo para machacar), Carlos Areces (Balada triste de trompeta), Tahar Rahim (Un profeta), Andrew Garfield (La red social), Emma Stone (Rumores y mentiras), Michael Stuhlbarg (Un tipo serio), Anna Kendrick (Up in the air), Vinessa Shaw (Two lovers), Donna Bae (Air Doll), Amanda Seyfried (Chloe), Carey Mulligan (An education), Jeremy Renner (En tierra hostil)...

. 2010 no será un año más. Fue el año en el que se fue el maestro Luis García Berlanga

0

Balada sucia, enfadada y valiente

- Balada triste de trompeta - (Álex de la Iglesia, 2010)

Para amar Balada triste de trompeta hay que odiarla un poco. Uno debe asumir su incoherencia, sus inconexos saltos temporales y sus puntiagudas aristas. Balada triste de trompeta es fea, sucia, irregular y, hasta cierto punto, desagradable. Y ahí es donde radica su belleza diferencial. A estas alturas del cuento Álex de la Iglesia se encuentra en un punto donde no debe rendir cuentas a nadie. Es un director amado por el público (como los niños a los payasos) y nunca ha tenido que sacrificar su capacidad autoral. Por eso ha llegado a su novena película con ganas de arriesgar sin mirar lo que podrían pensar los demás o, incluso, lo que podría pensar el mismo. Y seguramente quien no entienda eso no pueda disfrutar Balada triste de trompeta.

La película de Álex de la Iglesia refleja los años más complejos y absurdos de nuestro país (guerra civil, dictadura franquista...) Quizá por eso esta película es igual que esos años o que nuestro país. Una locura violenta sin sentido. Ya lo anuncian los excepcionales títulos de crédito de la película donde una serie de fotos de la época son mostradas de forma inconexa. Si nuestro país ha vivido (y en cierta manera vive) en una locura violenta permanente no sería raro encontrar a dos payasos matándose por el amor de una despampanante acróbata. De la Iglesia afea a cosa hecha su película para hacer una historia especialmente física. Se podría pensar que en el guión, De la Iglesia se haya dejado desarrollar más los personajes de Antonio de la Torre, Carlos Areces y Carolina Bang. Pero esta vez eso no importa demasiado. Los tres actores (excelentes, especialmente los dos payasos) hablan con el cuerpo y con sus acciones dementes. Eso crea en el espectador una sensación incómoda durante toda la película queriendo obtener respuestas que De la Iglesia no le va a conceder.

En el fondo para querer a Balada triste de la trompeta hay que odiarla un poco asumiendo que sus defectos van en beneficio de una película extraña, diferente y personal

Balada triste de trompeta no ha llegado para hacer amigos. Es coherente que venga con dos premios de un festival como Venecia ya que podría ser la película de Álex de la Iglesia más festivalera. En ella no ha buscado contentar a nadie creando una obra llena de aristas y que no busca ni la risa fácil ni el aplauso ante cualquier escena virtuosa. Es verdad que sigue siendo una obra del director bilbaino y cuenta con un acabado formal de quitarse el sombrero (su fantástico inicio, ese salto final de Carolina Bang...) además de su fenomenal circo de secundarios (Sancho Gracia, Terele Pávez, Enrique Villén, Manuel Tallafé...) Pero es un De la Iglesia cabreado y sucio. Y esa libertad en un cineasta de tanto talento se agradece mucho. Quizá Balada triste de trompeta haya nacido para el culto tardío más que para el éxito inmediato. 

Lo mejor: la libertad de Álex de la Iglesia para crear

Lo peor: tener que perdonar los agujeros del guión para disfrutarla

. Genio y figura, cuerpo y alma (Carlos Boyero, El País)

Es muchas cosas a la vez, es realista y onírica, comedia y tragedia, documental y lírica, esperpéntica y tenebrosa

. Killer Klowns from Deep Spain (John Tones, Cine 365)

El guión penosamente estructurado da pie a una película llena de altibajos, pero cuando el film apunta alto, es ciertamente estratosférico y, sobre todo, completamente inaudito en un cine a menudo tan proclive a la medianía tonal como el nuestro


Esta historia de melodrama desatado le sirve al cineasta español para mostrar que España es un gran circo. Álex de la Iglesia desestima cualquier atisbo naturalista para dar rienda suelta a todas sus obsesiones en forma de un grand guignol no apto para estómagos con intolerancia a los platos cinematográficos bien sazonados
0

Mundos paralelos e irregulares

- Franklyn - (Gerald McMorrow, 2008)

Expediente Franklyn. Gerald McMorrow es un tipo con talento que tiene una buena idea. Crear una película donde se unas diversas historias y mundos paralelos confiriéndole un estilo moderno, oscuro y, a veces, gótico. Además uniéndole a la histórica temas como la fe o los traumas de la infancia. En resumen McMorrow se mueve durante todo Franklyn por arenas movedizas. El problema de la película es que da la sensación que el director se cree más listo que los espectadores. Apoyándose en su (innegable) talento visual Gerald McMorrow no sabe con cuales de los diversos mundos (y personajes) de Franklyn quedarse. O con el misterio de caballero oscuro de Ryan Phillipe, el personaje torturado de Eva Green o el halo romántico de Sam Riley. Precisamente Riley es el peor parado de la película y el que menos interesa de todo el metraje.

