A la venta 'Un mundo aparte. 50 visiones cinematográficas sobre la creación literaria' Programa Vivir Rodando 102: Cómo acabar con la contracultura Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase Lo mejor de 2017 (IV): Películas
0

¡Malditos yankees idiotas!

- Quemar después de leer - (Joel y Ethan Coen, 2008)





Estados Unidos es un país extraño. Es el sitio que ha dado a gente como Orson Welles, J.D. Salinger o Howard Hawks. El lugar donde se puede concentrar la mejor cultura del mundo o con algunas de las ciudades más bellas del planeta (New York, por ejemplo). Es el mismo sitio donde un idealista como Barack Obama puede llegar a ser su presidente. Pero también es el país que ha reelegido a George W. Bush como su máximo mandatario, donde alguien como Sarah Palin puede llegar a tener altas cotas de poder o que mantiene la pena de muerte. O sea un espacio con grandes posibilidades que muchas veces se comporta de manera idiota. Puede ser que los Coen hayan querido reflejar esta idiotez en su Quemar después de leer. Unos personajes que teniendo muchas cosas a favor se complican la vida, simplemente por ser cortos de mira.

Y el mensaje llega. Pero esta estupidez de los personajes de los Coen no llega a ser redonda. Porque es una película de sólo noventa minutos que tarda en arrancar y cuando lo hace no llega a explotar del todo sus grandes posibilidades. Vamos, que los Coen se contagian de la estupidez de sus personajes.

Eso si, el film no aburre en ningún momento. Tiene ritmo y siempre están pasando cosas en la pantalla. Pero quizás se nota demasiado que esta es la película post-No es país para viejos . Se nota demasiado relax y apenas está la imagineria visual de los Coen. Eso si hay que destacar el buen trabajo de los actores. John Malkovich y George Clooney componen dos personajes brutalmente patéticos, que llegan a dar pena (los personajes, no los actores) en muchos momentos de la película. Brad Pitt tiene el reto de interpretar al más idiota de todos los idiotas. Y sale más que aprobado con un gran trabajo. Mención aparte merece Francesc McDormand . Sin ninguna duda ella es el alma de la película y la razón por la que ir a ver Quemar después de leer. Absurda, idiota, incoherente y maravillosa. McDormand tiene en esta película una nominación a la actriz de reparto aunque ya sabemos que la comedia no está bien vista por los académicos de Hollywood. Da la impresión que McDormand ha ido al rescate de la película de su marido, Joel Coen. Eso si es verdadero amor.

. Intento de efecto de bola de nieve (Beatriz Madivia, Blog de cine.com)
. La conjura de los necios (Sergi Sánchez, La Razón.es)
. La sequía también afecta a los grandes (Carlos Boyero, El País.es)
. "Quemar después de leer" o cómo lograr que Brad Pitt y George Clooney parezcan idiotas (Elena Mengual, El Mundo.es)

0 comentarios: