Programa Vivir Rodando 97: Verónica Programa Vivir Rodando 96: 40 aniversario del Festival Internacional de Cine Independiente de Elche Programa Vivir Rodando 95: Selfie Programa Vivir Rodando 94: John Keel / Mothman, la última profecía Programa Vivir Rodando 93: Sueños eléctricos. Cine y cultura rock
  • INICIO
  • VIVIR RODANDO ES...
  • ► PODCAST VIVIR RODANDO (2008-2017)
  • LO MEJOR (2007-2016)
  • HISTÓRICO
      2016 

      Película 

      Carol / The Duke of Burgundy

      Interpretaciones

      Adam Driver (Paterson)
      Lorena Iglesias (Esa sensación)

      Encuesta anual

      Los odiosos ocho

      2015 

      Película 

      It Follows

      Interpretaciones

      Ramón Barea (Negociador)
      Essie Davis (Babadook)

      Encuesta anual

      Del revés (Inside Out)

      2014 

      Película 

      Sólo los amantes sobreviven

      Interpretaciones

      Leonardo DiCaprio (El lobo de Wall Street)
      Emmanuelle Seigner(La Venus de las pieles)

      Encuesta anual

      El gran hotel Budapest

      2013 

      Película 

      La cabaña en el bosque

      Interpretaciones

      Philip Seymour Hoffman (The Master)
      Adèle Exarchopoulos (La vida de Adèle)

      Encuesta anual

      Django desencadenado

      2012 

      Película 

      Moonrise Kingdom

      Interpretaciones

      George Clooney (Los descendientes)
      Rooney Mara (Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres)

      Encuesta anual

      Moonrise Kingdom

      2011

      Película 

      Drive

      Interpretaciones

      Ryan Gosling (Drive)
      Natalie Portman (Cisne negro)

      Encuesta anual

      Midnight in Paris

      2010

      Película 

      La red social

      Interpretaciones

      Joaquin Phoenix (Two lovers)
      Emma Stone (Rumores y mentiras)

      Encuesta anual

      Origen

      2009

      Película 

      La clase

      Interpretaciones

      Frank Langella (El desafío. Frost contra Nixon)
      Charlotte Gainsbourg (Anticristo)

      Encuesta anual

      El curioso caso de Benjamin Button
      Déjame entrar
      Los mundos de Coraline
      El secreto de sus ojos

      2009

      Película 

      Tropic Thunder

      2008

      Película 

      Zodiac
  • TWITTER | FACEBOOK | RSS | ITUNES
  • CONTACTO
  • LISTAS
  • ► PROGRAMA VIVIR RODANDO 97: VERÓNICA
  • RESUMEN 2016
  • EVENTO: CENTENARIO JEAN-PIERRE MELVILLE (ACADEMIA DE CINE)
0

Interpretaciones de cine: Cary Grant (Con la muerte en los talones) Elegancia contra viento y marea



Hoy se cumplen veintidós años de la muerte de Cary Grant. Hace ya más de dos décadas que la elegancia, el saber estar y la ironía desaparecieron del mundo del cine. Todas las películas (muchas de ellas grandiosas como Encadenados, La fiera de mi niña, Luna nueva...) que interpretó tenía “el toque Grant”. Pero, en mi opinión, el largometraje que unía todo lo que podía dar Cary Grant a una historia y que fue donde descubrí al actor es Con la muerte en los talones.

Tuve la suerte de ver el film siendo joven. Y digo suerte porque para mí es una película para gente joven. Es entretenimiento en estado puro, ríete ahora de las películas de Michael Bay (por poner un ejemplo) que te aseguran explosiones, ritmo, humor... Todo eso ya se lo había inventado Hitchcock en una de esas pocas películas “perfectas” que existen en la historia. Pero obviando los meritos del film, Con la muerte en los talones no sería lo mismo sin Cary Grant. Sería algo grande pero no TAN grande.

James Mason y Martin Landau se dedican a putear a Grant durante más de dos horas. Le confunden con otra persona, le emborrachan, le pegan, le persiguen... Pero a Grant eso le trae al fresco. ¡Es Cary Grant, por dios! Sale de todas las situaciones impoluto, sin una mancha, sin una arruga en su traje. Siempre con su ironia y su saber estar. Además le da tiempo a seducir a la rubia de la película (espectacular Eva Marie Saint). Faltaría más. Cary Grant nunca fue más Cary Grant que en Con la muerte en los talones. Para disfrute de todos nosotros.

