• INICIO
  • VIVIR RODANDO ES...
  • ► PODCAST VIVIR RODANDO (2008-14)
  • ▲▼ TOP 2014


      1SÓLO LOS AMANTES SOBREVIVEN
      2EL GRAN HOTEL BUDAPEST
      3 HER
      4UPSTREAM COLOR
      5LA LEGO PELÍCULA
      6EL LOBO DE WALL STREET
      7GUARDIANES DE LA GALAXIA
      8A PROPÓSITO DE LLEWYN DAVIS
      9LA VENUS DE LAS PIELES
      10EL DESCONOCIDO DEL LAGO
  • LO MEJOR (2007-2013)
  • HISTÓRICO
      2013 

      Película 

      La cabaña en el bosque

      Interpretaciones

      Philip Seymour Hoffman (The Master)
      Adèle Exarchopoulos (La vida de Adèle)

      Película seguidores

      Django desencadenado

      2012 

      Película 

      Moonrise Kingdom

      Interpretaciones

      George Clooney (Los descendientes)
      Rooney Mara (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres)

      Película seguidores

      Moonrise Kingdom

      2011

      Película 

      Drive

      Interpretaciones

      Ryan Gosling (Drive)
      Natalie Portman (Cisne negro)

      Película seguidores

      Midnight in Paris

      2010

      Película 

      La red social

      Interpretaciones

      Joaquin Phoenix (Two lovers)
      Emma Stone (Rumores y mentiras)

      Película seguidores

      Origen

      2009

      Película 

      La clase

      Interpretaciones

      Frank Langella (El desafío. Frost contra Nixon)
      Charlotte Gainsbourg (Anticristo)

      Película seguidores

      El curioso caso de Benjamin Button
      Déjame entrar
      Los mundos de Coraline
      El secreto de sus ojos

      2009

      Película 

      Tropic Thunder

      2008

      Película 

      Zodiac
  • TWITTER | RSS | ITUNES
  • CONTACTO
  • ÍNDICE
  • ► PROGRAMA VR 66: CINECLUB LUIS BUÑUEL DE ELCHE
  • ESTRENO DE LA SEMANA: FRANK

       

      Frank

      (2014 Reino Unido 95 min.)
       
      Una película de Lenny Abrahamson

      VOD

      Cine Online   


  • EVENTO: CICLO BILLY WILDER (CBA MADRID / 11-28 SEPTIEMBRE)
1

Carne y corazón

- El luchador - (Darren Aronofsky, 2008)





Todavía recuerdo cuando vi bastante joven Manhattan Sur. En esos tiempos apenas se hablaba de Mickey Rourke y cuando lo hacían era para servir de mofa. Después de verla interpretar a ese policía siempre al límite Rourke me pareció uno de los mejores actores del mundo. Por eso, antes de que Darren Aronofsky le diera el papel bombón de El luchador me dediqué a ejercer de defensor de Mickey Rourke. Por eso mi alegría fue máxima cuando he podido disfrutar de Rourke en todo su esplendor.

Empecemos por lo obvio. El luchador es una película previsible. Es más podríamos decir que es tópica. Típica historia de perdedores, de redención, de caída, resurrección y, otra vez, caída. Pero esa previsibilidad no lo quita ni un solo mérito a El luchador. Porque es honesta y cada plano rezuma verdad. De esa que duele y de la que no te puedes apartar. Esa realidad nos llega gracias al trabajo de tres personas. Mickey Rourke, físico y alma al servicio de un personaje que, como él dice, “ya no le importa a nadie”. Marisa Tomei, una persona que en un solo centímetro de su piel tiene más erotismo y belleza del que nunca podrá tener una Megan Fox cualquiera. Tomei hace lo que hace siempre, llenar la pantalla de manera descomunal con los pocos planos que tiene. Pero hay una tercera pata de la que apenas se ha hablado. El prodigioso trabajo de Darren Aronosfsky. Sabiendo que tiene una historia no muy original opta por adoptar una dirección cercana y real. La cámara acompaña a los personajes cuando sufren, les golpean (soberbia dirección en las peleas), lloran y, cuando a veces (pocas), triunfan. El éxito de El luchador es tanto de Rourke como de la inteligente dirección de Aronosfsky. El norteamericano es uno de los mejores directores del cine norteamericano actual, tanto cuando saca su parte intelectual (pajas mentales para algunos) como esa parte cercana y dura que ha demostrado con El luchador.

El luchador es una película pequeña y honesta que pasa como un suspiro. Nunca paso tan rápido la caída de un héroe.

PD. Avisos. No irse del cine después de su magnifico final. Por el simple hecho de disfrutar de la última obra maestra que ha compuesto Bruce Springsteen para El luchador. ¿Dónde está su Oscar?



