A la venta 'Un mundo aparte. 50 visiones cinematográficas sobre la creación literaria' Programa Vivir Rodando 102: Cómo acabar con la contracultura Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase Lo mejor de 2017 (IV): Películas
3

Campanella o cómo hacer una "buena" película

- El secreto de sus ojos - (Juan José Campanella, 2009)




Juan José Campanella dirgió hace unos un capítulo de House que consiguió ser el más visto de ese año. Un día, una habitación (así se llamaba el episodio) se alejaba de los típicas excesos de la serie planteando un interesante têt-a-têt entre House y una de sus pacientes. Gracias a éxitos como ese Campanella ha ido haciendo una carrera televisiva sólida en Estados Unidos logrando según reconocía en Fotogramas “ganar dinero para lograr hacer sus películas en Argentina”. En mi opinión el director logra algo más. Su experiencia como realizador en el primer pais del mundo le está dando la oportunidad de saber cómo realizar películas sólidas, interesantes y que, en resumen, “gusten”. Como le pasa a El secreto de sus ojos.

El secreto de sus ojos es un thriller, un drama, una comedia, una denuncia social... Campanella ha logrado hacer una larga y no pesada película en la cual cualquier espectador se siente reconfortado porque encuentra su historia. Para lograr esto se necesita tener mucho oficio y cerebro, lograr engarzar todos los géneros sin hacer una película ridícula. Está claro que Campanella ha aprendido en Estados Unidos a tener oficio y a saber realizar como lo haría un perfecto artesano. Sabiendo cuando ser sobrio o contenido o cuando se necesita darle un toque más artístico (como la espectacular secuencia en el partido de fútbol). Con un plantel de lujo (excepcionales todos destacando a Soledad Vilamil y Pablo Rago) la película nunca decae a pesar de que la trama es lo que es. A pesar de que el nudo criminal no es el más original del mundo y tiene algunas aristas, Campanella logra formar un producto sólido y creíble. Creando un drama más que una cinta de genero al uso.

Lo mejor que se puede decir de El secreto de sus ojos es que es ejemplar. En planteamiento y en ejecución. No se le escapa nada a Campanella y logra que nosotros estemos toda su larga duración atentos a la pantalla. Nunca cayendo el sentimentalismo barato ni rozando el cine negro cutre e incluso sabiendo superar los tópicos (que los tiene). Aunque sea ya un director con sus años de experiencia Campanella sigue aprendiendo a hacer cine. Que no es sólo grabar escenas con una cámara y luego montarlas en el estudio.

Lo mejor: Las breves pero intensas apariciones de Morales (Pablo Rago)

Lo peor: Las trampas que inevitablemente tiene la historia

. Una cierta mirada (Marcbranches, La linterna mágica)

. Sencillamente una obra maestra (Adrián Massanet, Blog de cine)

. La mirada de los otros (Ezequiel Boetti, Escribiendo cine)

3 comentarios:

Holden Caulfield

Como comenté en su día en el blog, la verdad es que salí casi extasiado de la sala cuando terminó la película. Una de esas obras que te hace reenamorarte con el cine.

Y sí, Pablo Rago está inmenso.

auster

Es fantástica la capacidad que tiene la película para saltar del drama a la comedia, para romper la tensión con una carcajada sin que parezca estar fuera de sitio.
Tiene muchas virtudes y muchos detalles para resaltar, aunque yo me quedaría con esa doble visión de la historia que dejan escoger al espectador. Sucede con la descripción de la despedida en el tren, cuando la escuchamos novelada y ella cuestiona posteriormente si sucedio así, y sucede de nuevo cuando muestran las dos opciones en que podría haber sucedido el desenlace del personaje de Salvador. Me gusta esa sensación de remarcar que no todo es blanco o negro, que hay muchos matices y dependen de los ojos con los que queramos mirar. Como viene a decir Morales, al fín y al cabo son tus recuerdos, está en tu mano escoger con cuáles quieres quedarte.

Hoy he visto "Paris", otra película sencilla y disfrutable que reúne a algunos de los más grandes (al menos de mis preferidos) del cine francés: Romain Duris, Albert Dupontel, François Cluzet... y una Juliette Binoche que sigue siendo extraordinaria.

BOEDO

Hola a todos:
La pelicula me pareciò muy buena, aunque un poco larga, creo que podrìa haber durado 15 minutos menos tranquilamente.
La verdad, me enorgullese ver cine nacional de tan buena calidad y difusiòn a nivel internacional. Ojalà se puedan hacer varios films asì para posicionar definitivamente al cine Argentino.
Saludos cordiales

www.sebastianvargas-cine.blogspot.com