Con la sensación de que Franklyn es una película (demasiado) personal con un muro dficil de romper hay que reconocerle sus meritos. El primero es el más evidente. Su innegable esfuerzo de producción haciendo que la imaginaria Wheanwile City y Londres sean originales y tengan una especial fuerza arquitectónica. También hay que aplaudir que la película vaya de menos a más y que todas las piezas que McMorrow había colocado a su libre albedrío vayan uniéndose y formando una pieza única. A esto ayuda la fuerza que tiene Eva Green en todos sus trabajos logrando salvar un personaje (casi) imposible. Sólo hay que esperar que en el próximo trabajo de Gerald McMorrow se apoye en un guión más sólido y cercano.

Lo mejor: su aspecto visual

Lo peor: el (a veces irritante) batiburrillo argumental de su primera parte

. Perdidos y hambrientos de fe (Julio R. Chico, La Mirada de Ulises)

McMorrow nos da una de esas películas que va ganando conforme avanza el metraje, que cobra sentido con el tiempo y que se acabarían valorando muchos pequeños detalles en una segunda visión… porque el destino –hay que concederle el beneplácito de lo inverosímil y azaroso– se encarga de que haya lugar para la esperanza

. Estética sin alma (Jordi Battle Caminal, La Vanguardia)

A la que llevamos media hora de excursión onírica, ya tenemos claro que McMorrow, menudo morro, es un pedante que quiere hacer filosofía mezclando thriller psicológico con fábula futurista y bebiendo en fuentes estéticasvarias: una pizca de Dark city,otra de Matrix y, en cascada,ecos del Alan Moore de Watchmen y V de vendetta

. Mareando la perdiz (José Arce, La Butaca)
Pese a que el cineasta se esfuerce en marear una perdiz narrativa sin pies ni cabeza, confusa en grado sumo a pesar de su extrema sencillez ─quizá debido a ello─, un cajón de sastre metafórico y visual en el que se solapan los goticismos industriales de propuestas anteriores y superiores, las extrañas ─por bobaliconas─ puyas a los poderes establecidos y a los estamentos belicistas ─Iraq incluido, por supuesto─ y los desapegos materno/paterno filiales, las amistades rotas y los esquizoides recuerdos de lo que pudo ser y no fue
0

/ VR30.4x03 / Programa Vivir Rodando 7 Diciembre 10 (El prisionero)

Abogar por la libertad del individuo frente al poder (empresarial, gubernamental...desgraciadamente hay mucho para elegir) puede ser algo provocador en estos tiempos. Pues imaginaros en 1967. En ese año nació (y casi murió) una de las series más subversivas, brillantes y revolucionarias de todos los tiempos. Bajo el falso pretexto de una serie al estilo de James Bond, El prisionero exploró nuevos mundos para la ficción televisiva. Brillante, reivindicativa y psicodélica es difícil imaginar una serie que se merezca más el termino de culto como la obra que crearon Patrick McGoohan y George Markstein. Con la ayuda de dos grandes como Ángeles Gómez (creadora de El Espacio y Feedback) y José Carlos Lledó (creador de El bueno, el feo y el malo) Vivir Rodando en su programa número 30 se dedicará a contar las sensaciones que deja una experiencia que todo hombre que aspire a ser (verdaderamente) libre debería tener. Ver El prisionero.