. El exorcismo de Mickey Rourke (David Cacho, Grupo Salvaje)

. Épica de la derrota (Jordi Costa, El País)

. Rourke gana por puntos (Sergi Sánchez, Canal TCM)
16

Penélope Cruz, el odio injustificado


Josep Ramoneda dijo ayer en Hora 25: “Vicky Cristina Barcelona es una película sosa hasta que aparece la figura de Penélope Cruz y con su fuerza la levanta. Un papel que vale un Oscar”. No hay que repetir lo de acuerdo que estoy con esas palabras. Durante parte de la película de Allen vemos una postal más o menos sosa amenizadas con las maravillosas apariciones de Rebecca Hall. Hasta que llega Penélope. Como un huracán mediterráneo aporta furia, pasión, sexo, erotismo, coglioni... Y entonces Vicky Cristina Barcelona tiene todo el sentido que debería tener.
El Oscar de Penélope Cruz ha sentado como un tiro a mucha gente. La mayoría no han visto la película, otros que sin verla odian a la actriz madrileña y unos cuantos a los que objetivamente no le ha llegado su María Elena. La pregunta es, ¿por qué despierta tantísimos recelos Penélope Cruz? Veamos algunas razones:
. Penélope triunfa fuera de España. Eso da rabia. Es muy, muy español (y creo que una enfermedad mundial) Fastidia que una persona consiga reconocimientos y, en resumen, tenga éxito. Rafa Nadal es una de las poquísimos personajes que triunfa a nivel mundial y no es criticado... aunque dejemos unos cuantos años.
. Penélope Cruz es mala actriz. En mi humilde opinión de amante del cine...no. Repasaré algunas de sus actuaciones (dejándome muchas en el tintero):
INTERPRETACIONES EXTRAORDINARIAS
Volver / La niña de tus ojos / Vicky Cristina Barcelona
INTERPRETACIONES BUENAS
Todo es mentira / Belle Epoque / Jamón, jamón / Carne Trémula / Todo sobre mi madre
INTERPRETACIONES NI FU NI FA
Blow / Volavérunt
INTERPRETACIONES HORROROSAS
Gothika (y porque la película de Kassovitz era un desastre en si misma)
En resumen, Cruz es una excelente actriz especialmente cuando tiene un papel con algo de chicha al que hincarle el diente. ¿Es la mejor actriz española? No, claro. Carmen Maura o Blanca Portillo son mejores pero eso no la descarta del grupo de excelentes actrices.

. Le dan el Oscar y hay mejores actrices en España. El Oscar premia interpretaciones no carreras.

. Penélope Cruz es una ególatra y altiva insoportable. El argumento que más utilizan los intelectuales de los programas rosa. Yo no he comido con Penélope Cruz ni creo que lo haga. A lo mejor prefiero leerme una entrevista de Cate Blanchett o Kate Winslet que de Penélope Cruz. Eso tampoco la descarta como excelente actriz. Que sea imbécil, simpática o una psicópata. Penélope Cruz no juega en la selección español (como algunos creen) y no nos representa. España no ha ganado el Oscar, lo ha ganado una señora llamada Penélope Cruz. Que sea como le de la real gana.
Penélope, ¿qué has hecho al mundo para que algunos te odien?
0

Los festivales de cine y su superviviencia


Hace unas semanas el imprescindible y querido CAMON organizó una interesante charla cuyo tema eran los festivales de cine. Olvidaros de Cannes o San Sebastián, nuestros amigos de la CAM se centraron en festivales pequeños e independientes como son L'Alternativa y Documenta Madrid. Para ello se invitó a la mesa redonda a sus dos directores, Antonio Delgado Liz (Documenta Madrid) y Margarita Maguregui (L'Alternativa)

Preocupación e ilusión. Esos parecen los dos estados animos con lo que deben vivir los que trabajan en festivales en nuestro país. Según Magueregui en este tipo de festivales "se ve todo lo que se margina en los medios de comunicación". Esta circunstancia hace que los aficionados al cine puedan disfrutar de un cine distinto en estos festivales pero también provoca que se los margine en los medios. Y sin esa publicidad, ¿cómo pueden subsistir los festivales? Situación harto complicada.

Otra situación curiosa es la proliferación de festivales en nuestro país. "Hay un problema con la proliferación de festivales en nuestro país", comenta Delgado. ¿Temas? Para dar y tomar... Gay, histórico, deportivo, documental... Que haya tantos festivales hace que las ayudas disminuyan. Porque muchos de estos festivales necesitan el dinero público y los recortes están causando mella en muchos.

