Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase Lo mejor de 2017 (IV): Películas Lo mejor de 2017 (III): Interpretaciones Lo mejor de 2017 (II): Encuesta anual Vivir Rodando
4

Las hermosas noches de Wong Kar-Wai

- My blueberry nights - (Wong Kar-Wai, 2007)





La aventura norteamericana de Wong Kar-Wai ha sido maltratada desde que se presentó en el Festival de Cannes. Mal distribuida, estrenada de forma clandestina y esas fechas extrañas de final y principio de año. Por eso era lógico verla en un pequeño cine suicida que la ha recuperado en versión original (como debe ser) cuando ya todos la dábamos por muerta. Y la experiencia ha tenido sus frutos. Porque no sólo no me ha irritado la película de Kar Wai sino que My blueberry nights me ha parecido un maravilloso y hermoso cuento.

Empecemos por lo obvio y negativo. A mí tampoco me chifla que el director asiático se dedique a narrar más de media historia en cámara lenta que, a veces, puede poner muy nervioso a uno. Pero aun asi es completamente perdonable. Porque la música, los colores, las miradas, los gestos....hacer de My blueberry nights una maravillosa experiencia para vivir en cine (no, no es lo mismo verla en DVD). En My blueberry nights veremos el Estados Unidos que todos amamos, el país hortera, el de las luces de neón, neoyorquino, con sus bares (y sus borrachos)... Un Estados Unidos, a la vez, real y de cuento con el que o nos dejamos llevar por la hermosura de sus imágenes (como pasaba en In the mood for love) o nos bajamos enseguida de ese viaje de aprendizaje que emprende una maravillosa Norah Jones.

Lo único negativo del film es algo que no se ve. Su escasa duración (96 minutos) hace que pensemos que estamos ante una película cortada a la que le faltan varias escenas. Queremos que Norah Jones viaje más, conozca más gente con el corazón roto y de tanto en tanto vuelva a visitar a su amigo/enamorado, Jude Law. Una película que contiene nombres como Darius Khondji, Ry Cooder, Rachel Weisz (su atractivo en esta película no tiene límites) o Natalie Portman sólo puede ser recomendable. Y esta lo es por hermosa. Tanto como esa escena donde Norah Jones come tarta de arandanos con la canción The Greatest de Cat Power de fondo. Un gran momento.

. Dulces sueños (Fabrizio Castro, Blogestrenos.com)

. Conmoción estética (Javier Ocaña, El País.com)


4 comentarios:

Holden Caulfield

Aquí otro fan de my blueberry nights.... hace ya meses que la ví (en Europa se estrenó mucho antes) y salí encantado de la sala. Preciosa, visual y muscialmente.

marcbranches

Me suena curioso que haya gentes y críticos (a veces no son lo mismo) que hablen de esta película como si fuera el colmo de la densidad argumental y visual. ¿No han visto "2046"? De hecho, es, posiblemente, la película más ligera de WKW. Visualmente es maravillosa, y sólo se puede apreciar en una sala de cine, como dices. Rachel Weisz nunca estará más guapa (excepto cuando haga de Catwoman en "Batman 3"), aunque su historia acaba estando algo desaprovechada dramáticamente, en mi opinión. Saludos.

Vivir Rodando

MarcBranches, estoy contigo. Creo que es la película más accesible de Kar Wai. Y cualquier persona no excesivamente cinéfila puede disfrutar con ella. Por eso me sorprende su horrible distribución. Y muy de acuerdo en lo de Weisz. Pero eso creo que también es por lo poquísimo que dura. A mí entender será una película a reivindicar en unos años.

auster

Después de ver el video con las imágenes al menos diez veces entre ayer y hoy he llegado a la conclusión de que no merece la pena añadir nada. O conectas con ese sentimiento o no, porque es tan particular que no podría conseguirse a través de una simple crítica que ensalce las excelencias de la película.
Y por cierto… como tengas un mal día esa canción puede partirte por la mitad.