Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase Lo mejor de 2017 (IV): Películas Lo mejor de 2017 (III): Interpretaciones Lo mejor de 2017 (II): Encuesta anual Vivir Rodando
3

Momentos de cine: Declaración de amor de Holden a Alyssa (Persiguiendo a Amy) El gracioso sí que tenía corazón



A estas alturas del partido no sé como posicionarme ante Kevin Smith. Alabo su ingenio, sus diálogos, su frescura... Pero debo reconocer que pienso que comienza a repetirse como el ajo y que su película tótem (Clerks) pierde con el paso del tiempo. Y esto lo digo con tristeza porque en 1997 pude disfrutar de una magnifica obra madura e inteligente como era Persiguiendo a Amy.

Esta película tiene todo lo que gusta de Smith. Sus diálogos, su manera de hablar sin tapujos del sexo, su ritmo fresco cercano al cómic. Pero todo esto hacía que no hubiera poca empatía a los personajes que parecían unos personajes con poco trasfondo. Unos graciosos sin corazón. Smith supo hacer sufrir a los personajes de Persiguiendo a Amy. Se puede ser joven, moderno e ingenioso y también sufrir por amor. El no correspondido, el que más jode. Diversión con un permanente halo de tristeza es lo que transpira esta Persiguiendo a Amy y que tiene uno de sus puntos álgidos (junto con otros como el fantástico final) en la declaración del personaje de Holden (Ben Affleck) a Alyssa (Joey Lauren Adams).

¿Cómo no meter la pata con una declaración de amor? Además con una relación imposible... Esa sería la duda que tendría Smith mientras escribía la escena. En un guión tan equilibrado como es el de Persiguiendo a Amy escribir una declaración de amor es un momento de alto riesgo. Ni caer en el sentimentalismo barato, ni en meter ningún momento gracioso inoportuno... Por suerte todo lo que rodea Persiguiendo a Amy parece mágico porque encontró la solución. Ser sincero. Una persona se enamora de una buena amiga y se lo dice. A pesar de que su relación es imposible. Sin tapujos, ni tonterías. Nos olvidamos del director de Clerks y aparece la persona de Kevin Smith. Por eso es un momento de cine tan genial, por su honestidad sencilla y brutal sin dobles sentidos. Te amo, es muy sencillo y muy sincero, dice Holden. Y por eso es tan genial tanto este momento como toda Persiguiendo a Amy. Porque es original y divertida. Es muy Kevin Smith. Pero también es honesta y con corazón. Como también debe ser Kevin Smith.

3 comentarios:

Alec Roivas

Comparto tu opinión Smith es un gran guionista pero no como director no tiene muchos meritos.

Hace poco publice un critica al film y agradezco tu comentario y también estoy deacuerdo en que es la obra cumbre de Kevin Smith.

La escena es genial, la declaración de amor de Holden es triste y un tanto desoladora pero sobre todo sumamente honesta, aunque en lo personal me quedo con el dialogo de Bob El Silencioso casi al final del metraje donde explica a Holden que esta "persiguiendo a Amy".

Una de las mejores comedias de los últimos años, algunos podrán tacharla como demasiada explicita, pero como dices "asi es Kevin Smith".

Saludos.

p.

Ciero que Kevin Smith fue fresco y digo fue porque si Persiguiendo a Amy fue buena, Clerks 2 o Jersey Girl le dieron su pasaporte a los videoclubs.

Marisol

De los mejores guiones que he visto en una película...Me encantó esa Amy que todos perseguimos