Pero la realidad es aplastante. Cada vez hay más y más festivales de cine. La gente los demanda y necesita. Pero para su subsistencia se necesita la ayuda de mucha gente y,en especial, de los medios de comunicación.

7

Realidades y esperanzas de los 81º Premios Oscar (II)



MEJOR PELÍCULA

ME QUE GUSTARÍA QUE GANARA: El curioso caso de Benjamin Button / AL FINAL GANARÁ: Slumdog Millonaire

Típico de los Oscars. Clásico en ciernes (El curioso caso de Benjamin Button) contra película buenrollista que ha sido un fenómeno (Slumdog Millonaire). Gana la segunda. Para la historia quedara la obra de Fincher. Cuidado con The reader (El lector).

MEJOR DIRECTOR

ME QUE GUSTARÍA QUE GANARA: David Fincher (El curioso caso de Benjamin Button) / AL FINAL GANARÁ: Danny Boyle (Slumdog Millonaire)

Alfred Hitchcock jamás ganó un Oscar. David Fincher quizá tampoco lo haga...y esta será una de sus pocas oportunidades. El estilo fincheriano no pega con la estatuilla dorada aunque menos pega el estilo de Danny Boyle. Verle con un Oscar es algo que no sé lo cree ni él. No es un mal premio para un director diferente.

MEJOR ACTOR

ME QUE GUSTARÍA QUE GANARA: Frank Langella (El desafío. Frost contra Nixon) / AL FINAL GANARÁ: Mickey Rourke (El luchador)

Muchísimo talento en esta categoría. Soy un defensor de Rourke desde que lo ví en Manhattan Sur. Pero ese Nixon/Langella lleno de matices merecería todos los premios del mundo. Un premio al talento y al trabajo.

MEJOR ACTRIZ

ME QUE GUSTARÍA QUE GANARA: Kate Winslet (The reader. El lector) / AL FINAL GANARÁ: (Kate Winslet (The reader. El lector)

La Academia ya lo ha dispuesto todo. Kate Winslet sustituirá a Nicole Kidman en la posición de número uno mundial del ranking de actrices. Para ello necesita un Oscar que este año no debería escapársele. Papel bombón + Actriz superlativa = Oscar

MEJOR ACTOR DE REPARTO

ME QUE GUSTARÍA QUE GANARA: Robert Downey Jr. (Tropic Thunder) / AL FINAL GANARÁ: Heath Ledger (El caballero oscuro)

Pocas veces se había hablado tanto de un papel como el Joker que borda Ledger en El caballero oscuro. Aunque Ledger estuviera entre nosotros seguiría siendo el favorito por esa mezcla de carisma e histrionismo que tiene su interpretación. Además el australiano debería haber ganado uno por Brokeback Mountain. Yo me quedo con la exhibición cómica de Downey Jr. en la infravalorada Tropic Thunder.

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

ME QUE GUSTARÍA QUE GANARA: Penélope Cruz (Vicky Cristina Barcelona) / AL FINAL GANARÁ: Amy Adams (La duda)

Penélope Cruz ha pasado por todos los estados desde que se estrenó Vicky Cristina Barcelona. Favorita, menos favorita, poco favorita, nada favorita... favorita otra vez. Ser lo mejor de la película de Allen (junto con Rebecca Hall) merecería un premio. Pero yo sigo viendo que la Academia quiere encumbrar a una futura (y presente) nueva estrella como Amy Adams.

MEJOR GUIÓN ORIGINAL

ME QUE GUSTARÍA QUE GANARA: Escondidos en Brujas (Martin McDonagh) / AL FINAL GANARÁ: Mi nombre es Harvey Milk (Dustin Lance Black)

Pura lógica. El guión de Mi nombre es Harvey Milk es el único que aparece entre las cinco películas nominadas. Eso la convierte en favorita clara. Pero si queremos premiar un guión original habría que premiar la excentricidad de Escondidos en Brujas. Wall.E puede dar la sorpresa aunque si había que premiar un guión Pixar hubiera tenido más sentido premiar a Ratatouille.

MEJOR GUIÓN ADAPTADO

ME QUE GUSTARÍA QUE GANARA: El desafío. Frost contra Nixon (Peter Morgan) / AL FINAL GANARÁ: Slumdog Millonaire (Simon Beaufoy)

Tanto Slumdog Millonaire como El curioso caso de Benjamin Button son más películas de director que de guión. Habría que reconocer el inteligente y excelso trabajo de Peter Morgan en El desafío. Frost contra Nixon, dando una lección de cómo saber adaptar una obra teatral al cine.

MEJOR BANDA SONORA

ME QUE GUSTARÍA QUE GANARA: El curioso caso de Benjamin Button (Alexandre Desplat) / AL FINAL GANARÁ: Slumdog Millonaire (A.R. Rahman)

Delicadeza contra ritmo. Los dos estilos fílmicos de El curioso caso de Benjamin Button y Slumdog Millonaire son trasladados a su música. Desplat ha hecho una música clasicista y hermosa que pasará a la historia...pero que no se llevará el Oscar.

MEJOR CANCIÓN

ME QUE GUSTARÍA QUE GANARA: O Saya, de A. R. Rahman y Maya Arulpragasam (“Slumdog Millonaire”) / AL FINAL GANARÁ: Jai Ho, de A. R. Rahman y Sampooran Singh Gulzar (“Slumdog Millonaire”)

¡M.I.A. al poder! Ver a la tigresa de Sri Lanka con un Oscar merecería la pena. Y que saliera a recogerlo todavía más para disfrute de todos nosotros (aunque se duda de su presencia) . Todo lo que sea con tal de que la horrible Down to the earth de Peter Gabriel no gane el Oscar. ¡Pull up the people!
3

Programa Vivir Rodando 19 Febrero 09


¿No lo oléis? El aroma a glamour, cine e injusticia ya se siente. En la madrugada del domingo 22 al lunes 23 se entregaran los Oscars a este año. Para aclarar de una vez por todas si se encumbrará a Slumdog Millonaire, Kate Winslet y Heath Ledger (¿y Penélope? ¿dónde está Penélope?) Vivir Rodando le dedica un programa entero a los Oscars. Y para ello contamos con el mejor, el imprescindible Nacho Gonzalo (Tío Oscar)

Para descargar o escuchar el programa pinchar en:

0

Realidades y esperanzas de los 81º Premios Oscar (I)



MEJOR PELÍCULA DE LENGUA EXTRANJERA

ME GUSTARÍA QUE GANARA: La clase, de Laurent Cantet (Francia) / AL FINAL GANARÁ: Vals con Bashir, de Ari Folman (Israel)


¿Debemos tomarnos en serio esta categoría si la propia Academia no lo hace? La incomprensible ausencia de Gomorra hace que pensemos que los que votan o no miran las películas o votan por como les viene en gana sin criterio alguno. De todas maneras quedan dos películas potentes como La clase y Vals con Bashir disputándose el premio final. La israeli es favorita aunque no por tanto como se cree.

MEJOR PELÍCULA DE ANIMACIÓN


ME GUSTARÍA QUE GANARA: Wall-E (Batallón de limpieza), de Andrew Stanton/ AL FINAL GANARÁ: Wall-E (Batallón de limpieza), de Andrew Stanton
Poco que decir con la categoría. Wall-E (Batallón de limpieza) debería haber sido una de las nominadas a mejor película y le da cien mil vueltas a sus competidoras.

MEJOR FOTOGRAFÍA

ME GUSTARÍA QUE GANARA: El curioso caso de Benjamin Button (Claudio Miranda) / AL FINAL GANARÁ: Slumdog Millonaire (Anthony Dod Mantle)

Casi todos los años siempre hay un trabajo que destaca por encima de los demás. Este año son cinco trabajos sobresalientes que están muy a la par. El impacto visual que es Slumdog Millonaire haría que se llevara el gato al agua en cuanto a fotografia se refiere pero yo prefiero el elegante trabajo de Claudio Miranda en El curioso caso de Benjamin Button.

MEJOR DIRECCIÓN ARTÍSTICA

ME GUSTARÍA QUE GANARA: El curioso caso de Benjamin Button (Donald Graham Burt y Victor J. Zolfo) / AL FINAL GANARÁ: El curioso caso de Benjamin Button (Donald Graham Burt y Victor J. Zolfo)


La película de David Fincher no sólo hace un repaso por la historia de un personaje (Benjamin Button) sino por la historia de un país. Hay un trabajo clásico y contemporáneo, sencillo y recargado... Los teatros de Nueva York, la casas de Nueva Orleans...un trabajo modélico.

MEJOR VESTUARIO

ME GUSTARÍA QUE GANARA: El curioso caso de Benjamin Button (Jacqueline West) / AL FINAL GANARÁ: La duquesa (Michael O’Connor)

Sabemos que en esta categoría a los académicos les encanta los corses y trajes ampulosos...vamos los trabajos de época. Y estrictamente de época sólo tenemos La duquesa. Veremos si se atreven a premiar vestuarios más contemporáneos (y a veces más complicados que los clásicos)

MEJOR MONTAJE


ME GUSTARÍA QUE GANARA: El desafío. Frost contra Nixon (Mike Hill y Dan Hanley) / AL FINAL GANARÁ: Slumdog Millonaire (Chris Dickens)
Interesante categoría por los magníficos trabajos que compiten. Lo fácil sería que fuéramos hacía el montaje nervioso que tiene Slumdog Millonaire (y todas las películas de Boyle). Pero lo justo sería que venciera el magnifico montaje de El desafío. Frost contra Nixon. Es una guía de cómo montar una película sacando partido de todos los detalles que acontecen durante las entrevistas y su preparación. Un trabajo meticuloso y perfeccionista.