Si quieres escuchar o descargar el programa pincha en:

. / VR30.4x03 / Programa Vivir Rodando 7 Diciembre 10 (El prisionero)
1

Wikileaks de instituto

 - Rumores y mentiras - (Will Gluck, 2010)

Reconozcamos que el instituto es una de las época más inútiles que uno ha de pasar en la vida. Educativamente nula uno debe rezar por no olvidar lo aprendido en el colegio y esperar que pase pronto unos años que nadie te va a devolver. Will Gluck retrata con acierto y brillantez lo que es la vida en esa jungla llamada instituto. Sabedor que la vida allí no deja de ser una guerra para que tu moral no acabe siendo muy dañada. Gluck coloca el high school como si de una embajada estadounidense se tratara. Un nido de víboras lleno de mentiras y falsedades donde la verdad no tiene ninguna importancia. Rumores y mentiras es una brillante actualización de los mejores momentos de la carrera de John Hughes (que tiene un bonito homenaje en la cinta). A los mismos complejos adolescentes les suma elementos como el fanatismo religioso (hola Tea Party) o el nuevo lenguaje choni cuya comprensión empieza a ser importante para sobrevivir en ciertos ambientes. Y todo estos elementos Gluck los maneja con colorido y, como dice el personaje de Patricia Clarkson, mucho sentido del humor.

Y no se pueden nombrar las bondades de Rumores y mentiras sin hablar de Emma Stone. Seguramente sin su concurso la película de Will Gluck no llegaría a volar tan alto. En un papel complicado que podía caer en la autocomplecencia pero no llega ni a rozarla. Con un carisma a prueba de bombas y a pesar de su juventud Watson ofrece un one woman show ofreciendo una interpretación divertida, irónica y muy carismática. Es verdad que como toda película adolescente cae en errores. Momentos dramáticos previsibles o personajes metidos con calzador (el personaje de Penn Badgley) para que la trama pueda llegar a su fin. Pero son errores perdonables en una película que con cerebro, carisma e ironía ha logrado ser una de las sorpresas de este año.

Lo mejor: un torrente llamado Emma Stone

Lo peor: Gluck no maneja muy bien los momentos dramáticos

. Agradable comedia de regusto nostálgico (Alberto Abuín, Blog de cine)

Y no importa que la película no pueda evitar caer en convencionalismos de todo tipo, está por encima de la media en este tipo de productos, principalmente destinados a ser consumidos sin que trabaje ni una sola neurona. ‘Rumores y mentiras’ es algo más, afortunadamente

. Arroba escarlata (Javier Ocaña, El País)

Rumores y mentiras, inspirada en La letra escarlata, de Nathaniel Hawthorne, recupera la práctica no solo con sorna, estilo visual e infinita gracia, sino también como una estupenda radiografía del puritanismo que invade ciertos sectores de los actuales Estados Unidos

. Encantada de conèixer-se (Nando Salvà, El Periódico)

Però tot i els mandrosos paral·lelismes de la història amb La lletra escarlata, el seu sarcasme i la seva autoconsciència, els seus diàlegs espavilats -quin mal exemple va donar Diablo Cody- i les referències a John Hughes i altres icones de la comèdia teen dels 80, Rumores y mentiras no és ni la meitat de divertida o intel·ligent del que creu
4

Elige las mejores películas de 2010 y llévate el DVD de Kundun de Martin Scorsese

Cuando los escaparates comienzan a ser decorados sin ningún miramientos con los típicos ornamentos navideños significa que podemos empezar a despedir el año...aunque estemos en todavía en noviembre. Por eso en Vivir Rodando se comienza a hacer balance de lo que ha sido 2010. Y la primera mirada quiero que salga de las personas que visitan, leen o escuchan Vivir Rodando. Os pido que me digáis (a quien le apetezca, claro) cuáles han sido las mejores películas de 2010. Las listas no tienen límite alguno ya que pueden haber una, cinco o veinte películas. Las que consideréis que se merecerían aparecer en una lista de lo mejor del año que nos deja.

Con el resultado de vuestras opiniones se hará una entrada en el blog y servirá para el contenido del programa de lo mejor del año que se emitirá el 23 de diciembre. Podéis enviar vuestro dictamen al correo de Vivir Rodando (vivirodando@gmail.com) o dejar vuestra opinión en las páginas de  Facebook o Twitter antes del 25 de diciembre (las listas pueden variar una vez enviadas) . Y para agradeceros vuestra colaboración uno de vosotros se llevará mediante sorteo previo a casa el DVD de la estupenda e infravalorada película de Martin Scorsese, Kundun.  Apúntate a la fiebre de las listas de lo mejor del año.

* Lo mejor de 2009 para los seguidores de Vivir Rodando fue:

. El curioso caso de Benjamin Button / . Déjame entrar / . Los mundos de Coraline / . El secreto de sus ojos
0

Infidelidades forzadas

- Chloe - (Atom Egoyan, 2009)

Chloe habla sobre la falta de confianza. Y viendo el resultado final es algo completamente coherente que la película trate estos temas. Hace unos años hubiéramos confiado en Atom Egoyan como director interesante capaz de llevarnos a los lados más oscuros del ser humano. Pero tras algunas aventuras norteamericanas y estrenos fallidos Chloe para confirmar que el director canadiense parece atravesar un bache creativo. Adaptando la película francesa Nathalie X, Egoyan tenia una oportunidad de oro para poder poner sobre la mesa muchas cuestiones como las crisis matrimoniales o la fidelidad en una pareja... Pero Egoyan ni puede ni sabe sacarle el jugo que podía tener la película.

