A la venta 'Un mundo aparte. 50 visiones cinematográficas sobre la creación literaria' Breves apuntes sobre Sitges 2018 Programa Vivir Rodando 102: Cómo acabar con la contracultura Programa Vivir Rodando 101: Oscars 2018 Programa Vivir Rodando 100: Jacques Vallée / Encuentros en la tercera fase
5

Infravalorados/as de cine: Peter Sarsgaard. Inquietante presencia



Peter Sarsgaard está ahí. Parece que no, pero en cada escena este actor tiene la habilidad de adueñarse de la escena y comerse a sus compañeros de reparto. Y hacerlo de forma sibilina, sin que nadie se de cuenta. Es una presencia inquietante en las películas donde aparece. Y quizá no debería ser así. No es alguien que pueda tener un físico o una cara que sobresalga. Pero si tiene una cosa. Una mirada que generalmente hace que pienses que oculta algo, que es un personaje con doble fondo. Y por eso nos fijamos en él.

Corría la carrera de Sarsgaard de manera bastante corriente. Sin sobresaltos, con poca gente dándole la importancia que se merecía. Y llegó la estupenda película El precio de la verdad y entonces Sarsgaard vio la oportunidad. La víctima era propicia, el jedi Hayden Christenen que protagonizaba (y muy bien, por cierto) el film. Con todas las miradas puestas en el bueno de Hayden, Sarsgaard vio la oprtunidad para tirarse al cuello del joven actor y comérselo vivo. Y así fue. La trama de El precio de la verdad es apasionante. Cuenta la historia de Stephen Glass (que interpreta Hayden Christensen) un redactor de la prestigiosa revista The New Republic que fue acusado de inventarse los reportajes que hacía. Pero el verdadero de interés no lo tiene este personaje sino de el del redactor jefe, que interpreta Peter Sarsgaard. Es el encargado de descubrir la manipulación de Glass por muchos encontronazos que encuentre en el camino. No hay que decir que los minutos que sale Sarsgaard valen para comerse la película. Es el verdadero motor y punto de interés de El precio de la verdad.


Nuestro actor infravalorado se llevo varios premios o nominaciones a la categoría de mejor actor de reparto (Boston Society Film Critics Awards, Indepent Spirit Awards, San Francisco Films Critics Circle, Globo de Oro...). La nominación al Oscar de ese año parecía un hecho. Pero, incomprensiblemente, no fue así y Sarsgaard no estuvo entre los cinco finalistas. Pero el daño ya estaba medio hecho. La presencia inquietante estaba allí y ya tenía nombre. Por ejemplo, en una película tan irregular como Plan de vuelo: Desaparecida volvía a dejar su sello. Jodie Foster nos importaba un pimiento, queriamos saber más de ese villano que hacía Sarsgaard y que daba miedo con sólo mirar.

Ahora el cine norteamericano debe plantearse una cosa. ¿Quiere permitir que Peter Sarsgaard sea un actor eternamente infravalorado y que se dedique a comerse a sus compañeros de reparto? Lo más justo sería colocarle en el sitio que se merece. El de un actor que puede transmitir miles de cosas sólo con la mirada.

5 comentarios:

Coronado

Totalmente de acuerdo. Un actorazo a valorar más y a darle ese papelón para dar el salto y que adquiera el "quorum" popular reconociendo su trabajo.

Impresionante también en "Jarhead", "La llave del mal" y "Garden state" aunque también coincido contigo en que "El precio de la verdad" es seguramente su mejor trabajo.

Vivir Rodando

Es verdad que se me ha olvidado Garden State. Es un actorazo pero quizá siempre le vaya a pesar el sambenito de "actor de reparto que se come a los protagonistas". Quiero decir, ¿qué hay que hacer para que un buen secundario pase a ser protagonista?

Jordim

Este tío fue lo mejor de la última de la Coixet, por lo demás bastante olvidable..

Imogen

Anda, Coronado por estos lares, jejeje
En fin...yo venía a decir que te olvidabas de "Garden State", que está estupendo. Sin duda es el mejor después de los dos protas e incluso en algunos momentos tiene él mas puntos que los demás.

Sidhe

Y con los años que han pasado y todavía cuesta verle en la cresta de la ola. Me encantó en An Education y es un actor muy versatil (y desaprovechado).

Un saludo!