Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase Lo mejor de 2017 (IV): Películas Lo mejor de 2017 (III): Interpretaciones Lo mejor de 2017 (II): Encuesta anual Vivir Rodando
5

Series de cine: Matrimonio con hijos. El fin del sueño americano



Hay títulos que bajo su aparente sencillez esconden toda una declaración de intenciones. Matrimonio con hijos es precisamente lo que anuncia, una serie sobre un matrimonio con dos hijos. Aparentemente sencillo. La cuestión es, ¿desde cuando un matrimonio con hijos es algo sencillo? Estados Unidos es experta en crear series sobre estamentos familiares y rodearlo de tramas bastante simples y problemas absurdos. Enseñar a Estados Unidos como el hogar de las buenas y felices familias, un estamento seguro donde nunca te puede pasar nada. Obviamente la realidad brillaba por su ausencia.

Matrimonio con hijos fue vital para que la ficción televisiva se desarrollará y logrará ser un espacio para la valentía creativa. La serie creada por Michael G. Moye y Ron Leavitt mostraba el estamento familiar como el infierno, una tumba en vida para el padre de familia (Ed O'Neill) que bajo su diaria mediocridad lidiaba con una mujer vaga e inútil (Katey Sagal) y dos hijos idiotas (David Faustino y Christina Applegate ) La felicidad no estaba de puertas para adentro y todo lo que vendían los anuncios USA se antojaba como falso. Lo mejor de todo es que la serie tenia un tono completamente falso y paródico. Bajo su manto de comedia surrealista los norteamericanos se reían de si mismos. De su realidad y de lo que no se atreven a reconocer, la familia como instrumento opresor y cárcel eterna. Matrimonio con hijos ejerció un trabajo social vital porque antes que Barbara Bush dijera que “los Simpsons eran la cosa más idiota que había visto nunca en televisión” ya existían los Bundy.



Matrimonio con hijos sobrevivió muchísimos capítulos a pesar de la ausencia de premios y no tener un éxito masivo de audiencia. Los Bundy se convirtieron en una especie de héroes (sólo hay que ver las ovaciones que tenían todos los personajes cuando aparecían en escena) que hicieron el trabajo sucio que nadie quería hacer. Mostrar otro lado de la sociedad norteamericana, una parte sucia, oscura, desagradable...y muy divertida. La serie fue espejo para otros productos, desde obras legendarias de animación (Los Simpson) o brillantes remakes inconfesos (Infelices para siempre) y logró mover algo los cimientos de la buena (e hipócrita) moral norteamericana. El gobierno estadounidense debería plantearse darle una medalla a quienes pusieron en marcha Matrimonio con hijos. Gracias a ellos la sociedad norteamericana pudo verse a si mismos y reírse con ello.


5 comentarios:

Pabela

Qué buena esta serie. Yo no me la perdía por nada del mundo y es cierto, los Simpsoms luego tomaron una fuerte base de ella. Aquí en Argentina hicieron una versión criolla y puedo decirte que después de los fracasos de adapataciones como The Nanny o Hechizada nadie daba $2 por esta. Nos equivocamos, apenas hicieron 23 capítulos que hasta el día de hoy no pueden sacar de la tele porque los matan. Está tan bien adaptada que impresiona, la "acriollaron" excelentemente, todos nos vemos identificados de alguna u otra manera. Muy buen post!

Vivir Rodando

Teneis fortuna querida Pabela. Aquí fue objeto de un horroroso y lamentable remake

Peggy

¡Qué bueno!
La serie es de lo mejor que se ha hecho en la tele de la época por sangrante e histriónica, pero Al no es el único que se encuentra en una cárcel. Viva Peggy!!!!!

ordago13

Esta serie la veía yo¡¡¡¡


Que buenos recuerdos...


lo siento pero no me gusta mucho starship troopers...

espero no ganarme tu enemistad ni nada.

¡podrías estar en la categoría de música¡

Tengo un blog de radio me encantaría que te pasaras a visitarlo:
republica libertaria de las tortugas

Si te gusto:
pincha aqui


si os gustaríaq ue vuestro programa se emitiese en la radio universitaria de alcala de henares escribidme ordago13@gmail.com

BOEDO

Hola, la verdad que no me gustan para nada estas series yankees, con risas de fondo y chistes que solo ellos entienden, lo veo muy "Friends", todas iguales son esas series.
Simple opiniòn, de un delirante amante del cine independiente.
Saludos