Realizada con un ritmo cadencioso y anticlimática Chloe es más una película cercana a un telefilm de Antena 3 que un preciso estudio de personajes. El film deja la idea que estamos viendo los problemas de un matrimonio pijo con el cual nunca empatizamos. Da igual lo que les pase a los personajes que interpretan Liam Neeson y Julianne Moore. Ni siquiera dos actores (casi) siempre magnificos pueden salvar la desidia que provoca un matrimonio y sus problemas de confianza mutua. Todo resulta artificial en esa pareja (especialmente un Neeson bastante desafortunado) . Es curioso que lo que se salva en un film con nombres como los de Egoyan, Neeson o Moore sea la más joven y “desconocida” del proyecto. Amanda Seyfried se merece ser la titular protagonista de este film porque es lo más interesante de el mismo. Seyfried utliza mente y cuerpo para crear un personaje turbio, ambiguo y fascinante que logra ser el único factor de interés del film. Cuando aparece ella es cuando Chloe logra ofrecer algo distinto al plúmbeo material que ofrece Egoyan.

Al final Egoyan no sabe a que atenerse. Si quiere crear un drama familiar (el absurdo personaje del hijo), una película de alto contenido sexual, una especie de thriller... Y como no se aclara la película sufre demasiados altibajos desperdiciando todos los buenos ingredientes que parecía tener. Al final sólo Chloe (el personaje) sabe lo que hace. Chloe (la película) no se aclara.

Lo mejor: Amanda Seyfried

Lo peor: el poco interés que despierta el matrimonio formado por Julianne Moore y Liam Neeson

. Enigmas y atracciones del corazón (Carles Rull, Cinempatía)

El director armenio-canadiense prefiere en lugar de seguir indagando en los sentimientos más ocultos y secretos de sus personajes dar un giro hacia el thriller con psicópata (o casi), tipo “Atracción fatal”, y haciéndonos temer que la historia decaiga (aunque afortunadamente no llegue a ser así del todo) hacia el lado más facilón y trillado

. Invisibles (Mónica Jordan, Miradas de cine)

Superado el trauma de que por primera vez el director no firme el guión de uno de sus largos, Chloe consigue retratar un ambiente malsano y agobiante gracias a la dirección de arte, en la que los espejos y los elementos translúcidos permiten un visionado exhaustivo del escenario por parte del espectador y, sobre todo, de las dos protagonistas

. La insoportable levedad de Chloe (Luis M. Álvarez, Extracine)

Si Amanda Seyfried sí proporciona el adecuado misterio a su personaje, así como un espontáneo y natural comportamiento obsesivo, no sucede lo mismo con Liam Neeson, que no parece haber invertido mucho tiempo en la preparación de su personaje —-no es excusa que la mayoría de sus apariciones formen parte de los mencionados flashbacks. Pero la que decepciona sobre manera es Julianne Moore, una actriz tan esforzada y empeñada en parecer espontánea y lesbiana, que acaba estando totalmente sobreactuada
1

VR29.4x02 Programa Vivir Rodando 25 Noviembre 10 (Quentin Tarantino)


Icono pop. Director con un talento fuera de lo común. Actor mediocre. Ególatra insoportable. Famoso vocacional. Genio. Genio. Genio. Pocos directores en la historia del cine han logrado que se hable de ellos con tanta pasión (para bien o para mal). Quentin Tarantino ha logrado sobrevivir a si mismo y a ser “el director de Pulp Fiction”. Sin perder su marca personal el director ha logrado superar todas las barreras que había entorno a él y construir una filmografía tan sólida como personal. Para hablar de su figura y, especialmente, de las sensaciones que dejan sus películas estarán en Vivir Rodando los imprescindibles, José Carlos Lledó y Patricio Vidal (creadores del mítico espacio El bueno, el feo y el malo). El genio y la furia de Tarantino en el programa 29 de Vivir Rodando.



Si quieres escuchar o descargar el programa pincha en:

0

Sara Montiel repasa su vida en El Espacio





Poca broma con Sara Montiel. Olvidaros de DEC, Patiños y cubanos cutres. Esta señora en sólo tres años trabajó a las ordenes de Robert Aldrich (Veracruz) y Samuel Fuller (Yuma). Y en esa lista podemos sumar a grandes como Anthony Mann (del que fue esposa) o Ladislao Vadja. Pudo ser estrella mundial pero no quiso.