MEJOR MAQUILLAJE

ME GUSTARÍA QUE GANARA: El curioso caso de Benjamin Button (Greg Cannom) / AL FINAL GANARÁ: El curioso caso de Benjamin Button (Greg Cannom)


En El curioso caso de Benjamin Button vemos uno de los mejores trabajo de maquillaje de la historia del cine. No sólo cuando vemos a envejecer a los personajes...sino cuando los vemos rejuvenecer. Ver a Cate Blanchett o Brad Pitt con veinte o treinta años es impresionante. Debería ser un premio cantado.

MEJORES EFECTOS VISUALES

ME GUSTARÍA QUE GANARA: El curioso caso de Benjamin Button (Eric Barba, Steve Preeg, Burt Dalton y Craig Barron) / AL FINAL GANARÁ: El curioso caso de Benjamin Button (Eric Barba, Steve Preeg, Burt Dalton y Craig Barron)

El curioso caso de Benjamin Button es una muestra de cómo hacer que una película con muchos efectos visuales sea, antes que nada, una película. Un ejemplo de cómo hacer que los efectos ayuden al maravillo cuento narrado por David Fincher.

MEJOR SONIDO

ME GUSTARÍA QUE GANARA: Wall-E (Batallón de limpieza), (Ben Burtt y Matthew Wood) / AL FINAL GANARÁ: El caballero oscuro (Richard King)
Si Ratatouille es una película de guión, Wall-E (Batallón de limpieza) es una película de sonidos. Y todos los que la hayan visto estarán de acuerdo con que este sonido en el film de la Pixar está maravillosamente cuidado en el film. Ahora bien, los académicos siguen sin ver que películas animadas se puedan llevar premios más allá de película de animación.

MEJOR MEZCLA DE SONIDO

ME GUSTARÍA QUE GANARA: Wall-E (Batallón de limpieza), (Tom Myers, Michael Semanick y Ben Burtt) / AL FINAL GANARÁ: El caballero oscuro (Lora Hirschberg, Gary Rizzo y Ed Novick)

Se puede suscribir lo escrito en la categoría anterior. Este premio debería ser por derecho propio de Wall-E (Batallón de limpieza) pero incomprensiblemente eso no está muy claro.
2

Un chute exótico de Danny Boyle

- Slumdog Millonaire - (Danny Boyle, 2008)





Seguro que a todos los que nos gusta el cine de Danny Boyle hemos ido corriendo a ver Slumdog Millonaire
. No sólo por disfrutar del nervio y la dirección del director británico sino por escrudiñar que tiene este film de diferente con “otros Boyle” que la convierten en una historia que está arrasando con todos los premios en Norteamérica. Y esa curiosidad (que cómo sabéis puede matar al gato) conlleva una cuestión que da miedo, ¿ha cambiado en algo Danny Boyle para gustar (o intentarlo) a tanta gente?
Ese miedo se acaba enseguida. Boyle es Boyle. Ritmo nervioso, radical y, como suele ser, excesivo...para bien. Toda la imaginería visual del director está en Slumdog Millonaire. Y ayuda a poder llevar una historia que, durante su primera parte, llega a ser muy dura. Boyle retrata con pasión y velocidad la vida en los suburbios de la India y llega a ser muy realista seguramente sin pretenderlo. Ahí es donde la película coge todo su sentido porque nada falla. La dirección de Boyle, la música, el montaje, la interpretación de los niños...todo interesa. El único problema de Slumdog Millonaire llega después.

Debo reconocer que cuando el personaje de Jamal (Dev Patel) crece la historia tiende a ser algo repetitiva e interesa algo menos. Pero tenemos el consuelo de tener a Danny Boyle tras la cámara que intenta insuflar aire y ritmo a la historia durante toda esa parte más previsible. Y consigue que sigamos atento a la pantalla aunque no nos entusiasme todo lo que nos está contando. Aún así esa parte tiene el excelente duelo que sucede entre un correcto Dev Patel y un magnifico Anil Kapoor (el presentador de 50x15).

Cuando dentro de una semana (previsiblemente) se premie a Danny Boyle con el Oscar al mejor director podremos hablar de un premio justo. Porque si Slumdog Millonaire es algo, es una película con la marca Danny Boyle
.