A veces se dice que Cary Grant sólo se interpretaba a si mismo. A mí entender eso no es ningun problema si tu eres alguien tan apasionante como Cary Grant.
0

Finales de cine: La vida de Brian. Mira el lado positivo de la vida (aunque te crucifiquen por ello)



Echándole un vistazo a Las horas perdidas veo que Monty Python han creado un canal You Tube. Ante esa gran noticia cliqueo rapido para entrar en esta web imprescindible. Veo míticos momentos Python (Every sperm is sacred, Galaxy song...) pero todos se hacen pequeños ante, no sólo uno de los grandes momentos del grupo cómico británico, sino ante uno de los hitos de la historia del cine. El final de La vida de Brian.

No soy yo un defensor a ultranza de La vida de Brian respecto a otros Python de cine. Me río más con El sentido de la vida (la mejor película del grupo) y me gusta ese punto oscuro de Los caballeros de la mesa cuadrada (y sus locos seguidores). Eso no quita que sea una comedia sensacional con momentos para la historia (los romanos, ¿qué han hecho los romanos por nosotros?). Pero lo más grande de todo es como un grupo de cómicos para la historia lograron hacer un final tan rotundo que debería ser estudiado en cualquier academia de cine.

Hay que recordar que los Monthy Python tenían un excelente gusto por la música. Recomiendo cualquier disco recopilatorio del grupo. No sólo tienen letras mordaces y definitivas sino que los arreglos están a la altura de cualquier grupo de moda. En eso tiene mucha parte de culpa Eric Idle, autor y compositor de la canción que tiene la culpa de este post, Always Look on the Bright Side of Life. Idle puso su gran talento al servicio de un final necesario para este mundo en el que vivimos. Aunque vivas en una sociedad injusta, horrible y violenta (el Imperio Romano no es tan distinto al nuestro...) debes mirar el lado positivo de la vida. Si no, ¿para qué vivir? Y si te lo dicen unas personas tan inteligentes como los Monty Python, lo hacen al ritmo de una canción tan adictiva y crean el (quizás) mejor final de la historia del cine...¿habrá que hacerles caso, no?

Un último detalle. Un apuesta. A ver quién pone el video y no se resiste a repetirlo una vez, otra vez, otra vez más...

4

Revelaciones de cine: Cécile De France (Una casa de locos). Y comenzó la conquista de Francia...



Siempre es una alegría encontrarse en televisión con Una casa de locos. A pesar de ser la versión doblada, a pesar de la vulgar traducción de su titulo (Una casa de locos = L’auberge espagnole...¿?) Me consta que en Elche (ciudad con mucho estudiante compartiendo piso) fue muy seguida cuando la emitieron en La 2 hace unos días.

Verla por televisión me recuerda cuando la vi hace años en cine. Rodeado de gente joven, en los cines Astoria de Alicante. ¿Hay algo más cool? Pero me recuerda a como le puse el ojo a una actriz que tenía un pequeño papel. No, no es Audrey Tatou. A pesar de que, en parte, se vendiera la película como una película de una Tatou post-Amélie. La estrella de la función para mi fue Cécile De France.

Me fascinó en su papel de amiga lesbiana del protagonista Romain Duris. Por cierto, por mucha mujer casada que se ligue Duris es un pavo toda la película. Pero De France en su papel de Isabelle sabía como ponerle en su sitio y enseñarle un par de cosas sobre la vida. La escena donde le enseña a ligarse a una mujer queda en la antología del reciente cine francés. Cuando salí del cine me sentí como un bicho raro porque de todo lo que cuenta Una casa de locos me quedé con el rol de esa larguirucha (y bellísima) actriz belga.

Hasta que la Academia de Cine Francés decidió apoyar mi punto de vista. Nominó al César a Cécile por su rol en Una casa de locos como mejor actriz revelación (si, los franceses también tienen esa chorrada categoría) . De France ganó y con la estatuilla urdió un plan, irse a la conquista de Francia. Y ganó la guerra de pleno. Encadenó películas (Las muñecas rusas, Alta tensión, Quand j’etais chanteur...), combinó papeles de drama con cómicos y sobretodo acumuló nominaciones y premios. Premio a la mejor actriz en Sitges por Alta tensión, César a la mejor actriz de reparto por Las muñecas rusas, ¡doble nominación en 2007 al César a la mejor actriz por Quand j’etais chanteur y Fauteuils d'orchestre!...

La conquista llegó a su fin y De France ya es una de las primeras (y mejores) actrices del cine francés. Aunque yo siempre me quedaré cuando se me reveló en Una casa de locos con esa clase de seducción gratuita que le daba a Romain Duris.


2

El crimen real

- Gomorra - (Matteo Garrone, 2008)




Uno de los muchos méritos que tenía Los Soprano es que hacía que sus protagonistas (criminales y asesinos) te cayeran bien. Después de algunos capítulos te daban ganas de ir a tomarte un café con Tony Soprano (aunque sabias que te podía romper las piernas). El mérito de Gomorra es el contrario. Aquí no hay glamour, ni encanto. No están Marlon Brando, ni Robert De Niro, ni Al Pacino... Esta mafia no te puede caer ni minímamente bien porque es absolutamente real. Tanto que duele una barbaridad.