Y poca broma con El Espacio. La gran Ángeles Gómez (otro mito) inaugura este programa donde cabe todo. Musical, cultura, actualidad... Y además acompañada con el más brillante escudero, Roberto Pascual. Pues Sara y Ángeles se han unido para estrenar El Espacio como debía ser. A lo grande. Durante treinta minutos Sara Montiel se confesará en El Espacio para hablar de su carrera, el cine, la música...En resumen, de su apasionante vida. Difícil imaginar un comienzo mejor. 

1

Música de cine: Scott Walker: 30 Century Man. El artista buscándose (y encontrándose) a si mismo

Hay un momento que no debe pasar desapercibido del documental Scott Walker: 30 Century Man. Se ve como en un reportaje televisivo de los 60 los Walker Brothers responden a las típicas preguntas que se les suele hacer a los grupos de música de moda. Dos de los miembros del grupo (Gary Leeds y John Maus) responden tonterias vagas o superficiales sobre lo que para ellos es la musica. Luego llega el momento de hablar a un joven Scott Walker que se sincera explicando que no le interesan ni el éxito ni la fama sino “hacer buena música”. A otro personaje podriamos ponerle la etiqueta de falso o pedante. Pero no a Scott Walker. Hablamos del hombre que paso de la efímera fama adolescente y dejo de ser un beatle para convertirse en uno de los mayores artistas musicales del siglo XX.

El documental de Stephen Kijak , Scott Walker: 30 Century Man (que coge el titulo de la que puede ser la canción más popular del músico) no intenta descubrir quien es Scott Walker. Es más, el principio de la cinta asume que ese reto es imposible. David Bowie (productor del film) se encarga de dejarlo bien claro: “nadie sabe quien es Scott Walker”. Scott Walker: 30 Century Man sirve como una brillante y excelente guia de lo que ha sido la carrera de un artista que lucho por encontrarse a si mismo en todo lo que hacia. A si mismo aunque fuera por medio de otros. Tras descubrir a Jacques Brel gracias a ligarse a una conejita de Playboy hizo que el artista francés fuera una continuación de si mismo. Las adaptaciones de las canciones de Brel eran tan perfectas que lograron superar, en algunos casos, a las originales. Oyendo la profunda voz de Walker podemos sentir que canta como si fuera la última vez que iba a hacerlo.



Stephen Kijak no quiere respuestas. Constata lo increíble del fracaso de un disco tan espectacular como el Scott 4. Antes Walker habia parido en apenas tres años obras magnas como Scott, Scott 2 y Scott 3. Luego llegó Scott 4 y la desaparición. No hay respuestas. Porque lo que viene después es tan grande que no hay que pararse en misterios paranormales. Tras diversos intentos de reaparición .... le dedica una buena parte del metraje al último Scott Walker. El que tarda años en poder parir una nueva obra (recordemos, en tres años había realizado los cuatro Scott). Eso si unos discos distintos, más cercanos a la opera que a la cultura pop. Obras definitivas y rompedoras como son Tilt o The drift (y en medio la banda sonora para la película Pola X de Leos Carax). Kijak tiene el lujo de meterse en el estudio de grabación de Walker para ver como funciona un artista que ya no tiene que rendir cuentas con nadie. Durante la última parte del documental vemos a Walker (un tipo bastante normal, alejado del topicazo de artista torturado) haciendo todo lo posible por sacar el sonido que quiere. Ya sea haciendo que el percusionista Alasdair Malloy golpee un costillar de cerdo de una manera determinada para sacar el sonido que quiere o bien rasgando su voz hasta los más profundo de su alma. Lejos quedan los Walker Brothers. Incluso Scott 3 o Scott 4. Sólo está Scott Walker. Por fortuna el documental Scott Walker: 30 Century Man se aleja de retratos psicológicos banales. Es una oda a la libertad del artista para hacer lo que siente en cada momento. Y si ese artista es Scott Walker todos nos beneficiamos.

0

Frenético corazón generacional

- Scott Pilgrim contra el mundo - (Edgar Wright, 2010)

“Esta generación esta perdida y no sabe adónde va” Mil y una veces miembros de una generación suelen despreciar a la siguiente con sentencias que dejan claro que “los jóvenes no saben lo que es la vida”. Esas frases (a veces acertadas) en realidad frivolizan sobre las claves que marcan una generación. Ya que cada una tiene sus grandezas y miserias que son generalmente incomprendidas por los que no pertenecen a ella. Bajo la apariencia de videojuego frívolo Scott Pilgrim contra el mundo es una película que puede llegar a marcar en diversas mentes y corazones. Puede ser que Michael Cera estuviera frustrado por perder su papel de Mark Zuckerberg en una película tan generacional como La red social. Y esa frustración le llevara a rodar una película radicalmente distinta (del clasicismo moderno de Fincher pasamos al brillante exceso de Wright) pero con un corazón cuyos jóvenes latidos se sienten en todo el metraje. Scott Pilgrim contra el mundo cuyo frenesí y exceso pueden llegar a desorientar al espectador. Tan desorientado como se siente Scott Pilgrim o se puede sentir cualquier joven en cualquier lugar del mundo.