. Turismo de la miseria (Jordi Costa, El País)

. El triunfo del amor (y del buen cine) (Jesús León, Blog de cine)
2

Series de cine: The Office. El (hilarante) infierno del esclavismo moderno



Jim Halpert, el personaje que borda John Krasinski en The Office, tiene una de las frases más demoledoras que yo he oído en la ficción televisiva. “Si ascendiera en este trabajo se convertiría en mi profesión. Y si esto fuera mi profesión me tiraría a la vía del tren”. En dos frases Halpert resumía el espíritu de lo que intenta transmitir The Office. Conseguimos un trabajo (si hay suerte) y trabajamos en el una media (más o menos) de siete u ocho horas diarias. Dormimos una siete horas. Y nos quedan unas pocas para desarrollarnos como personas. Cuando somos mayores y no tenemos facultades físicas adecuadas somos libres jubilándonos...siempre y cuando tengamos una pensión decente (cosa que no va a pasar). Y para rematar el noventa por ciento de la gente que trabaja lo hace en cosas que odia. Aún así si no conseguimos un trabajo no comemos, ni tenemos casa (ni teniéndolo se consigue) y, o nos dedicamos a ser vagabundos o morimos. Ese el juego y hay que jugarlo quieras o no. Y ese esclavismo moderno lo refleja como nadie una de las series más divertidas e inteligentes de la historia de la televisión.

The Office refleja la vida diaria en una oficina de Estados Unidos. Una oficina tan pequeña que consigue reflejar el ambiente irrespirable e incómodo que se vive allí. La vida de una serie de trabajadores condenados (si hay suerte) a estar allí ocupándose de algo que odian con unos compañeros que jamás serian sus amigos en la vida diaria. Tenemos a los personajes de Jim Halpert (John Krasinski) y Pam Beesly (Jenna Fischer) con los que empatizaremos enseguida. Los dos únicos “normales” de la oficina que ante el horror de un trabajo gris y odioso sólo pueden sobrevivir utilizando la ironía, el surrealismo y el sentido del humor. Pero ante ese humor está el personaje “robaescenas” de Dwight Schrute (genial Rainn Wilson) . Trepa, ambicioso e hijo de puta para el cual su trabajo lo es todo. Con Schrute le veremos las orejas al lobo ya que representa lo peor de los compañeros de trabajo que todos hemos tenido. La diferencia es que con Dwight nos reímos. Y luego está como diría Lars Von Trier, el “jefe de todo esto”, Michael Scott.

El personaje de Michael Scott (cualquier palabra de elogio seria insuficiente para el inconmensurable Steve Carrell) representa la versión real y humanista que ya cogían otros personajes míticos como George Costanza (Seinfeld) o Homer Simpson (Los Simpson). Scott representa como nadie la media de los jefes que todos hemos sufrido y sufriremos. Es idiota (mucho), cobarde, irresponsable y tiene una tendencia a hacer comentarios ofensivos, racistas o machistas. Pero lo peor no es eso. Scott cree que es la panacea de los jefes e intenta, como se suele decir, ser un “jefe enrollado”. Lo cual es un desastre y hace que sus empleados le odien todavía más. Cualquier escena de Carrell en The Office merece estar en cualquier antología de cómo crear un personaje cómico.

Después de tal panorama, ¿es realmente The Office divertida? Mucho, no sabéis cuanto. No es The Office una sitcom ni fácil ni al uso. Su estilo documental con la cámara al hombro (muchas los personajes nos miran directamente a nosotros) pide una atención máxima para seguir la serie. No hay risas enlatadas ni gags al uso. Su humor viene de la realidad. Una realidad cruda y atroz de las cuales los trabajadores no pueden huir. Porque en The Office el surrealismo se convierte en realismo y viceversa. Y nosotros nos reímos (muchísimo) de ese sufrimiento que quizá vivamos o nos toque vivir. Jamás el infierno diario fue tan divertido.

PD. Antes de que me condenéis entono el mea culpa. The Office es una creación británica del gran Ricky Gervais (autor también de Extras) y que se emitió en la BBC. Yo sólo he disfrutado de la versión estadounidense ya que no he podido ver la serie inglesa. Es algo que tengo pendiente. Ahora espero vuestros comentarios sobre cual es mejor.



*Video de Daniablo
0

Interpretaciones de cine: Jean Seberg (Al final de la escapada). ¡New York Herald Tribune, New York Herald Tribune!



Hay interpretaciones que van más allá de la calidad técnica o talento de una actriz. Simplemente es el hecho de estar en el momento idóneo en el sitio oportuno. Y además convertirte en la única persona que podía haber interpretado ese papel. Por una simple cuestión, la presencia. Saber apoderarse del personaje y hacerlo entrar en la historia del cine por la sencilla razón de que sólo esa persona podía interpretarlo. Hay muchos casos en la historia del cine pero pocos que calen tanto como Jean Seberg en Al final de la escapada.