Gomorra no es una película al uso. Ni siquiera es una película. Es más bien un documental sobre como actúa la mafia italiana también conocida como la Camorra. Y la película cumple lo que promete. Italia es un país maravilloso, con una historia increíble y un bagaje cultural inmenso. Pero también es una país caduco y que, a veces, no sabe donde va. Y esto lo muestra Gomorra. Italia se nutre de la corrupción y la violencia asumiendo que es algo suyo. Tanto como lo puede ser la Torre de Pisa o la Fontana de Trevi. Por eso se dice en la película la frase: “Nosotros (la mafia) resolvemos los problemas que otros crean”

No es Gomorra una película ni exhibicionista, ni gustosa de efectos de artificio. Hay mucha menos violencia de la que uno puede esperarse. Porque la violencia de la mafia va más allá de los asesinatos o palizas. Está en la corrupción y en el clima irrespirable que hay en Nápoles. Matteo Garrone no necesita usar trucos para mostrarnos la basura que diariamente trae la Camorra. Sólo tiene que encender la cámara y mostrárnoslas. Y entre tanta desesperanza está la escena menos realista pero más emocionante del film. Cuando un personaje le dice a uno de estos mafiosos que él no puede participar de esa basura. La razón es sencilla. Él es mejor que estos criminales. Desgraciadamente sólo un personaje dice esto en Gomorra. Vamos, como en la vida real.

. Una Camorra sin maquillaje (Carlos Boyero, El País.es)
. Más cerca de Rossellini que de "Los Soprano" (David Cacho, Grupo Salvaje.es)
. La otra Italia (Sergi Sánchez, Canal TCM.com)
1

Música de cine: B.S.O. Un niño grande (About a boy) / Badly Drawn Boy. Gran banda sonora, excepcional disco



A pesar de su espantoso final siempre he sentido bastante simpatía por Un niño grande (About a boy). Bien escrita e interpretada (debe ser así si sale Toni Collette) es una comedia muy bien llevada y con un punto de amargura interesante. Pero mi simpatía también viene por una cosa a la que no le di la importancia que tenía cuando vi el film. Su excepcional banda sonora realizada por Badly Drawn Boy. Esta no es una B.S.O. al uso ya que Damon Cough (Badly Drawn Boy) hace un disco puramente british pop, olvidándose de las típicas bandas sonoras. Son canciones (la mayoría de ellas con letra) brillantísimas que valen para acompañar el viaje de "esa isla" que es Hugh Grant o para escuchar por separado en tu casa o en un bar. Un maravilla pop.


6

¿Con quién ha empatado Eva Mendes?



Si un domingo me gasto 2’20 euros en comprarme el periódico y el suplemento es porque espero algo. Un reportaje interesante, una entrevista con alguien que merezca la pena...Por eso cuando he visto que la portada del suplemento de El País Semanal estaba dedicada a Eva Mendes, una pregunta ha asaltado mi mente. ¿Por qué?

Si Mendes ocupa la portada del suplemento dominical del periódico más vendido de España será porque es alguien “más o menos importante”. ¿Lo es? Veamos su carrera. Hitch: Especialista en ligues, A contrarreloj, Ghost Rider, The women... Ni fu ni fa. Y en todas ellas no ha demostrado ser una gran actriz, precisamente. Puedo hacer un ejercicio de fé y leer el reportaje que ha escrito Eugenia de la Torriente. Pero no hay nada en él. Toda una serie de topicazos sobre actrices latinas. Además la crónica de la vida y carrera de Mendes no tiene nada interesante. Eso si, unas declaraciones explosivas :

"Quise ser monja hasta que a los nueve años supe que no se ganaba dinero"

"Los chicos rompían conmigo porque era demasiado cariñosa. Ahora sé jugar mejor"

"Tuve mi primer novio a los 16 y duró más de un año. Solía sacar muy buenas notas, pero a partir de ese momento dejé de prestar atención a los estudios"

Eso si el reportaje tiene una cosa interesante. Las fotos, que destacan más que el texto. Y huelga decir que Mendes sale con escasa ropa. Eso siempre se agradece pero, ¿tengo que pagar 2’20 euros por ver a Eva Mendes con poca ropa?. Algo que se puede hacer desde casa mediante Internet. ¿Merece tanto interés la figura de Eva Mendes? Ahora sólo falta que EPS le dediqué su portada de la semana que viene a Megan Fox.