Scott Pilgrim contra el mundo nunca agota en casi sus dos horas de metraje. Y ahí se ve el excelente trabajo de Edgar Wright que logra una narración frenética que nunca da un descanso al espectador y que además logra crear unos personajes de carne y hueso donde parecía imposible que los hubiera. Scott Pilgrim, Ramona Flowers, Knives Chau…son personajes que no se convierten en arquetipos adolescentes sino que gracias al trabajo actoral y la sensibilidad de Wright crean una historia argumental, sorprendentemente, creíble. Es imposible enumerar las mil y una referencias de Scott Pilgrim contra el mundo. Los videojuegos, la (mal) llamada música indie (parodiando a los grupos tristes), el (extraño) mundo sentimental de los jóvenes, la sexualidad, la cultura popular (ojo al estupendo homenaje a las sitcoms con la aparición de la música de ...Seinfeld)...Todo ese batiburrillo (pos) moderno es manejado por Wright con una soltura y gracia envidiables logrando que un conjunto que debería caerse a la media hora se mantenga con una solidez de hierro. Muy divertida y con más sustancia de lo que se podría esperar Scott Pilgrim contra el mundo no es la película que cualquier joven querría ver. Es la película que cualquier joven querría protagonizar. 

Lo mejor: su ritmo frenético

Lo peor: sus excesos pueden dejar a gente fuera

. La grandeza de ser hija de su tiempo (John Tones, Cine 365)

Edgar Wright consigue con esta sensacional aventura de romance adolescente reflejar con precisión la acelerada cultura pop actual, pero también reflexionar sobre ella

. Un cómic, un videojuego, una película (Alberto Abuín, Blog de cine)
Personalmente me quedo con el sano humor con el que el director se enfrenta a todas las posibilidades del relato, y que en cierto momento parecen infinitas


Un festín visual que, unido a las estruendosas melodías de los sex-bob-omb, hacen de Scott Pilgrim contra el mundo la rara avis de la temporada que ha tardado más de lo debido en llegar a nuestros cines
1

Programa Vivir Rodando 11 Noviembre 10 (Cinemad '10 / Sitges 2010) (VR28 / 4x01)




Paul Naschy, Alan Rudolph, Julien Temple, Alain Resnais, maratón de cortometrajes, películas con luchadores mexicanos, animación experimental polaca... Suena bien, ¿no? Pues todo esto (y bastante más) lo podéis encontrar desde el próximo 19 de noviembre hasta el 27 del mismo mes en Madrid, en el Cinemad ’10. Para contarnos más cosas de este certamen siempre original estuvo en Vivir Rodando su director, Santi Camuñas.

Y después Vivir Rodando vivirá algo tan cinematográfico como un flashback. Un recuerdo al paso por el mítico espacio Fuera de Series (con la triple Navas, CJ, Jorge y Don Carlos) para comentar cómo fue el último Festival de Sitges. Programa festivalero para comenzar la cuarta temporada de Vivir Rodando.

Si quieres escuchar o descargar el programa pincha en:

0

Oscuro romanticismo español

- Agnosia - (Eugenio Mira, 2010)

Hay películas a las que el paso por un festival les puede cambiar la vida. A Agnosia su estancia en el 43º Festival de Sitges ha sido bastante negativa y podría afectar a su carrera comercial tras su estreno mañana viernes. Mi teoría es que esta corriente fue fruto de su estreno tras la decepcionante (y de esta se esperaba bastante) Los ojos de Julia. El enfado que produjo la cinta interpretada por Belén Rueda fue trasladado al día siguiente al estreno de Agnosia. Pero debo reconocer que no estoy en el grupo al que la cinta aburrió o disgustó.