Incluso los que odian a Jean-Luc Godard (a veces con cierta razón) no pueden dejar de decir que Al final de la escapada es una película imprescindible. Y no les falta razón. Aunque pueda descolocar en un principio esa película tiene algo moderno y enigmático que hace que sepamos que estamos viendo algo importante. Y en esa sensación es clave Jean Seberg. Aunque ha entrado en la historia Jean Paul Belmondo pasándose su dedo por los labios en mi opinión todo el misticismo de Al final de la escapada se lo lleva la capacidad de fascinación de Seberg.

Ella se queda con las imágenes para la historia del cine. Su mirada, su pelo corto, sus trajes, sus juegos en la cama con Belmondo, sus gafas de sol...no hace falta recitar Shakesperare para que una interpretación te cale en lo más hondo. No hay diálogos rimbombantes ni artificios, Seberg nos regala con su presencia momentos para la historia del cine. Es simplemente ella. Y sin ella no existiría Al final de la escapada ni todo su mítica.

Jean Seberg ,con una camiseta blanca que pone New York Herald Tribune, paseando por los Campos Elíseos y vendiendo el periódico norteamericano mientras grita: "¡New York Herald Tribune, New York Herald Tribune!". Uno de los grandes momentos de la historia del cine donde cualquier mortal se enamoraría de ella. Y con el que Jean Seberg entraría en la historia del cine.


* Video de d1sintegration
4

El empleo del tiempo

- El curioso caso de Benjamin Button - (David Fincher, 2008)





Los elementos estaban ahí. El relato de F. Scott Fitzgerald, la pareja protagonista, la música de Alexandre Desplat... Un manjar para cualquier director con talento. La cuestión no era si David Fincher iba a hacer una buena o mala película. La pregunta a resolver era si el director iba a hacer SU PELÍCULA. Acostumbrado a asfixiarnos (física y moralmente) cómo iba a manejar un material (aparentemente) ajeno era una apasionante X que resolver. Y sólo hay que decir que El curioso caso de Benjamin Button es una película de David Fincher. Con todo lo que eso conlleva.

Es verdad que El curioso caso de Benjamin Button habla sobre el paso del tiempo y la muerte. Pero habla más sobre qué hacemos con ese tiempo que tenemos. Y ahí está donde la narración de Fincher pone más énfasis. Que hacemos con nuestras vidas es algo que decidimos nosotros y sólo alguien que va del final al principio lo sabe. Y la asfixia fincheriana aparece en esos momentos. Porque el ahogo no lo provoca sólo el miedo o la incertidumbre sino el no poder hacer lo que uno quiere o perder a la persona que quiere. Fincher utiliza una especie de asfixia romántica. Frío quizá pero los que amamos ese frío tan especifico de Fincher sabemos que hay algo más tras el.

El romántico que Fincher lleva dentro lo demuestra en la maravillosa y sensual escena de Cate Blanchett bailando para Brad Pitt o la delicadeza con la que narra la relación entre Tilda Swinton y el propio Pitt. Fincher muestra su maestría en saber hacer “otras cosas” sin dejar de ser David Fincher. Vamos en ser un autor. Y ser David Fincher tiene un precio porque El curioso caso de Benjamin Button puede no ser perfecta. Como he dicho puede ser fría o la interpretación de Brad Pitt ser excesivamente hierática (especialmente respecto avanza la película). Pero esa emoción lírica, romántica y triste que hay tras muchos de los planos de que El curioso caso de Benjamín Button no tiene precio. Como dice la voz en off al final de la película cada uno de nosotros nace con una habilidad especial. La de David Fincher es la de rodar como los maestros. Y tras El curioso caso de Benjamin Button él está definitivamente en el Olimpo.

. Melancolía hecha cine (David Cacho, Grupo Salvaje)

. Gusto adquirido. De los que valen la pena (Rafa Martín, Las horas perdidas)

. Extraordinaria fabula sobre la vida (Jesús León, Blog de cine)
3

Gigantes acomplejados

- El desafío. Frost contra Nixon - (Ron Howard, 2008)





“Piensa sólo en la audiencia”. Este es el argumento que utiliza David Frost para convencer al productor John Birt para embarcarse en el proyecto suicida que era entrevistar a Richard Nixon meses después del caso Watergate. Audiencia, televisión, periodismo, ética... Bajo la apariencia de un argumento sencillo y simple (una entrevista) se esconde toda una maraña de temas apasionantes en esta magnifica experiencia que es El desafío. Frost contra Nixon.

