Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase Lo mejor de 2017 (IV): Películas Lo mejor de 2017 (III): Interpretaciones Lo mejor de 2017 (II): Encuesta anual Vivir Rodando
2

Familia

- Un cuento de navidad - (Arnaud Desplechin, 2008)



La familia, ese elemento extraño y disfuncional. Una serie de personas a las que no puedes mandar por ahí como si haces con amigos y conocidos. Es el tema de la sangre ya lo sabéis. Y no todas las familias son iguales, las hay conservadoras, tolerantes, desarraigadas... Y luego está la familia que nos enseña Arnaud Desplechin en su Un cuento de navidad.

No cae en los tópicos de familia “excéntrica” o desunida Desplechin para contarnos su historia. A pesar del desarraigo que hay entre ellos, esta familia la podemos encontrar en cualquier sitio. Las miserias son universales, incluso en sitios tan al límite como es esta una navidad con la familia que conforman Catherine Deneuve y Mathieu Almaric, entre otros. Y ahí es donde radica toda la fuerza que tiene Un cuento de navidad. Las historias que hay dentro del entorno familiar son tan interesantes y están tan bien contadas e interpretadas que ya por ello merece la pena sus tres horas de película. Porque aunque la historia que se supone que manda es la de la famosa transfusión de sangre a la que debe someterse la Deneuve hay algo más. Otras historias siempre con un trasfondo especial. A mí me llega especialmente ese genial trio amoroso que forman Chiara Mastroianni, Laurent Capelluto y Melvil Poupaud que sin tanto ruido logra interesar tanto como la trama principal.

No hace falta que dure dos horas y media. No hace falta cierto “toque de director genial”. Es verdad eso pero decir que esos dos detallen llegan a molestar sería también faltar a la verdad. La historia es tan, tan buena que eso lo olvidamos enseguida. Y a veces esos "toques" están completamente justificados y le dan al film un empaque de película diferente. Pero todo eso se olvida porque cuando nos metemos en esa casa con esos personajes tan al límite, tan fascinantes pero a la vez tan cercanos, la película se convierte en algo personal. Porque dentro de su densidad se esconde una película real, cercana, humana y genial.

. La familia y nada más (Beatriz Martinez, Cine 365)

. La familia, nada bien, gracias (Sergi Sánchez, Canal TCM)

2 comentarios:

Muy bueno to texto. Tomo nota.

Tu texto, y el de los Jóvenes también.