La película tiene una lacra que es inherente a ella y de la que no se puede librar. Ambientada en la Cataluña del siglo XIX tiene un cierto estilo cartón piedra que suele acompañar a casi todas las producciones que se ubican en esa época. Con eso hay que contar y saber vivir con ello por su más de hora y media de metraje. Todo esto y una sobria pero elegante dirección de Eugenio Mira pueden hacer que Agnosia sea una película con demasiado peso y a la que le cueste encontrarle el ritmo. Pero la realidad es que el director confía en lo que está rodando y logra que nos introdujamos en una historia cogida con pinzas. Aunque a Agnosia se le puede achacar poca credibilidad a la historia o cierta falta de pasión (Eduardo Noriega está justificablemente hierático) es verdad que tiene un halo romántico, fatalista y pesimista que generalmente las películas españolas de la época no suelen captar. A todo el romanticismo fatalista de la película se le une un continuo tono oscuro, casi de terror gótico (soft eso si), que confiere al film un sólido empaque. Esperemos que los espectadores no sufran la deficiente visión que tiene Bárbara Goneaga en la película y puedan disfrutar de las virtudes de Agnosia. Que las tiene.

Lo mejor: su halo fatalista

Lo peor: su ritmo puede hacerse pesado

. Agnosia, intriga y romance (Carles Rull, 20 minutos)

En la parte negativa, su ritmo no cuaja, al igual que la historia y los personajes. Una película de factura más que correcta pero carente de la pasión e intriga que debería transmitir. En lo positivo, visualmente es impecable, especialmente con los estupendos decorados recreando los interiores y exteriores de esa Barcelona a caballo entre el siglo XIX y XX, desde la lujosa mansión de los Prats, a los prostíbulos y fumaderos de opio más marginales

. El guión no da la talla (José López Pérez, El blog del cine español)

El film es pretencioso, los personajes están poco construidos y la escena final en la que se pretende homenajear al Acorazado Potemkim, es cuanto menos grotesca

. Eugenio Mira sorprende con un arrebatado "thriller" romántico (Julián García, El Periódico)

Un filme con algo de fascinante y mucho de inclasificable, en la medida en que abarca géneros con tanto descaro y facilidad como dificultades tiene su atribulada protagonista en distinguir todo cuanto le rodea
1

Ben Affleck, nuevo cronista negro del siglo XXI

 - The Town. Ciudad de ladrones - (Ben Affleck, 2010)

La importancia de The Town. Ciudad de ladrones va más allá de ser una buena película. Su valor radica en la constatación de un hecho importante, saber que Ben Affleck tiene mimbres de buen y consistente narrador. Con lo cual ya podemos meter al actor / director en la lista de nombres a los que merece la pena seguir y rascarse el bolsillo para ver su obra. Es verdad que The Town. Ciudad de ladrones es inferior a Adiós, pequeña, adiós pero eso no significa que eso sea un paso atrás. Ni mucho menos. Con un material menos brillante Affleck consigue un película sólida y que respeta mucho al género negro que es donde mejor se mueve el director.

Ben Affleck demuestra ser brillante en su descripción de los ambientes turbios de una ciudad como Boston. Y va más allá porque propone una reflexión interesante sobre el destino de los jóvenes que crecen en un barrio como Charlestown  donde el destino más inmediato es ser un criminal. Cuando Affleck se mete en esas calles, lugares y personajes la película transmite verdad. No en vano la mejor escena de The Town. Ciudad de ladrones es el dialogo parco, duro y seco que tienen los personajes de Affleck y Chris Cooper en la carcel. En esa pequeña escena y sin efectismos ni dramatismos entiendes el porqué los personajes de The Town. Ciudad de ladrones tienen perdida la partida de su vida antemano. Si a esto le sumamos la habilidad del director rodando las tres escenas de los atracos constatamos que Affleck se sabe mover como pez en el agua en los mundos turbios del cine negro.

Pero todas estas virtudes no eximen los errores de Affleck. The Town. Ciudad de ladrones no llega a la gran película que muchos esperábamos. Seguramente porque en esta historia de polis y ladrones sufre de cierta dejadez en lo referido a “los polis”. La presencia de Jon Hamm es desaprovechada y la historia adolece de cierto síndrome “de pata coja”. No todos los elementos de The Town. Ciudad de ladrones tienen la misma fuerza e interés. Quizá Affleck porque como buen director de cine negro lo que le interese sean los ladrones y sienta cierta desidia ante los cuerpos de la ley. Es verdad que la relación entre Ben Affleck y Rebecca Hall puede sufrir cierta dosis de poca credibilidad pero no es tan absurda como se ha dicho por otros lares. El talento de Hall (y la historia en si misma) conceden cierto interés a una historia necesaria para que la narración avance. Lo importante de The Town. Ciudad de ladrones no es sólo poder disfrutar de una película sólida, con buen gusto y cuyas dos horas pasan en un suspiro. Su clave es saber que Ben Affleck es alguien en quien se puede confiar.  