“El poder reduccionista del primer plano”. Esa es la sentencia que dice el personaje de James Reston para resumir la importancia de la entrevista que se le hizo a Nixon. Porque la película habla de periodismo pero especialmente habla de televisión. El periodismo televisivo siempre ha sufrido cierto desprestigio frente a sus hermanos de la prensa y la radio. La película coloca la televisión en su sitio. Porque Nixon no dijo con palabras, “ lo siento” o “fue culpa mía”. Lo dijo con la mirada. Y ese primer plano que supo sacar David Frost vale por todas las confesiones del mundo de todos los presidentes corruptos del planeta. El sensacional guión de Peter Morgan (lección de cómo adaptar una obra teatral al cine) nos habla del camino hacía obtener la verdad. No una frase o una confesión como quieren los personajes que interpretan (magistralmente) Michael Sheen, Sam Rockwell, Oliver Platt y Matthew Macfayden. Será una mirada que en este caso valdrá más de mil palabras. Pero para mí El desafío. Frost contra Nixon tiene el principal punto de interés en otra parte. Es su parte humanista.

Michael Sheen y Frank Langella (oscarizable hasta la médula) interpretan a David Frost y Richard Nixon. Es decir, a dos personajes carismáticos (Nixon a su manera) y poderosos...para el gran público. En realidad Frost y Nixon son dos personajes solitarios, tristes y completamente acomplejados. Dos personas que necesitan el aplauso y la aprobación de todos para constatar que no sobran en este mundo. Eso se refleja perfectamente en la mejor escena de la película, la conversación / monólogo que tienen Langella y Sheen. Frost y Nixon se necesitan, simplemente porque saben que sólo el otro puede comprender el sufrimiento de ser incomprendido y marginado. El periodismo (o los medios de comunicación) y la política no perdonan a los timoratos y acomplejados. Y eso se refleja en la película. Quizá Ron Howard se sienta como Frost y Nixon. Un director de éxito en la superficie pero acomplejado en el fondo por no sentir el respaldo y cariño de todos. Seguramente por eso su trabajo en El desafío. Frost contra Nixon haya sido tan sensacional. Porque era su oportunidad. Como la entrevista lo era para David Frost y Richard Nixon.

Una de las películas del año es El desafío. Frost contra Nixon. Y la ha dirigido Ron Howard. Con un par. Eso si Ron, no pienso ver Ángeles y demonios por muchos “desafíos” que hagas.

. ¡Que empiece el espectáculo! (Carlos Losilla, Cine365.com)

. Extracto entrevista de David Frost a Richard Nixon

4

Las hermosas noches de Wong Kar-Wai

- My blueberry nights - (Wong Kar-Wai, 2007)





La aventura norteamericana de Wong Kar-Wai ha sido maltratada desde que se presentó en el Festival de Cannes. Mal distribuida, estrenada de forma clandestina y esas fechas extrañas de final y principio de año. Por eso era lógico verla en un pequeño cine suicida que la ha recuperado en versión original (como debe ser) cuando ya todos la dábamos por muerta. Y la experiencia ha tenido sus frutos. Porque no sólo no me ha irritado la película de Kar Wai sino que My blueberry nights me ha parecido un maravilloso y hermoso cuento.

Empecemos por lo obvio y negativo. A mí tampoco me chifla que el director asiático se dedique a narrar más de media historia en cámara lenta que, a veces, puede poner muy nervioso a uno. Pero aun asi es completamente perdonable. Porque la música, los colores, las miradas, los gestos....hacer de My blueberry nights una maravillosa experiencia para vivir en cine (no, no es lo mismo verla en DVD). En My blueberry nights veremos el Estados Unidos que todos amamos, el país hortera, el de las luces de neón, neoyorquino, con sus bares (y sus borrachos)... Un Estados Unidos, a la vez, real y de cuento con el que o nos dejamos llevar por la hermosura de sus imágenes (como pasaba en In the mood for love) o nos bajamos enseguida de ese viaje de aprendizaje que emprende una maravillosa Norah Jones.

Lo único negativo del film es algo que no se ve. Su escasa duración (96 minutos) hace que pensemos que estamos ante una película cortada a la que le faltan varias escenas. Queremos que Norah Jones viaje más, conozca más gente con el corazón roto y de tanto en tanto vuelva a visitar a su amigo/enamorado, Jude Law. Una película que contiene nombres como Darius Khondji, Ry Cooder, Rachel Weisz (su atractivo en esta película no tiene límites) o Natalie Portman sólo puede ser recomendable. Y esta lo es por hermosa. Tanto como esa escena donde Norah Jones come tarta de arandanos con la canción The Greatest de Cat Power de fondo. Un gran momento.

. Dulces sueños (Fabrizio Castro, Blogestrenos.com)

. Conmoción estética (Javier Ocaña, El País.com)