Unas páginas antes había una interesante entrevista con Lou Reed. Pero tenemos menos fotos. Está claro que Lou Reed es menos importante que Eva Mendes. Por razones obvias.
6

Joyas a reivindicar: Munich. La obra maestra de Spielberg que no se debe olvidar



Vale, lo acepto. Munich no es una “joya a descubrir”. Tuvo buenas críticas, una taquilla aceptable y cinco nominaciones a los Oscars. Además, desde su estreno es un film alabado por varias personas. Pero también hay otras verdades. No ganó ningún Oscar y hubo cierta displicencia en el trato hacia ella. Una especie de “vale Steven te has puesto serio esta vez y no está mal. Pero ahora ponte a trabajar en algo más de tu estilo”. En resumen, olvidémonos de Munich. Y eso no debe pasar nunca. Porque estamos quizá ante la mejor película de Steven Spielberg (que conste que quizá está en negrita)

Munich es cruda, osada y directa. No hay zarandajas, ni desvíos. Spielberg decide hacer una película con todas las de la ley, cogiendo todo lo bueno de su cine (menos David Fincher, nadie rueda como él) pero obviando todo lo malo. O sea sus famosas trampas. Porque Munich no es la La lista de Schindler. No hay niñas con abrigos rojos en una película en blanco y negro. No hay finales dudosos. El viaje al infierno de los cuatro asesinos que matan a asesinos es real. Y la violencia es real. ¿Desagradable? Bastante, pero el terrorismo lo es. El ataque del Mossad en Beirut, el asesinato de (mi adorada) Marie Joseé-Croze, la metódica narración de los asesinatos de los deportistas israelíes... Spielberg viaja junto con Eric Bana, Ciarán Hinds, Daniel Craig, Mathieu Kassovitz y Hanns Zischler en su viaje. Pero lo hace al lado, donde no se pueden hacer trucos de efecto. Por cierto, ¿cómo puede ser que Bana y Hinds no tuvieran una campaña para optar a los oscars de mejor actor principal y de reparto, respectivamente?

Munich habla del terrorismo. El palestino, el vasco, el israelí, el estadounidense... Observamos un bucle inacabable de horror. Como la misión de los protagonistas que va más allá de los objetivos y se mete en sus casas. Quizá esa claridad para hablar del GRAN TEMA, hizo que muchos se asustaran.

Me gustaría que Munich no fuera una nueva El imperio del sol. Es decir una obra grandiosa tapada por películas menores (pero más exitosas) del bueno de Spielberg. Aunque sea un viaje duro acompañad a estos hombres en su camino. Y luego hablad de Munich, que no se quede olvidada en la memoria.

PD. Que conste que me gusta La Lista de Schlinder. Sólo pienso que está algo sobrevalorada.
4

Series de cine: Colombo. Lucha de clases policíaca



Puede chocar hablar de Colombo aquí. No pertenece a esta maravillosa generación de series adultas e inteligentes (Los Soprano, El ala oeste de la Casa Blanca, Dexter...) que disfrutamos actualmente. Pertenece a una época de series sólidas y profesionales que pululaban por la televisión norteamericana en los años 70. Pero Colombo siempre me fascinó porque era mucho más de lo que en un principio ofrecía (una típica serie policíaca).

El argumento de cada capítulo era siempre el mismo. Un personaje elabora un plan para realizar el crimen perfecto. Tras realizarlo se queda libre de sospechas...hasta que llega el Teniente Colombo. Para resolver el caso nuestro protagonista se hace amigo del criminal...para investigar el crimen junto a él. A partir de ahí comienza un tira y afloja entre el criminal (que intenta encubrir lo que ha hecho) y Colombo (que intenta resolverlo). Al final, como no, Colombo resuelve el caso gracias a un giro inesperado. Bueno, pues aquí tenemos el argumento que se repetía absolutamente en TODOS los episodios.

Pero si rascamos Colombo podía ser algo más. El criminal siempre era un personaje de clase alta (económica y cultural) que bajo su prepotencia organizaba un crimen perfecto. Generalmente para mantener ese estatus. Por otro lado tenemos al bueno. Un policia de clase media que a pesar de resolver cientos de casos no tiene dinero ni para comprarse una gabardina decente. Durante el capítulo (de larga duración) vemos una autentica lucha de clases dialéctica e inteligente, en donde la clase alta (el criminal) lucha contra la clase media (la justicia).

Hay cientos de razones por las que recomendar Colombo. El carisma que desprendía Peter Falk, sus excelentes guiones, los maravillosos villanos (Patrick McGoohan, John Cassavetes, Dick Van Dyke...). Aunque puede ser que haya gente que le parezca una serie aburrida y repetitiva. Pero me remito al chiste que escribieron los grandes Albert Monteys y Manel Fontdevila en ese icono que es la tira cómica: Para ti, que eres joven

- ¿Te gusta Colombo? Pero, si siempre es igual.
- Lo sé. ¡Y qué no se le ocurra cambiar!