Lo mejor: la confirmación de Ben Affleck como buen narrador

Lo peor: la falta de profundidad de algunos personajes

. Nueva capital 'noir' (Jordi Costa, El País)

El rótulo puede reciclarse en preciso comentario crítico: The town no es a Charlestown lo que The wire era a Baltimore. En otras palabras, la nueva película de Ben Affleck no es la disección, la autopsia del cuerpo enfermo de la nueva ciudad noir, sino un ejercicio de género que quiere ser clásico y se queda en casi clásico. Conviene, por tanto, aclarar qué significa ese casi

. La cara como tapadera del alma (Federico Marín Bellón, ABC)

La trama criminal, de eficacia implacable, se alterna con un romance más discutible. Nos tragamos a Ben Affleck como director, como guionista y hasta como cerebro de delincuentes, pero que exhiba morritos y se regale a sí mismo un pase de pectorales provoca sonrojo


Fa una mica de ràbia que Ben Affleck es reservi el personatge central i encara més que jugui a ser el noi dolent que no el deixen ser bo. Tampoc no hi falta alguna escena amb calçador perquè Affleck llueixi musculatura
0

Ceguera momentánea

 - Los ojos de Julia - (Guillem Morales, 2010)


Los ojos de Julia tiene su punto fuerte y débil en una misma característica. Ser una película apadrinada por Guillermo del Toro. Ese dato hace que la película de Guillem Morales tenga una excelente promoción (no en vano fue la película inaugural del último Festival de Sitges), cuente con un poderoso reparto (Belén Rueda, Lluís Homar...) y el director cuente con todos los medios que necesite. En el lado negativo encontramos que este “apadrinamiento” nos lleva a pensar que Los ojos de Julia tiene ramalazos orfanatiles ya vistos con anterioridad. Porque una de las cosas que más molesta del film es que no hacia falta tanto (medios, metraje...) para contar tan poco (una simple historia de terror con psicópata traumatizado).

Lo mejor de la película es saber que Guillem Morales rueda muy bien. Se abstrae de todos los excesos e incoherencias que rodean a Los ojos de Julia para rodar con pulcritud, estilo y buen hacer un puñado de escenas excelentemente resueltas. La persecución con el móvil como única luz o parte del final del enfrentamiento entre la heroína y el villano demuestran que Morales sabe lo que se hace en cuanto a rodar un thriller se refiere. Curiosa (e incoherentemente) la película sabe sacar provecho del final porque es cuando asume su condición de terror más puro e, incluso, europeizado. A pesar de que Los ojos de Julia sufre un metraje excesivo y agotador es al final, cuando se deja de coartadas psicológicas peregrinas y banales, donde encuentra su razón de ser. Morales crea un clima enfermizo y sabe llevar perfectamente un climax asfixiante a sus últimas consecuencias (ese plano del cuchillo acercándose al ojo). Antes hemos encontrado una película narrativamente muy débil que desaprovecha el lujo de tener a gente como Lluis Homar o Joan Dalmau en el reparto confiriéndole unos personajes imposibles. Uno absurdo y otro lleno de tópicos. Aunque Los ojos de Julia juega acertadamente el conflicto de la ceguera peca de exceso de ambición intentando buscar un mundo interior a los personaje de Belén Rueda que realmente no lo tiene. Para muestra la ridícula imagen final con la que termina la película. Al final, Los ojos de Julia es una película donde se disfrutan algunos momentos más que el conjunto.

Lo mejor: adivinar que Guillem Morales tiene talento

Lo peor: la ridícula "galaxia" final

. Buena ejecución y notable reparto (David Ribet, Tu blog de cine)

Respecto al tono dramático que subyace bajo el entramado de mero suspense, supone todo un aliciente extra que, de algún modo, enriquece un poco más la historia, ya que otorga cierto calado emocional a los personajes principales, interés en sus relaciones y, sobre todo, presencia a sus motivaciones

. Ciegos de necesidad (Jesús Rubio, Tío Oscar)

En el fondo, la película huele a vieja serie B en nuevo envase, pero sin renunciar al entrañable lastre de unos personajes acartonados, atraídos como imanes por situaciones sórdidas y escenarios inhóspitos, y una acción muy coreografiada que por momentos acaba siendo gratuita cuando no fallida por su casualidad: ahí quedan los pobres recursos del guionista para dejar sola a la protagonista y permitir el avance compulsivo de la historia

. Un guión lleno de sombras (Jesús Arce, La Butaca)

Decepcionante, en una sola palabra, resulta una propuesta en la que el cuidado técnico, estético y formal trata de sepultar las sorprendentes limitaciones de un libreto, firmado a cuatro manos por Morales y Oriol Paulo, que exige mucho del espectador para ofrecerle más bien poco